Cuba es el país con menos libertad de internet en América

Ilustración: Alejandro Cañer

Freedom House (FH), una organización prodemocracia encargada de evaluar la situación de los derechos humanos en el mundo, publicó el 18 de octubre su informe anual sobre libertad en internet.

El informe corresponde al período entre el 1 de junio de 2021 y el 31 de mayo de 2022 y mide la libertad en la red de varios países en una escala de 100 puntos. Según FH, si un país está cercano a 100 significa mayor libertad, y si está más cerca a 0 significa que tiene menos.

El gobierno cubano obtuvo como resultado final una puntuación de 20 sobre 100, con un punto menos con respecto a 2021, lo que lo califica como un país sin libertad en internet. Las tres categorías que evalúa el informe son: Obstáculos en el Acceso a Internet, en la cual Cuba obtuvo 4 puntos de 25; Limitación de Contenidos en línea, 9 de 35; y Violaciones de los Derechos de los Usuarios, 7 puntos de 40 posibles.

Cuba fue el país con menor puntuación del continente americano y el cuarto peor del mundo. Los primeros puestos en el ránking le corresponden a Costa Rica, por América, y a Islandia a nivel mundial.

El reporte resume de esta manera la situación de internet en la isla:

“La libertad de Internet en Cuba siguió disminuyendo durante el período de cobertura, ya que las autoridades tomaron múltiples medidas represivas para interrumpir las protestas que ocurrieron a lo largo de 2021. A pesar de las mejoras en la infraestructura técnica, Cuba tiene una de las tasas de conectividad más bajas del hemisferio occidental, el acceso regular a Internet sigue siendo extremadamente caro y las conexiones son deficientes. Las autoridades monitorean el uso y trabajan para dirigir el tráfico a la intranet controlada por el gobierno. El estado participa en esfuerzos de manipulación de contenido y bloquea sitios de noticias independientes. La disidencia política es punible en virtud de una amplia gama de leyes, incluidos los Decretos Leyes 35 y 370, que se han utilizado en los últimos años para intimidar y silenciar a los periodistas. Una serie generalizada de protestas públicas antigubernamentales realizadas a fines de 2020 y durante todo 2021 se facilitaron en línea, ya que los cubanos eludieron la censura del gobierno a través de innovaciones digitales de base. Las autoridades restringieron la conectividad a Internet, bloquearon las redes sociales y las plataformas de comunicación e interrumpieron selectivamente el servicio de los disidentes en respuesta”.

Entre los acontecimientos más importantes de ese año, FH señala el apagón masivo de internet durante las históricas protestas del 11 de julio de 2021 (11J). La ONG argumenta que el estado restringió la conectividad, bloqueó las redes sociales, varias plataformas de comunicación y algunos VPN, además de realizar cortes específicos de internet a activistas y disidentes.

En el documento se menciona como otro de los acontecimientos importantes del año, la aprobación en mayo del nuevo código penal. Una herramienta que criminaliza opiniones en línea contrarias al poder y que establece la posibilidad de penas más altas si un supuesto delito se comete en entornos digitales.

En el período de tiempo reseñado se aprobó el mencionado Decreto Ley 35, que da la capacidad al único proveedor de servicios de telecomunicaciones e internet en el país, ETECSA, de censurar contenidos sin aprobación judicial ni medidas de transparencia.

En este año, continuaron las violaciones de derechos digitales amparadas en otro Decreto, el número 370, que se utilizó para detener arbitrariamente, multar y amenazar a periodistas independientes y activistas digitales

Para documentar estas violaciones de derechos digitales, FH se apoyó en parte en los reportes que YucaByte saca periódicamente.

El texto añade que las personas que sufren este tipo de cortes selectivos lo hacen durante meses o de manera intermitente y que, en ocasiones, su familia los sufre igualmente.

También reconoce que la penetración de internet en Cuba se mantiene relativamente baja y dice que el gobierno ha tomado acciones para incrementar su acceso en años recientes. Los datos que se toman son de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), que a su vez son tomados del propio gobierno cubano. Según estos datos, la penetración de internet en el país estaría sobre el 71%, aunque aclaran que es probable que esas cifras incluyan a quienes acceden a la intranet del gobierno, desde escuelas o centros de trabajo.

Por otro lado, el precio de los servicios de internet es calificado como muy alto para la mayoría de los cubanos. Quienes ganan solamente un salario promedio no pueden costearse el acceso a internet por datos móviles, 3G o 4G. Los usuarios pueden conectarse a la web en sus sitios de estudio o trabajo, pero es probable que dicha conexión censure ciertos sitios o servicios.

En el informe se mencionan algunos de los sitios que están censurados de manera general en el país, sobre todo revistas y periódicos independientes. El Estornudo, 14ymedio, Diario de Cuba, Cibercuba, CubaNet, Cuba Encuentro, Periódico Cubano, Asocación por la Libertad de Prensa, Gatopardo, Tremenda Nota, Proyecto Inventario, Rialta y Martí Noticias son algunos de los miembros de una lista que fluctúa. También sitios de peticiones sociales como Change.org y Avaaz están bloqueados.

El reporte tiene indicios de que las autoridades cubanas han empezado a utilizar tecnología china en su esfuerzo por censurar y filtrar contenido en internet. Información adicional se puede encontrar en un reporte de la organización Qurium y en una entrevista hecha a un programador por el diario 14ymedio.

Al respecto, Iria Puyosa, investigadora del Atlantic Council’s Digital Forensic Research Lab, dijo en un hilo de Twitter que tanto Cuba como China se destacan por tener las herramientas más multifacéticas para el control de internet.

De acuerdo con Allie Funk, quien es coautora del informe, la fragmentación de internet se aceleró en este año, lo que supone desastrosas consecuencias para los derechos humanos. A nivel mundial, explicó, la fragmentación que más se repite es la censura de contenido extranjero.

“A través de apagones de Internet, bloqueos en sitios web extranjeros y plataformas internacionales, restricciones en las VPN y nuevas leyes, los gobiernos están modelando una internet doméstica que refleje sus puntos de vista” comentó en una conferencia de prensa durante la presentación del reporte.

Finalmente, el texto de Freedom House deja un dato preocupante: el 76% de los usuarios de internet del mundo viven en países donde se castiga las opiniones en línea sobre temas políticos, sociales o religiosos.

En el informe global sobre democracia, un informe más general que también elabora FH, el gobierno cubano obtuvo una puntuación de 12 sobre 100, un punto menos que el año pasado. El país es calificado por esta ONG como uno de los que no son libres y no respeta los derechos humanos ni las libertades civiles.

Entradas creadas 289

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 17 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba