#11J: bloqueo de internet y redes para esconder las protestas en Cuba

El pasado 11 de julio se sucedieron una serie de protestas populares espontáneas a lo largo de decenas de localidades cubanas que movilizaron a miles de ciudadanos. Hasta horas de la tarde, las manifestaciones fueron reprimidas con golpes, gas pimienta y balas de goma por parte de policías y efectivos militares del régimen, que dejaron un saldo de varios heridos.

Para ese entonces, el senador cubanoamericano Marco Rubio advirtió en su perfil de Twitter que era muy probable que el gobierno cubano cortara los servicios de internet y telefonía celular para evitar que se compartieran en redes sociales las imágenes de sus actos violentos. No le faltó razón.

 A las 4:05 pm, mientras los medios oficiales de la Isla anunciaban una comparecencia en televisión nacional del dictador Miguel Díaz-Canel, el internet fue cortado  no solo en las zonas donde se estaban desarrollando las protestas, sino en toda Cuba. 

El apagón premeditado de internet precedió a la orden del régimen de arreciar la represión violenta contra los manifestantes pacíficos y convocar a un enfrentamiento entre civiles. 

Doug Madory, director de Análisis de Internet de la compañía Kentik.inc (cuya labor es registrar el tráfico en la web a nivel global)  confirmó el apagón generalizado de internet del 11 de julio. Según reportó, el tráfico en la web en Cuba fue reducido a cero, algo que también fue denunciado por la ONG internacional Access Now, defensora y promotora de los derechos digitales.

En horas de la mañana del lunes 12 de abril, el país continúa con el bloqueo de redes y cortes en el servicio de internet. Esto ha sido confirmado por el Open Observatory of Network Interference (OONI), un proyecto de sosftware libre que tiene como objetivo potenciar los esfuerzos descentralizados para aumentar la transparencia de la censura de Internet en el mundo. Esta organización ofreció los datos de los horarios en que fueron bloqueados por el gobierno cubano los servicios de Telegram, Whatsapp y Signal desde la tarde del pasado domingo.

También el observatorio de internet NetBlocks ofreció datos irrefutables sobre el corte masivo de internet y responsabilizó por ello al monopolio de la comunicaciones en Cuba, la empresa estatal ETECSA.

Los datos ofrecidos por el servicio de informe de transparencia de Google indican que sobre las 4 pm del 11 de julio se redujo en Cuba el tráfico de usuarios en plataformas como Youtube, en un horario que comúnmente es de alto tráfico en Cuba. Lo anterior puede apreciarse en el siguiente gráfico:

 

Cortes de internet

Por su parte, la plataforma IODA del Center for Applied Internet Data Analysis (CAIDA), encargada de monitorear internet para identificar cortes macroscópicos en la red, también dio cuenta del corte ocurrido el pasado domingo en Cuba. En su reporte, la hora coincide con los ya mencionados. CAIDA es una centro que realiza investigaciones en red, cuya misión es construir una infraestructura de investigación para respaldar la recopilación, conservación y distribución de datos a gran escala para la comunidad científica.

 

IODA

 

Algunos cubanos han divulgado la opción de comunicarse mediante VPNs como Psiphon, y otros aseguran que el servicio NautaHogar y las zonas wifi continúan en funcionamiento. Sin embargo, para acceder a dichas zonas es necesario salir a las calles, que en buena medida están tomadas por efectivos militares y policiales del régimen.

No obstante, existen reportes que indican que no en todas las regiones del país se ha mantenido el servicio de NautaHogar.

En las redes se han propagado rumores sobre la posibilidad de que los ciudadanos cubanos burlen el bloqueo de internet del gobierno mediante conexión satelital.

Sin embargo, según explicó Doug Madory a YucaByte, esto no es posible.

No es posible desafortunadamente, poder conectarse así en Cuba. Para conectarse a un satélite se necesita de material especial, o sea, un teléfono satelital. Esto es ilegal en Cuba. Además, si un cubano tuviera un teléfono satelital, no le funcionaría porque las empresas de servicios satelitales necesitan una licencia del gobierno de Cuba, y no la tienen. ETECSA sigue siendo la única vía de conexión en Cuba. Si existe la posibilidad de que la licencia se dé, debe ser a través de un regulador de telecomunicaciones que la conceda. Es difícil saber cómo funciona esto específicamente en Cuba. En todo caso, esas son cosas que maneja el Ministerio de Comunicaciones cubano.-dijo Madory.
El régimen ha confirmado mediante sus actos lo que hace una semana negó ante las Naciones Unidas debido al informe presentado a este organismo internacional por Clément Voule, relator especial sobre el derecho a la libertad de reunión pacífica y asociación de la ONU. Voule, frente al Consejo de Derechos Humanos de dicha institución, incluyó al gobierno cubano entre aquellos que violan los derechos digitales de sus ciudadanos mediante, entre otras cosas, apagones de internet durante protestas populares.

