«Una vergüenza»: clientes de ETECSA se quejan de servicio de internet

Ilustración: Julio Llópiz-Casal

Durante este mes, y especialmente en los últimos días, la conexión de datos móviles desde Cuba ha sufrido una drástica disminución en la velocidad. Gran cantidad de personas se han visto limitadas en su acceso a internet. A la única empresa de telefonía permitida en la isla se le exige que rinda cuentas, pero hasta el momento ha guardado silencio.

Las quejas de los usuarios no se han hecho esperar: “Es una vergüenza lo que está haciendo ETECSA, se les exige dar una explicación, ya que estamos gastando demasiado dinero por gusto”, escribió Carlos González, estudiante de informática.

El programador Reinier Hernández, por su parte, resaltó que ya desde hacía meses era muy difícil conectarse en el horario nocturno, pero que esa inestabilidad ya se había “alargado de horario, ocupando prácticamente todo el día” . “Algunos trabajamos y dependemos de esa conexión. Ya no pedimos que nos bajen los precios de internet, pedimos que se nos ofrezcan datos de calidad”:

Desde 1959, el gobierno cubano ha tratado el tema de las telecomunicaciones con extremo cuidado. Según los propios funcionarios del Ministerio de Comunicaciones (MINCOM), esta es un área considerada clave en temas de seguridad nacional por quienes gobiernan, lo que se traduce en falta de transparencia en lo referido a acuerdos comerciales con empresas de otros países y en trabas para los inversores extranjeros. Estas circunstancias hacen que la ciudadanía vea restringido su acceso a la red, que en estos momentos es una de las pocas armas a su disposición para combatir la represión.

En ocasiones anteriores, cuando la conexión ha estado inestable, ETECSA ha señalado al uso e importación de repetidores/amplificadores de señal como la causa principal de su mal funcionamiento. La explicación que dieron trabajadores de la entidad era que estos equipos provocaban interferencia a las radiobases, instaladas por todo el territorio nacional.

De acuerdo con Alejandro Ruiz, director de Telecomunicaciones del MINCOM, una investigación llevada a cabo por instituciones estatales relacionó el motivo de la interrupción con la presencia de este tipo de artefactos. El estudio, además, responsabilizó a esta tecnología de la lentitud de la conexión por datos móviles y de los “sonidos de fondo” que varios usuarios escuchaban al realizar llamadas.

La importación de repetidores es ilegal en Cuba. Y la razón principal que argumenta ETECSA para ello es que no son equipos homologados por las autoridades en telecomunicaciones.

El Decreto 42 Reglamento General de Telecomunicaciones y de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y el Decreto 43 Reglamento sobre el Uso del Espectro Radioeléctrico, se encuentran en vigor para aplicar sanciones. Específicamente, el decreto 42 castiga con hasta 2000 pesos de multa a personas naturales que “importen, comercialicen, instalen accesorios y demás dispositivos para brindar o recibir servicios sin debida autorización».

Mala infraestructura, mala conexión

El ingeniero Jorge Noris Martínez, dijo a YucaByte que la posición del MINCOM y ETECSA tenía cierta lógica. “Los repetidores/amplificadores reciben la señal y la amplifican, pero, en dependencia del tipo de equipo, este puede causar interferencia. Hay muchos que son chinos y usan componentes de muy bajo costo que provocan fallos. No usan filtros buenos, que suelen ser caros, y se van del rango de banda. Otros no tienen control de oscilación. Al final, el efecto es como el de cuando acercas un micrófono a una bocina y sientes que suena mal”.

Sin embargo, este no siempre es el caso. Y en muchas ocasiones, los repetidores acercan la conexión a lugares donde normalmente no llega.

Frank Pavón, director adjunto de ETECSA, sostuvo un debate en Twitter en mayo de 2021 con varios de los clientes de su empresa. Pavón argumentaba que la culpa de la mala conexión eran los repetidores, a lo que los usuarios le respondieron que el país debía invertir más en el sector. El directivo negó sus experiencias y declaró que cada día se instalaban dos o tres nuevas radiobases en el país.

Ahora, en 2022, los usuarios han preguntado nuevamente a la compañía en busca de soluciones o de una explicación, pero hasta el momento no han recibido ni lo uno ni lo otro. Por ejemplo, el emprendedor Dariel González escribió directamente al chat de ETECSA. El 19 de marzo le dijeron que iban a revisar su inquietud, pero nunca lo contactaron. “¿Sería mucho pedir que (la conexión) llegue a 2-3 Mbps?”, dijo en su cuenta de Twitter. “¿Por qué pagamos un servicio LTE con semejante velocidad?”

El programador Josuan Cabrera, tiene una opinión similar: “En Cuba muchos trabajan utilizando internet y ETECSA no garantiza la calidad de ese servicio ni se comunica para decir qué es lo que sucede”.

Influencers como Daguito Valdés o Malaka, también protestaron ante la inestabilidad del servicio en el horario nocturno. Tuvieron que dejar su conversación en un space de Twitter y una entrevista por Instagram Live, respectivamente, debido a la velocidad de la conexión.

A pesar de que es frecuente que la propaganda estatal celebre en redes sociales la instalación de dichas antenas, lo cierto es que este tipo de tecnología, por sí misma, no supone una solución, especialmente si hablamos de calidad de conexión.  Un ingeniero cubano que prefirió el anonimato dijo a YucaByte que los enlaces que van desde la red nacional de fibra óptica hasta las radiobases emplean tecnología obsoleta.

Por otro lado, Noris Martínez explicó que la banda que utiliza la 4G en Cuba, que es de 1800 MHz, no es muy eficaz a la hora de atravesar paredes. “La mayoría de las construcciones en Cuba son de hormigón y cavillas (acero), que hacen un efecto de jaula Faraday, debilitando la señal”.

La narrativa del gobierno achaca a las sanciones estadounidenses el daño económico que sufre el sector de las telecomunicaciones en la isla. Según sus datos, en 2020, de abril a diciembre, hubo pérdidas por valor de 65 millones de dólares.

Aunque lo cierto es que, desde la administración de Barack Obama, se han flexibilizado las medidas que impedían el comercio de equipos de telecomunicaciones con Cuba, incluidos satélites y cables de fibra óptica. Dicha flexibilización se mantiene hasta hoy.

Daniel Sepúlveda, subsecretario adjunto de estado y coordinador de Estados Unidos para las comunicaciones internacionales, comentó en una entrevista que Cuba era el país más desconectado del hemisferio no por causa del embargo ni de las tecnologías, sino por una decisión política.

Un estudio realizado por los economistas Juan Triana y Laura Galeano analizó la brecha de suscriptores de telefonía móvil, banda ancha e internet entre Cuba, los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo. Para cerrar la brecha, los académicos consideran que se necesitaría una inversión de, al menos, 320 millones de dólares hasta 2030 (comenzando en 2017)

Una investigación de YucaByte reveló que entre 2005 y 2019 el gobierno cubano ingresó 21 582 millones de dólares por la exportación de servicios de telecomunicaciones. Un promedio de 1 438 millones de dólares al año. Si restamos esos 320 millones calculados por Triana y Galeano, aún sobrarían 1 118 millones por año.

Pero lo cierto es que, en ese mismo período, el gobierno compró equipos de telecomunicaciones por 1 975 millones, apenas una décima parte del total ingresado.

Censura, reducción de ancho de banda y cortes de internet

Algunos usuarios han notado que, desde julio de 2021, el ancho de banda ha disminuido considerablemente. Fue en esos días cuando sucedieron las históricas manifestaciones del 11 y el 12 de julio. ETECSA, luego de someter a los cubanos por más de siete días a cortes de internet, ofreció 1Gb de datos móviles y extendió la fecha de los paquetes de datos.

Esta violación de los derechos digitales de la ciudadanía es una estrategia implementada por el poder para evitar la comunicación en días de mayor turbulencia política. Así sucedió en los mencionados 11J y 12J, el 27 de noviembre de 2020 y el 27 de enero de 2021. Actualmente, en el contexto del primero de mayo, las plataformas Cubalex y Justicia 11J contabilizaron más de 80 eventos represivos.

El estado ha comenzado a perseguir, en redes y físicamente, a quienes promuevan las siglas DPEPDPE (De Pinga El País De Pinga Este), que se han hecho virales en estos días. Según Google Trends, “¿qué significa DPEPDPE?” fue de los términos más buscados el día del desfile en Cuba.

La molestia de los clientes con la única compañía de telecomunicaciones de Cuba no es nueva. Allá por el 2019, dos hashtags se utilizaron para reclamar mejores precios y una buena calidad de conexión. Estos fueron #BajenLosPreciosDeInternet y #ApagonETECSA. A día de hoy, las quejas hechas en redes demuestran que la situación se repite y que, si tomamos en cuenta el silencio de las instituciones cubanas, está lejos de terminar.

Entradas creadas 266

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba