Android a la cubana

Terminar un anuncio con esas dos palabras podría parecer descabellado, ingenuo y hasta bizarro, pero tenían sentido el 23 de septiembre de 2008. Ese día, desde California se liberaba la primera versión comercial de Android, el sistema operativo construido a partir de Linux y que en apenas una década llegaría a ocupar el 80% del mercado telefónico mundial, muy por encima de rivales como iOS y el ahora descontinuado Windows Phone. Sin embargo, esa expectación, si se vivió en Cuba, fue mínima, por no decir nula.

Airbnb y sus «Experiencias» en Cuba

Para empezar, tenemos que deshacernos de la idea de que Airbnb llegó innovando. Esa en realidad es una perspectiva colonizadora. Cuando Airbnb llegó, en abril de 2015, los cubanos ya rentaban sus casas y daban recorridos con amistades y amistades de amistades que venían interesados en conocernos. La diferencia -en cuanto a los recorridos únicamente- es que a veces había un pago y otras no.

El 3G y una movilización sin precedentes

La historia que comenzó desde el pasado 27 de enero ya la sabemos. Es pública. Significa que cualquier persona puede saber de ella. Y aunque no lo sepa, tiene la posibilidad. Es además viral. Significa que muchísimas personas la conocen, la comentan y la están compartiendo. Es, sobre todo, Historia. Significa que algo diferente sucedió esta vez, y merece la pena contarlo.

¿Cuántos años tiene la telefonía móvil para los cubanos?

El próximo 8 de abril bien que podría celebrarse en Cuba lo que ha quedado en el imaginario como “cumpleaños colectivo”. Solo que, en lugar de unos pocos homenajeados, serían, digamos, más de 4,4 millones. Esa es la cantidad aproximada de abonados a la telefonía móvil a una década de permitírsele a las personas naturales contratar los servicios que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) ofrece en tal renglón.

Radioaficionados en Cuba: apasionados comunicadores a la antigua

Jesús Saura Hernández mueve el dial de su radio KENWOOD TS-43OS. Se traslada entre las bandas de 15 a 40 metros. Escucha las conversaciones de los colegas e intenta entrar, pero el ruido le “apaga” su voz. “Hoy las condiciones climáticas no nos están ayudando”, dice y continúa atareado, rastreando una señal amiga por todo el éter, mientras el cielo dibuja unos nubarrones grisáceos. “Esos –indica Jesús apuntando hacia ellos– son los que impiden la comunicación”. La tarde casi dice adiós

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.