También otras ONG internacionales han denunciado este tipo de arbitrariedades, como #KeepItOn Colaition, Access Now y Amnistía Internacional. Además, el régimen cubano ha sido criticado por estas medidas tanto por el Departamento de Estado de Estados Unidos como por el Parlamento Europeo, el cual hizo pública su denuncia en una histórica Resolución aprobada el pasado 10 de junio.

El gobierno cubano culpa de la censura en internet a los apagones eléctricos (13/07/2021)

El pasado 11 de julio, a raíz de las protestas populares que se desarrollaron en decenas de lugares en Cuba, el gobierno cubano cortó de manera absoluta el servicio de datos móviles. Esto sucedió una vez se anunció la intervención televisiva de Miguel Díaz-Canel, en la cual convocó a una guerra civil contra los manifestantes. Durante los siguientes dos días, el régimen mantuvo bloqueado el internet de manera aleatoria en algunos casos y en todo el país impidió el acceso a redes sociales y servicios de mensajería. De igual forma, se registró el bloqueo de varias VPN.

En una conferencia de prensa ofrecida el 13 de julio, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, fue interpelado al respecto por la prensa extranjera acreditada en la Isla. A la situación de los cortes de internet y el bloqueo de redes sociales, respondió:

“El país está viviendo en estos días una situación compleja (…) El acceso a la información de nuestro pueblo es un derecho. Está claro que hay condiciones complejas que se reflejan no solo en el acceso a internet. Se reflejan en el acceso a la alimentación. En Cuba no hay nadie, como en países del primer mundo, pasando hambre (…) Hemos tenido problemas con la electricidad, tenemos problemas de conectividad y es verdad que estamos en una situación compleja, y es verdad que en estos días ha habido no solo falta de fluido eléctrico, que repercute también en el funcionamiento de las redes, los nodos y los servidores de las telecomunicaciones”.

 

Rodríguez esquivó durante toda la conferencia de prensa el tema de los derechos digitales violentados a los cubanos por el gobierno, así como negó que se hubiese reprimido violentamente a los manifestantes. A duras penas, el ministro atinó a culpar a los cortes eléctricos, sin embargo, es imposible que problemas con el fluido eléctrico atente contra el acceso a redes sociales y servicios de mensajería en el país. Apagones generalizados de electricidad y fallos en los generadores eléctricos de respaldo de ETECSA sí podría afectar el servicio de internet y  telefonía. Además, durante las últimas semanas se han registrado cortes de fluido eléctrico en buena parte de la isla y no se reportaron problemas de acceso a redes sociales y servicios de mensajería online, más allá de los cortes dirigidos a artistas, activistas y periodistas independientes.

Mientras tanto, el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, exigió al gobierno cubano restablecer el servicio de internet a los ciudadanos de la Isla.

“A medida que se han producido las protestas, hemos visto al gobierno cubano responder con cortes de internet, con apagones. Estos son cierres de internet puestos por el gobierno, por lo que hacemos un llamado a los líderes de Cuba para que muestren moderación. Instamos a respetar la voz del pueblo abriendo todos los medios de comunicación, tanto digitales como no digitales”, expresó Price en una conferencia de prensa, aludiendo también a la censura gubernamental cubana sobre los medios independientes del país.

El mismo 13 de julio, en el espacio televisivo Mesa Redonda, la periodista y vocera oficial Arleen Rodríguez Derivet contradijo las excusas del canciller cubano respecto a los motivos del bloqueo del gobierno sobre las redes sociales.

“Entiendo como periodista, aunque me dañe, la medida del corte de las redes sociales porque es un área donde se está organizando la guerra contra Cuba (…) Nuestra gente comprenderá, con el tema de las redes sociales, que se toma una medida soberana.”

Rodríguez Derivet, además, calificó a quienes filmaron videos de las protestas populares y de los actos represivos y violentos del régimen como personas que buscan generar “ansiedad e histeria”. 

En verdad, es gracias a estos videos y las alternativas usadas por los cubanos para subirlo a las redes sociales que ha podido trascender información sobre la real magnitud de las manifestaciones y de la violencia ejercida por el gobierno cubano.

Entradas creadas 145

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba