Mayra Arevich Marín: una ciberclaria que se convirtió en ministra

Pues sí, se puede pasar de ciberclaria a dirigir todo un ministerio. Incluso, se puede ser ciberclaria y, a la vez, tener un alto cargo y ser un importante cuadro político del país. Existe la creencia de que tras los perfiles falsos dedicados a ciberacoso y la divulgación de noticias falsas –he aquí una definición de “ciberclaria”- hay un soldadito digital, anónimo hasta en la realidad analógica. Pero la verdad es que no siempre es así. La historia de Mayra Arevich Marín, la nueva ministra de Comunicaciones, lo prueba.

El misterioso caso de María Silvia y la ministra Arevich

La trayectoria de Arevich de una simple graduada universitaria a ministra de Comunicaciones es, para los estándares del Gobierno cubano, impecable. Después de graduarse de Ingeniería en Telecomunicaciones en 1989, Arevich pasó su servicio social de dos años (como especialista en conmutación telefónica) en la empresa telefónica “13 de marzo”, que poco después se fusionaría con otras instituciones para formar la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A (ETECSA). 

La recién graduada tuvo una carrera laboral ascendente de manera que, para 2011, cuando fue nombrada presidenta ejecutiva de ETECSA, ya había pasado por todos los altos cargos de la empresa.

A inicios de 2019, Arevich debió cumplir dos órdenes muy importantes. La primera era tener presencia Twitter, un mandato del presidente Miguel Díaz-Canel a todos los cuadros políticos que pretendía dar la imagen de un Gobierno actualizado en materia tecnológica. La segunda orden en verdad era de 2015, pero en 2019 ya Arevich y el Ministerio de Comunicaciones (MINCOM) contaban con solo un año para ejecutarla. Para el 2020, ETECSA debía cumplir su compromiso con la Agenda Conectar 2020 de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UTI), lo que significaba reducir la brecha digital en Cuba dando acceso a internet al 50% de los hogares.

En marzo de 2021, ETECSA y el MINCOM solo habían cumplido el 5% de su compromiso. No obstante, Arevich sí que cumplió el mandato de Díaz-Canel en tiempo. El 19 de febrero de 2019, ETECSA anunció que su presidenta ejecutiva acababa de “estrenar cuenta en Twitter”, sin embargo, algo parecía no encajar en aquel nuevo perfil.

 

ministra ciberclaria

La cuenta que hoy usa Mayra Arevich Marín fue creada en 2014

Resulta que antes de darse a conocer en Twitter como Mayra Arevich Marín, la presidenta ejecutiva de ETECSA llevaba una doble vida de ciberclaria, bajo el nombre de María Silvia Cuba y con una foto de perfil del famoso personaje animado homónimo de Juan Padrón.

Sería imprudente decir si era en su tiempo libre o durante su jornada laboral (lo cual explicaría al menos una pequeña parte del incumplimiento con la Agenda Conectar 2020) que Arevich se desdoblaba y asumía la personalidad su alter ego. Aunque, en verdad, no se diferenciaban mucho una de otra. Como María Silvia Cuba, la actual ministra de Comunicaciones igual lanzaba alguna “respuesta revolucionaria” al senador cubanoamericano Marco Rubio que compartía montajes de baja calidad con fotos de Fidel y Raúl Castro, Díaz-Canel… En fin, cosas de ciberclaria. Ya como Mayra Arevich Marín hizo -y hace- lo mismo y hasta fue más allá, al acosar a la periodista Yoani Sánchez.

La vida de ciberclaria de Arevich no era demasiado secreta, por más que ETECSA disimulara presentando su estreno en Twitter cinco años después. En primer lugar, porque a veces se refería a sí misma como “trabajadora del sector de las comunicaciones” y porque este era el perfil de Twitter que daba como contacto. Por ejemplo, en junio de 2018, Jorge Fernando Negrete, uno de los más destacados analistas del sector de las telecomunicaciones en América Latina, etiquetó a María Silvia Cuba en un tuit sobre el 6to Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones, celebrado en Varadero, Matanzas. En el tuit, Negrete la llama “directora de ETECSA Cuba”.

Por otro lado, el pasado de ciberclaria de Arevich se revela debido a una chapuza realizada por ella misma. Al parecer, su experiencia de 32 años de trabajo en la única empresa de telecomunicaciones de Cuba no le sirvió para advertir que debía abrirse un perfil nuevo, y no cambiar de usuario, como hizo.

La historia de Mayra Arevich Marín abre el camino a ciertas dudas y especulaciones que, dado su caso, pudieran no ser imposibles. Si la presidenta ejecutiva de ETECSA, prospecto –ya hecho realidad- de ministra de Comunicaciones, ejercía a la par de su cargo el papel de ciberclaria… ¿acaso no existe la posibilidad de que este sea el hobby de algún otro capitoste de la élite gubernamental cubana o sus cercanos? ¿Es Arevich/María Silvia Cuba un caso aislado entre los altos funcionarios de régimen? Son preguntas inevitables que quedan en el aire.

La hora del premio

El pasado martes 20 de abril de 2021, el periódico Granma dio a conocer una decisión del Consejo de Estado: Jorge Luis Perdomo Di-Lella asume el cargo de viceprimer ministro, sustituyendo a Roberto Morales Ojeda, quien fue trasladado al Departamento de Organización del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC). Al dejar Perdomo vacante el puesto de ministro de Comunicaciones, este cargo le fue dado a Mayra Arevich Marín, hasta entonces presidenta ejecutiva de ETECSA.

Tras el 8vo Congreso del PCC, la élite del régimen ha reorganizado su estructura gubernamental a la manera de jugadas de ajedrez. Algunas de estas jugadas responden a intereses muy específicos del alto mando del país, como la entrada de Luis Alberto Rodríguez López-Calleja (presidente ejecutivo del emporio económico militar Grupo de Administración Empresarial S.A, o GAESA) al Buró Político del PCC. Otras responden a la necesidad de premiar a ciertos voceros que han demostrado su lealtad al régimen, como el nombramiento de Humberto López (el rostro público de la campaña de difamación y represión del régimen hacia las voces disidentes del país) como miembro del Comité Central del PCC.  Y algunas, como los ascensos de Perdomo y Arevich, a ambas cosas.

Por supuesto, a Perdomo y a Arevich no se les premia por haber incumplido con la Agenda Conectar 2020, ni porque se entretuvieran haciendo de ciberclarias, sino por haber dirigido un lento y precavido proceso de informatización de la sociedad a la par de un acelerado y eficiente sistema de censura y violación a los derechos digitales sobre los usuarios del país.

Jorge Luis Perdomo, por ejemplo, fue la figura que impulsó el Decreto Ley 370, un mecanismo que legaliza la represión sobre la libre expresión y que en la Isla se conoce popularmente como “Ley Azote”. Arevich, al ser la encargada del monopolio de las telecomunicaciones en Cuba, es la persona detrás del bloqueo a diversos sitios webs y medios independientes digitales, además de ser en gran medida responsable de los cortes de internet y de servicios de telefonía móvil que desde hace años se ejecutan sobre artistas, periodistas y activistas políticos. De hecho, uno de los méritos alcanzados por Arevich –o así deben verlo en el Consejo de Estado- es haber sido incluida, en junio de 2019, en la base de datos de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC) de “represores violentos”, junto a otros oscuros personajes como Iroel Sánchez, Manuel. H. Lagarde (director de Cubasí, asociado a ETECSA) y Ernesto Gómez Novoa (segundo jefe de la Aduana General de la República de Cuba).

Con los ascensos de Perdomo y Arevich, el Gobierno cubano se blinda de golpe con dos Ingenieros y especialistas en censura digital. Este último tema, según evidenció el 8vo Congreso del PCC, interesa mucho al régimen.

Miguel Díaz-Canel desde hace algún tiempo se destapó como un ferviente defensor de la censura, según demostró la “filtración” de un video donde hablaba al respecto. Ya en el marco del 8vo Congreso, mientras más de una veintena de activistas políticos fueron privados de los servicios de internet y telefonía móvil, Raúl Castro habló sobre los peligros de las redes sociales y aseguró que la contrarrevolución en Cuba era meramente “virtual”. También Víctor Gaute López, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del PCC, se refirió exclusivamente en su intervención a la necesidad de “librar una lucha ideológica” desde las redes sociales, para lo cual exigió “estar en la ofensiva”. O sea, las redes sociales y las telecomunicaciones en general se han convertido en una cuestión de primer orden para los mandamases del régimen.

Por ahora, solo es seguro que en los próximos meses Arevich acaparará titulares cuando sea ella la encargada de presentar el contenido del  nuevo Decreto Ley “De las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y la Comunicación, y el Uso del Espectro Radioeléctrico”, impulsado por su antecesor y aprobado el pasado 13 de abril.

Según el sitio web oficial del parlamento cubano, este Decreto Ley estará “en correspondencia con el derecho irrenunciable y soberano del Estado cubano de regularlos (Telecomunicaciones, Tecnologías de la Información y la Comunicación, y Espectro Radioeléctrico) por su papel significativo en el desarrollo político, económico y social del país, y por constituir un medio efectivo para la consolidación de las conquistas del Socialismo y el bienestar de la población”. Además “contribuirá como instrumento regulatorio básico a la informatización del país; a la soberanía tecnológica; a la eficiente gestión del espectro radioeléctrico; a contrarrestar las agresiones radioeléctricas y en el ciberespacio; a salvaguardar los principios de seguridad e invulnerabilidad de las telecomunicaciones en beneficio de la economía, la sociedad, la Seguridad y la Defensa Nacional, el Orden Interior y la Defensa Civil; y para defender los logros alcanzados por nuestro Estado socialista”.

En resumen, será Arevich/María Silvia Cuba quien pronto anuncie las “buenas nuevas” de un posible Decreto Ley 370 en su versión 2.0.

Entradas creadas 175

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 10 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba