Ciberseguridad y cooperación China-Cuba: acuerdo para censurar

Ilustración: Julio Llopiz-Casal

El 3 de abril, los gobiernos de Cuba y China firmaron un acuerdo de cooperación en materia de ciberseguridad. Hasta el país asiático viajó una comitiva encabezada por Jorge Luis Perdomo, viceprimer ministro cubano, y Mayra Arevich Marín, ministra de Comunicaciones.

Arevich dijo en su cuenta oficial de Twitter que el convenio ratificaba “la voluntad de trabajar por un ciberespacio en función del desarrollo y el bienestar de sus pueblos”.

La titular del ramo, sin embargo, no explicó qué quiso decir cuando habló de “desarrollo” y “bienestar”. Cuba fue uno de los dos únicos países de América Latina donde el Gobierno cortó el internet a sus ciudadanos en 2022. Y, de acuerdo con la ONG Freedom House, la Isla es una de las naciones que menos libertad de internet tiene en el mundo y el que menos tiene en América Latina.

Perdomo, por su parte, acotó que ambas naciones tenían una “relación estratégica de larga duración”. “Teniendo en cuenta no solo el impacto que tienen en la economía, sino también el impacto que tienen en la seguridad nacional de nuestros países, las plataformas de las TIC (tecnologías de la información y las comunicaciones) son también plataformas para la desestabilización política”, añadió el funcionario.

El viceprimer ministro tampoco explicó de qué formas estas plataformas podrían desestabilizar al Gobierno que él representa.

Es común que ETECSA —la única compañía de telecomunicaciones permitida en la Isla—, interrumpa el servicio de internet móvil a la ciudadanía. Ya sean apagones generales en medio de protestas sociales o cortes selectivos dirigidos a individuos específicos, YucaByte ha registrado periódicamente este tipo de violaciones a los derechos digitales de los cubanos.

Según el texto del acuerdo, ambos países se comprometieron a cooperar en la prevención y el combate de amenazas de origen cibernético. Además, el documento señala que promoverán el desarrollo de la industria de la ciberseguridad.

Durante su viaje a China, la delegación del régimen también visitó empresas de biotecnología y se reunió con altos funcionarios del Partido Comunista Chino.

Colaboración Cuba-China en censura

El posicionamiento del Gobierno chino con respecto a internet, comparado con otros países, sobresale por su control de contenidos y censura.

En junio de 2022 trascendió que la Administración del Ciberespacio de China, un organismo encargado de la regulación de la información y la vigilancia en redes, había anunciado un proyecto de ley enfocado en endurecer ese control.

La normativa exige que todos los servicios de redes sociales y plataformas de video revisen los comentarios de los usuarios antes de publicarlos. También obliga a los administradores de las plataformas a emplear un grupo de moderadores de contenido. Los usuarios que no cumplan con estos requisitos podrían enfrentar sanciones y la suspensión del servicio.

Y es en ese Gobierno y esas instituciones que el régimen cubano ha encontrado un aliado.

En 2014, varios tratados de cooperación mutua fueron firmados entre China y Cuba. Entre ellos, uno centrado en la cooperación de ambos gobiernos en el ciberespacio

Un año después, Miguel Díaz-Canel, en ese entonces primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, participó en la clausura del Primer Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad. Allí, el futuro presidente designado reafirmó que existían convenios de colaboración con China y Rusia, otro país cuyo gobierno es considerado autoritario.

“En correspondencia con los riesgos y amenazas identificadas en el ciberespacio se diseñan acciones para proteger nuestra soberanía y afianzar la cooperación internacional en materia de ciberseguridad con otras naciones”, expresó.

En 2015, la prensa controlada por el Estado resaltó los mecanismos de intercambio existentes para lograr la “informatización de la sociedad cubana” que el Gobierno tenía con China y Rusia.

En octubre de 2019, Wilfredo González Vidal, viceprimer ministro de Comunicaciones, viajó hasta China para presentar la Feria Informática 2020. En el encuentro, Vidal aseguró que el país consideraba a la ciberseguridad como un “pilar fundamental” de desarrollo.

Precisamente, uno de los invitados especiales a Informática 2020 fue Fang Binxing, conocido como el “padre del diseño de la ciberseguridad de la información en China”. Binxing es uno de los creadores de “El Gran Cortafuegos de China”, una herramienta de censura que filtra contenidos en internet y que bloquea páginas como Facebook y Google.

Al evento también asistió Houlin Zhao, secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Por otro lado, varios medios estatales cubanos confirmaron a principios de 2020 el otorgamiento de una donación de 880 millones de yuanes, aproximadamente 129 millones de dólares en ese momento, para proyectos de ciberseguridad.

Huawei y la infraestructura cubana de telecomunicaciones

Se ha reportado que en el código fuente de equipos de telecomunicaciones cubanos hay rastros de código chino. Además, el portal por el que la ciudadanía accede a internet parece haber sido creado también por desarrolladores chinos: se encontraron comentarios en ese idioma en el código fuente del portal.

Un día después de las manifestaciones del 11 de julio de 2021, el medio Newsweek señaló que los principales proveedores de equipos de telecomunicaciones de ETECSA procedían de esa nación. De esta manera, Huawei, ZTE o TP-Link son marcas que trabajan con el monopolio. Esto, para Newsweek, podría ser indicativo del importante rol que juega el país asiático en la censura que implementa el régimen cubano.

En noviembre de 2015, ETECSA y Huawei llegaron a un acuerdo que le permitía a la compañía cubana comprar dispositivos y mejorar servicios de voz y datos. En el acuerdo también estaba incluido el recambio de piezas de repuesto y asesoramiento técnico para los especialistas de ETECSA.

El convenio trataba proyectos de redes de telefonía celular y fija y acceso a internet a través de wifi.

Un artículo de la revista científico-técnica Tono ETECSA reconoció la existencia de equipos de Huawei en redes de telecomunicaciones cubanas. Este documento también menciona la presencia de esta tecnología en las redes de acceso que van desde los hogares o los centros de trabajo hacia las oficinas de ETECSA.

Entre los equipos mencionados de la red de acceso se encuentran:

  • Huawei SmartAx MA5600T
  • Huawei SmartAx MA5616
  • Huawei SmartAx MA5612 GPON ONU
  • Huawei SmartAx MA5626 GPON ONU
  • Huawei LANSwitch de la serie S5300, S3900, S2300, S3300

El Estado cubano utiliza tecnología de Huawei para modernizar su infraestructura. La tesis de maestría del ingeniero Rubén Lucio Camacho Aguilera, del año 2011, indica que el país pensaba introducir las redes de próxima generación (NGN, en inglés) con tecnología de Huawei. Una NGN es una red basada en la transmisión de paquetes capaz de proveer servicios integrados, incluyendo los tradicionales telefónicos, y capaz de explotar al máximo el ancho de banda del canal haciendo uso de las Tecnologías de Calidad del Servicio de modo que el transporte sea totalmente independiente de la infraestructura de red utilizada.

La tesis confirmó el uso de la NGN U-SYS, de Huawei, en Cuba. Asimismo, habló de la existencia de la Pasarela de Medios Universal(UMG8900) y del SoftSwitch (Softx3000) —ambos de Huawei— que estaban instalados en el Centro de Telecomunicaciones del Vedado. 

Según este documento, UMG8900 es el equipo clave de las soluciones U-SYS. “Este dispositivo se considera universal ya que puede ser usado para dar varios servicios en las redes NGN en la capa de acceso y transporte dependiendo de cómo se configure el mismo”, refirió Camacho Aguilera.

Una de las ediciones de 2009 de la Gaceta Oficial de la República de Cuba confirma el uso del UMG8900 en la Isla desde, al menos, 2009.

Sumado a esto, la tesis de diploma del estudiante de Ingeniería Eléctrica Eloy Salt Valero explicó el uso de la tecnología Huawei Quidway 40x en las redes comerciales de acceso a banda ancha. Salt Valero comentó que el Quidway 40x, al menos en 2015, estaba conectado a los nodos de Cienfuegos, Matanzas, Camagüey, Holguín y los existentes en los edificios Luz y Águila en La Habana.

Salt Valero señaló la presencia de equipos OSN7500 y OSN6800 en esos nodos. Al igual que la presencia de dispositivos DSLAM de Huawei, los cuales proveen acceso a los servicios DSL y son empleados para el servicio de Nauta Hogar

Algunos de estos dispositivos DSLAM son:

Por otro lado, se han encontrado evidencias que señalan que la tecnología asociada a Huawei es utilizada para bloquear los sitios webs de medios independientes en la Isla. En 2017, un reporte del Observatorio Abierto de Interferencia en la Red (OONI, en inglés) descubrió que al acceder a sitios prohibidos dentro del país desde parques wifi, aparecía un valor informático (V2R2C00-IAE/1.0.) asociado a eSight, un sistema de gestión de infraestructura de Huawei.

El reporte concluyó que, aunque era claro que en Cuba se estaban usando los puntos de acceso a internet provistos por Huawei, no estaba claro hasta dónde el equipo de la empresa china está involucrado en la censura. 

A pesar de estas dudas, la revista The Diplomat considera que la ayuda china es fundamental para que el Gobierno cubano se “mantenga a flote” durante protestas ciudadanas. De igual manera, es importante recordar que Huawei está dentro de la lista de entidades sancionadas por Estados Unidos desde 2019, al ser considerada por este país como un “riesgo de seguridad nacional”. Las redes 5G de la empresa china —y las de ZTE— también fueron prohibidas en Suecia.

Dejando de lado la parte técnica y la posible complicidad de la empresa china, las legislaciones que el régimen cubano utiliza para regular las telecomunicaciones y la ciberseguridad, en la práctica, están más enfocadas en el control ciudadano que en la justicia o el bienestar. El Decreto-Ley 370, aprobado en 2019, penaliza el disenso y el activismo independiente en internet bajo justificaciones tan ambiguas como “la moral, el orden público, las buenas costumbres y el interés social”; y el Decreto-Ley 35, aprobado en 2021, legaliza los apagones generales de internet, una táctica represiva que el Gobierno utiliza a su conveniencia.

La jurista Laritza Diversent, del Centro de Información Legal Cubalex, dijo a YucaByte que el uso de estos términos y legislaciones le confiere al poder un margen demasiado amplio de actuación.

Al respecto, la abogada puntualizó: “Esos no son límites lógicos a la libertad de expresión, sino cosas inventadas por el Gobierno, que responden a una ideología y no a la protección y garantía de los derechos humanos”.

Entradas creadas 33

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba