Bloqueo selectivo de móviles

¿ETECSA puede reducir la velocidad de internet como método de censura?

Ilustración: Rafael Alejandro García

El pasado 26 de julio sucedió un nuevo corte de varios servicios de internet en todo el país, según denuncias de usuarios cubanos en la isla y evidencias mostradas por organismos relacionados con el monitoreo de internet a nivel internacional. Este hecho, al parecer, se inscribe dentro de las medidas de censura y también de cortes de internet que de manera continuada el gobierno cubano ha aplicado desde la tarde del pasado 11 de julio.

Durante las protestas pacíficas desarrolladas en decenas de zonas del país y la represión violenta ejecutada por el régimen el 11 de julio, fue cortado el internet. Luego, aproximadamente a lo largo de una semana, fue cortado el acceso a redes sociales y plataformas de mensajería online. Según constató YucaByte en su informe semanal sobre violaciones de derechos digitales en Cuba, del 16 al 23 de julio pasado la velocidad de conexión a internet en el país fue en extremo baja y, en ocasiones, casi inexistente.

El corte del 26 de julio

En horas de la tarde del pasado 26 de julio, varios usuarios de diversas provincias del país comenzaron a dar parte de un corte parcial de internet. El 11 de julio, el corte de internet respondió a las manifestaciones pacíficas protagonizadas por miles de cubanos en la isla, algo que hizo sospechar a algunos de que este escenario de protestas pudo haberse repetido, aunque de manera aislada, en algunos territorios de la isla. Sin embargo, no hay hasta el momento pruebas suficientes que confirmen esto último.

 

Otra cuestión que tal vez pudo motivar este corte intencionado de internet fue la divulgación en redes sociales y medios cubanos y extranjeros de la marcha en Washington D.C de miles de cubanos y estadounidenses en contra del sistema político totalitario que gobierna en Cuba. También cabe la posibilidad de que el régimen tomara esta medida de forma profiláctica ante la posibilidad de otra protesta pacífica en una fecha de alto contenido simbólico y político para el castrismo.

De cualquier forma, el corte de internet es un hecho innegable, no solo por los testimonios de usuarios cubanos, sino también por los datos ofrecidos por Kentik.inc y Netblocks.

Doug Madory, director de Análisis de Internet en Kentik.inc (empresa de operadores, desarrolladores y analistas de redes y servicios en la web), publicó en Twitter una gráfica que demostraba el apagón de internet. Dicho corte, según los datos, ocurrió a las 2:20 pm hora local y se tradujo en una caída del 50% del volumen de tráfico de internet en el país.

Por su parte, el observatorio de internet Netblocks confirmó lo anterior. Además, reveló que la duración de dicho corte fue de dos horas. A diferencia del ocurrido el 11 de julio, este apagón fue parcial y dirigido hacia una amplia variedad de servicios online.

ETECSA aún no se ha pronunciado al respecto. Un vistazo a las publicaciones en redes sociales da cuenta de que el monopolio estatal de las telecomunicaciones en Cuba no se ha interesado por dar explicaciones. En lugar de esto, la empresa se enfocó en compartir contenido dedicado desmentir la idea de que hubiera una protesta popular y a culpar al embargo estadounidense de “coartar el flujo de información y ampliación del acceso a internet” en el país. Mientras tanto, era violado el acceso a la web de los cubanos y eran censurados por el gobierno, como ocurre desde hace varios años, diversos medios independientes de la isla.

Oportuna lentitud de internet ¿qué podría ser?

Durante la última semana, los usuarios del país se han quejado de una lentitud extrema e inusual de sus conexiones a internet. Este hecho, que siguió a un corte total de internet y a la censura sobre redes sociales y mensajería online, ha impedido a muchos poder conectarse mediante VPN, subir y descargar contenido de la web.

Ante el silencio y la hermeticidad de ETECSA, es difícil asegurar con certezas las causas de lo antes mencionado. Sin embargo, es posible encontrar patrones y ejemplos en otros países que arrojen pistas sobre el tema.

Existe la posibilidad de que los problemas de conectividad denunciados por los usuarios cubanos se deba a la aplicación de una Bandwidth throttling (limitación del ancho de banda) que, de manera general, consiste en la ralentización o aceleración intencional de un servicio de internet por parte del proveedor de estos servicios. La bandwidth throttling puede limitar el uso del ancho de banda de un usuario y las velocidades de carga o descarga, así como el envío y recepción de archivos. Aunque en ocasiones se usa para evitar sobrecargas en los servidores, no siempre quien está detrás de su aplicación tiene buenas intenciones.

En Cuba es muy posible que el gobierno limite el ancho de banda a su antojo, pues puede hacerlo. Es el único proveedor de internet con que cuentan los cubanos. Lo han hecho otros gobiernos, como el de Irán. Y cada vez este tipo de gobierno hace “throttling” más veces.– opina Doug Madory.

En 2017, la comunidad de periodistas independientes de Turquía acusó al gobierno de Recep Tayyip Erdoğan de limitar el ancho de banda de internet en el país para obstaculizar el trabajo de la prensa frente a hechos importantes como ataques terroristas. Según Turkey Blocks, es común que en Turquía disminuya la velocidad de conexión de manera abrupta cuando sucede algo que no es de interés del gobierno que se divulgue o cuando el poder político busca que no se le contradiga en su versión oficial.

Según Kerem Sözeri, editor en jefe de Dekadans.co, las investigaciones sobre el control de internet por parte del gobierno turco demuestran que las reducciones del ancho de banda ocurren durante actos terroristas y la publicación de videos del grupo extremista islámico ISIS. Esto ocurrió también durante el golpe de estado de 2016 que intentó derrocar a Erdoğan. En Turquía, al menos hasta 2017, el gobierno había bloqueado el acceso de sus ciudadanos a 115.805 sitios web. El gobierno turco ha sido varias veces condenado por organismos internacionales como Reporteros Sin Fronteras y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y se encuentra en el lugar 153 (de 180) en el índice de clasificación de países por respeto a la libertad de prensa. Cuba ocupa el lugar 171.

Como explicó Madory, también el gobierno iraní –caracterizado por un fundamentalismo religioso que ocupa el centro del poder político, así como por violar derechos humanos de todo tipo- aplica la bandwidth throttling. Según el medio Technology Review, Irán usa esta estrategia porque resulta más práctica que un cierre absoluto de internet.

“La llamada ralentización de Internet tiene numerosas ventajas sobre un cierre completo, ya que restringe las protestas al tiempo que permite que continúen las comunicaciones vitales. También es difícil distinguirlo de las interrupciones ordinarias. El resultado es que es menos probable que la limitación conduzca a una condena generalizada”, agregó este medio.

Estudios estadísticos realizados por la organización no partidista Measurement Lab, la cual distribuye softwares libres para medir el rendimiento de internet, el régimen iraní limita el ancho de banda durante períodos de disturbios en el país.

El gobierno de Jordania también ha realizado acciones similares en momentos de interés político, como períodos electorales. Según el informe de 2019 de #KeepItOn sobre violaciones de derechos digitales en el mundo, el régimen monárquico-parlamentario jordano limitó el ancho de banda a sus ciudadanos, impidiendo el acceso a redes sociales durante un período electoral, y luego dirigió su propaganda contra las plataformas de redes sociales, cuando la responsabilidad de la censura era de los proveedores de internet controlados por el gobierno. Según la plataforma Hacker News, este tipo de “estrangulamiento” de internet ha sido aplicado también por los gobiernos de China, Egipto, Kazajstán, Siria y Myanmar.

Cualquier parecido de la situación en Cuba con los ejemplos anteriores pudiera no ser pura coincidencia.

¿“Estrangulamiento” personalizado?

Técnicamente, un proveedor de internet puede personalizar la limitación del ancho de banda, o sea, dirigirlo específicamente a uno o varios usuarios. En una entrevista con el medio Netzpolitik, Berthan Taye, miembro de la organización internacional de defensa y promoción de los derechos digitales Access Now, expresó que esto era posible. Según Taye, el control del ancho de banda no se restringe a acciones generalizadas, sino que puede aplicarse mediante direcciones IP o las direcciones MAC de un dispositivo.

Varios operadores de internet usan la limitación del ancho de banda como estrategia reguladora cuando los usuarios sobrepasan la utilización de un límite de datos en determinada cantidad de tiempo. Por ejemplo, si un usuario usa más de 50GB de datos en un mes, la compañía proveedora de internet no puede retirarle los datos móviles (los planes son ilimitados), pero sí reducir su velocidad de conexión temporalmente. Para estas compañías, dicho método responde a una “priorización” que busca estabilidad en sus servidores.

Dado que esta es una acción que pueden tomar los proveedores de internet sobre sus usuarios, existe la posibilidad de que ETECSA (único proveedor en Cuba) la aplique sobre ciudadanos específicos. 

En los informes semanales redactados por YucaByte sobre la situación de los derechos digitales en Cuba, pueden leerse varios testimonios y reportes de disminuciones inusuales de la velocidad de conexión aplicados sobre activistas, artistas y periodistas independientes. Es posible que el gobierno cubano haya usado esta técnica de censura, puesto que los afectados no habían consumido por completo sus paquetes de datos (ETECSA corta el internet cuando esto ocurre) y alegaban que vecinos y personas que compartían espacio con ellos no pasaban por lo mismo. Los activistas Osmani Pardo, José Daniel Ferrer e Iris Ruiz, así como la poetisa Katherine Bisquet y la curadora de arte Solveig Font han sido algunas de las posibles víctimas de este método de censura. 

Entradas creadas 186

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba