Nauta Hogar: ni para todos los hogares, ni para todos los bolsillos

Foto: Yariel Valdés

 

En 2015 el Gobierno cubano aceptó cumplir con los planes de la Agenda Conectar 2020, establecidos por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UTI). En resumen, estos planes buscaban el compromiso de todos los países asociados a garantizar la “reducción de la brecha digital y el acceso a banda ancha”, además de “lograr la igualdad en materia de accesibilidad” a esta última.


 Para los estándares usados por la UIT, Cuba entraba en la lista de “países en desarrollo”, a los cuales correspondía completar ciertas metas antes de 2020. Una de ellas era dar acceso a internet al 50% de sus hogares. A la altura del primer trimestre de 2021, la Isla está todavía muy lejos de cumplir con lo pactado.

Accesibilidad

Según las estadísticas ofrecidas por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), la cantidad de hogares en Cuba ronda los 3.8 millones. En enero de 2020, sin embargo, la ONEI también reveló que solo 1.1 millones de hogares tenían acceso a telefonía fija.

Dado que el servicio de internet en los hogares ofrecido por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A (ETECSA), llamado Nauta Hogar, se establece por medio de conexión por ADSL y necesita de telefonía fija, solo el 29% de los hogares cubanos tendrían, en teoría, las  capacidades imprescindibles  para acceder a este servicio.

En el espacio televisivo Mesa Redonda del 3 de marzo de 2021, Mayra Arevich, presidenta ejecutiva de ETECSA, reveló que el servicio de Nauta Hogar llega actualmente a 189.000 hogares, es decir, el 5% del total que existen en el país. De lo acordado en la Agenda Conectar 2020 respecto a la expansión del servicio de internet a los hogares, Cuba solo cumplió una décima parte. 

Arevich, sin embargo, prometió que al cierre de 2021 habría un “significativo” adelanto respecto a la situación actual de la accesibilidad al Nauta Hogar, ya que para entonces el servicio llegaría a 239.000 hogares, es decir, al 6% del total existente.

La tecnología ADSL, además de acercarse a la obsolescencia, resulta en extremo costosa en comparación con tecnologías inalámbricas capaces de dar un servicio de banda ancha. En Cuba, por ejemplo, el ritmo de crecimiento de instalaciones de Nauta Hogar ha sido muy inferior al del servicio de datos móviles.

Buena parte de la lentitud del proceso de expansión del Nauta Hogar se debe a su dependencia a las capacidades infraestructurales de ETECSA respecto a la telefonía fija en distintas zonas. Esto provoca que los usuarios no puedan solicitar el servicio libremente, sino esperar a que ETECSA comunique que en su territorio están dadas las condiciones de accesibilidad.  En el sitio web del gobierno de Santa Clara, por ejemplo, ETECSA establece que para solicitar Nauta Hogar la residencia del usuario debe estar a menos de 2 km de una central telefónica, porque la comercialización de este servicio “está limitada por la capacidad técnica que disponen la mayoría de las centrales telefónicas”.

Precios

Otro de los factores que imposibilitan la expansión del servicio del Nauta Hogar está relacionado a los elevados precios impuestos por ETECSA para este tipo de conexión.

Un cálculo, basado en la opción de 4Mbps como velocidad de conexión que ofrece ETECSA, indica que para costear el servicio durante todo el mes un hogar debe desembolsar 8.875 CUP, es decir, unos 355 USD al cambio en Cuba. Si se tiene en cuenta que el salario mínimo en el país es de 2.100 CUP, puede deducirse que el costo del internet en el hogar en Cuba es de los mayores de la región y, quizás, del mundo.

 Salario mínimo y precio de acceso a internet (~ 4Mbps) en los hogares.

Según IPS Cuba, las autoridades cubanas prometieron en 2019 que “a medida que se extienda las posibilidades de acceso bajarán los costos del servicio, para lo cual se prevé priorizar las tecnologías inalámbricas entre de las variables de infraestructura”. En ese caso, Cuba puede estar a las puertas de una renovación tecnológica y, de paso, de una disminución del precio del internet en los hogares.

El 3 de marzo de 2021, Frank Pavón Carbonell, director central de la División de Servicios Móviles de ETECSA, anunció que para el segundo semestre del año el servicio Nauta Hogar funcionaria a través de acceso inalámbrico a la red celular 4G.

Si bien no se ha implementado esta medida, se sabe que ETECSA cuenta con cierta infraestructura necesaria para lograrlo. Lo más probable es que la conectividad inalámbrica llega a los hogares mediante Router Wifi Alcatel, específicamente el modelo Adaptador Wifi Alcatel MX41NF, que el monopolio de las telecomunicaciones en Cuba posee desde inicios de 2019, aunque se desconoce si en cantidades suficientes para expandir el servicio por toda la Isla.

El precio que tendrá este dispositivo, así como las nuevas tarifas del Nauta Hogar, se desconocen de momento. Sin embargo, atendiendo a la promesa de que a mayor desarrollo tecnológico y expansión de servicios corresponden menores costos, tal vez esté próxima a llegar a Cuba la pedida disminución de los precios de internet.

Entradas creadas 186

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba