Obras de Otero Alcantara en el corazón de la Pequeña Habana

Foto: Yenier Martínez Carrillo

La exposición “Alcántara, un artista en prisión” que cuenta con algunos de los últimos dibujos hechos por Luis Manuel Otero, uno de los presos políticos más conocidos del gobierno cubano, terminará el viernes 6 de mayo en la ciudad de Miami.

“Esta expo nace de la necesidad de que muchas personas fuera de Cuba entiendan y conozcan a Luis Manuel Otero Alcántara, más allá de la mediatización que puede existir alrededor de lo que se ha convertido Luis para todos nosotros, que es un líder político” dijo a YucaByte Claudia Genlui Hidalgo, curadora del evento.

La exhibición cuenta con el apoyo de la Fundación Bacardí, del empresario Jorge Pérez y su Espacio 23 y del proyecto The «ArtSpace @ Ive Been Framed», de Cristina Coronel. La inauguración fue el día 22 de abril y a ella asistieron varios activistas cubanos que residen en la ciudad, como la curadora de arte Anamelys Ramos, el cineasta Eliecer Jiménez Almeida, el músico Raudel Collazo o la editora Salomé García Bacallao.

La curadora Anamelys Ramos dijo a YucaByte que las obras expuestas representaban muy bien al artista. “Quien conoce a Luis sabe que eso que está ahí es él. No hay mucha diferencia ni distancia entre lo que Luis siente, o lo que Luis quiere y lo que Luis pinta o esculpe”.

Luis Manuel es el mayor de cuatro hermanos.  Nació en El Cerro, pero desde hace unos años está vinculado al céntrico barrio de San Isidro, en La Habana Vieja. Su casa, en la calle Damas 955, es la sede oficial del Movimiento San Isidro (MSI), un grupo artivistas con enfoque social, críticos con el estado cubano.

Otero Alcántara y esta organización ganaron relevancia en 2018 por su oposición al Decreto-Ley 349, que criminalizaba la libertad de expresión, especialmente en el arte. Desde entonces, los performances contestatarios de Alcántara le llevaron a no pocas detenciones, acoso policial y vigilancia.

Pero el más conocido de todos fue el llamado Drapeau, en el que llevó consigo una bandera cubana durante un mes y por el cual el gobierno le acuso de “ultraje a los símbolos”. Fue encarcelado en marzo de 2020 y finalmente liberado unos días después. En ese tiempo, varios intelectuales cubanos mostraron su apoyo públicamente por él.

Meses más tarde, en noviembre, fue uno de los protagonistas de los sucesos de San Isidro, que posteriormente desencadenaron una histórica manifestación el 27 de noviembre frente al Ministerio de Cultura en La Habana. Allí, en su hogar de Damas 955, se mantuvo en huelga de hambre varios días, hasta que fue desalojado por agentes de policía.

Creación, resistencia y libertad

Los dibujos expuestos en la sede de “The ArtSpace @ Ive Been Framed” son los que la curadora Claudia Genlui trajo de Cuba poco antes de mudarse para Miami. La mayoría pertenece a la serie “Payasos” y fueron creados por Otero Alcántara en la prisión de máxima seguridad de Guanajay.

En el texto de presentación de la serie, escrito por Anamelys Ramos y disponible en la página oficial del artista, se lee que los payasos “son retratos. Casi autorretratos. Combinando todos los colores que ha podido reunir va dándole forma a una galería de emociones, variaciones mínimas donde se recrea la naturaleza humana, lo más básico y visceral que a todos nos acompaña”.

Según Genlui Hidalgo, esta es la primera exposición personal que tiene Otero Alcántara fuera de Cuba. “Para mí tiene un valor muy significativo, porque Luis está en prisión ahora. Es una manera para hacer que gente que no lo conoce entienda esa conexión que Luis ha generado a través del arte con la sociedad civil cubana”.

Genlui Hidalgo explica que las obras van más allá de los dibujos expuestos. Es el performance como tal, “el hecho de estar preso y continuar creando es un ejercicio de resistencia”. Otero Alcántara no ha abandonado ese proceso creativo aun en las peores circunstancias, ni ahora en prisión ni cuando estuvo internado a la fuerza en el hospital Calixto García, resultado de su segunda huelga de hambre.

Por su parte, Anamelys Ramos piensa que estos dibujos son “la muestra de que Luis no es un delincuente. Eso es lo que está ahí, el dolor de una persona que ha sido reprimida y que aun así sigue dando lo mejor de sí”.

Otero Alcántara fue detenido por enésima vez el 11 de julio de 2021 (11J) cuando se dirigía a participar en las históricas protestas que estremecieron al país. Está acusado de supuestos los supuestos delitos de incitación a delinquir, desacato agravado y desorden público. Su petición fiscal es de siete años de privación de libertad.

Amnistía Internacional ha denunciado en varias ocasiones el trato que ha recibido en prisión Otero Alcántara. Érika Guevara Rosas, directora de esta institución para las Américas, escribió en su cuenta de Twitter que el opositor había perdido la visión en un ojo y que no había recibido atención médica por ello.

A principios de abril de este año, la propia Claudia Genlui anunció que había sufrido una parálisis producto del debilitamiento de su salud causado por una tercera huelga de hambre que mantuvo en la cárcel.

“Ha sido mucho el sufrimiento, la separación, la muerte, la prisión de las personas que se han opuesto al sistema”, contó Anamely Ramos a YucaByte, “pero estos últimos meses han sido especialmente duros. El exilio no es solo el mantenimiento económico del país, sino un mantenimiento espiritual. Lo que es Cuba ya no se puede contar solo con lo que está dentro, que está deprimido, vulnerado, sino que hay que contar con lo que ha sido Cuba todo este tiempo acá”.

Esta artista cree que hay que darle seguimiento a una resistencia que, “aunque malherida, todavía está viva”.

Entradas creadas 266

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba