Piden a Twitter que elimine cuentas de Díaz-Canel y Bruno Rodríguez

Ilustración: Julio Llópiz-Casal

El pasado 5 de enero, el jurista y activista Hillel Neuer cuestionó públicamente las razones por las que la empresa Twitter permitía mantener cuentas en su red social a Miguel Díaz-Canel, a Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, y a José Ramón Cabañas, director del Centro de Investigaciones de Política Internacional y ex embajador de la Isla en Estados Unidos. También cuestionó la permanencia de las cuentas de otros gobernantes totalitarios como Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, Alí Jameini, líder supremo de Irán, Vladimir Putin y Nicolás Maduro. Neuer es actualmente el director ejecutivo de United Nations Watch, una organización no gubernamental con sede en Ginebra encargada de supervisar y evaluar el desempeño de la ONU y su apego a lo establecido en su propia Carta Magna.

La relación entre Twitter y el Gobierno cubano parece haber tenido sus altas y bajas en los últimos ocho años, pero solo en apariencia. En verdad, los vínculos de la empresa estadounidense con La Habana pudieran ser los mismos que mantiene con el resto de los gobiernos mencionados por Neuer en su tuit, es decir, basados en cierta neutralidad y guiados exclusivamente por las políticas de Twitter para sus usuarios.

Durante el llamado “deshielo” promovido por la administración Obama entre diciembre de 2014 y enero de 2017, pareció haber un acercamiento entre el Gobierno cubano y esta empresa. Específicamente en 2016, el entonces embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas, visitó la sede de Twitter en Washington D.C. Ese mismo año también lo hizo Josefina Vida, quién lideró por la parte cubana el diálogo con Estados Unidos para la reapertura de las embajadas de ambos países. El motivo específico de estas visitas y qué se habló entre estos funcionarios y los ejecutivos de la empresa se desconoce.

Tampoco se sabe mucho sobre la visita que realizó a La Habana, en junio de 2018, Jack Patrick Dorsey, cofundador de Twitter y entonces CEO de la compañía. Solo se conoce que parecieron gustarle los atardeceres cubanos y los autos de los 50’, llamados “almendrones”, recorriendo la ciudad. La visita de Dorsey fue agradecida en Twitter por la subdirectora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), Johana Tablada. Además, sucedió apenas dos semanas después de que Eric Schmidt, ex director ejecutivo y entonces consejero técnico del gigante tecnológico Google, se reuniera en la capital cubana con Miguel Díaz-Canel.  

Tres meses más tarde, fue Díaz-Canel quien viajó a New York para reunirse con directivos de grandes empresas tecnológicas estadounidenses como Twitter. En la reunión participaron también importantes ejecutivos de Google, Vayner Media, Connectify, Mapbox, AirBnB, Microsoft y Bloomberg.

En noviembre de 2019, las relaciones del Gobierno cubano con Twitter parecieron deteriorarse, cuando la empresa estadounidense suspendió varias cuentas de funcionarios, instituciones y medios oficiales de la Isla. Dichas suspensiones coincidieron con el anuncio de parte de Miguel Díaz-Canel de un paquete de medidas para “aliviar” la crisis económica del país, la cual el presidente llamó en su momento “situación coyuntural”.

Debido a esto, el MINREX acusó públicamente a Twitter de ejecutar “una operación concertada” (supuestamente con la Casa Blanca) contra “los pronunciamientos en favor de la verdad”, mientras la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) calificó las suspensiones como “un acto de guerra cibernética”. La mayoría de estas cuentas fueron restauradas.

 

Las acusaciones del MINREX y la UPEC, en realidad, no se sostienen. Twitter, en sus políticas, prohíbe usar sus servicios para “amplificar o suprimir información de forma artificial” y “llevar a cabo acciones que manipulen u obstaculicen la experiencia de los usuarios”. Además, sanciona el uso de hashtags populares o tendencias para “trastornar o manipular una conversación”. Una investigación realizada entonces por YucaByte reveló que la empresa aplicó la suspensión de cuentas debido a que los perfiles bloqueados incumplían con las normas mencionadas. Por su parte, el Proyecto Inventario descubrió lo que parece una tendencia en las cuentas oficiales cubanas: la creación de perfiles falsos, específicamente para posicionar contenidos de interés para el Gobierno. También un estudio realizado por el Observatorio de Internet de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, demostró la relación entre cuentas de instituciones y funcionarios de la Isla con otras que violan las políticas de Twitter. Muchas de estas cuentas falsas se encontraban desde entonces vinculadas a la “comunidad” De Zurda Team.

A finales de julio de 2021, 11 congresistas estadounidenses se hicieron una de las preguntas que hoy se hace Hillel Neuer: ¿por qué Twitter mantiene la cuenta de Miguel Díaz-Canel? Estos congresistas enviaron una misiva a Dorsey, quien entonces conservaba su cargo de CEO en la empresa, para advertirle de las violaciones de las políticas de Twitter realizadas por el gobierno cubano y solicitarle la suspensión de la cuenta al presidente de Cuba a raíz de la violenta represión ejercida por éste contra los manifestantes del 11J. La carta, además, acusaba a Díaz-Canel de difundir mensajes de odio contra el pueblo cubano, así como noticias falsas.

En octubre del mismo año, varios internautas cubanos lanzaron una campaña que también pedía a Twitter suspender la cuenta de Miguel Díaz-Canel en esta red social. La campaña intentó posicionar el hashtag #TwitterRemoveCanel. A la vez que se desarrollaba esta campaña, la plataforma Archipiélago coordinaba la Marcha Cívica por el Cambio. La Marcha recibió por respuesta del presidente la amenaza de actuar de manera similar a como hizo el 11J. Díaz-Canel dijo entonces que contaba con “suficientes revolucionarios para enfrentar cualquier tipo de manifestación que pretenda destruir la Revolución”.

De momento, y a pesar de estas iniciativas, el presidente cubano mantiene su cuenta en Twitter.  

Entradas creadas 280

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 − diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba