Cuba: derechos digitales en crisis (1-31 de marzo de 2023)

Ilustración: Carmen Barruecos

En marzo de 2023, la sociedad civil y los periodistas independientes registraron más de una decena de interrupciones del servicio de internet móvil, sobre todo en el contexto de las elecciones generales. De igual manera, durante el mes se reportaron intentos de hackeos, mensajes amenazantes, decomiso de equipos digitales, acoso y detenciones, entre otras acciones represivas.

El 2 de marzo de 2023, Daniela Peral denunció en Facebook que la activista Yamilka Lafita, conocida en redes como Lara Crofs, estaba sin servicio de internet móvil.

Unas horas más tarde, Lafita escribió en su muro: “Aquí se paga un servicio de telefonía móvil carísimo y #EtecsaCómplice me lo priva cada vez que les soy incómoda. Yo no voy a parar, ustedes sabrán”.

El 3 de marzo, Pedro López comentó que los también activistas Tata Poet y Alma de Cuba se encontraban en una situación similar a la de Lafita. “¿Por qué? Para que no denuncien en las redes que a Alejandro Garlobo lo tienen secuestrado en Villa Marista”.

Garlobo es un activista cubano que ganó visibilidad por ayudar a familias vulnerables y a familiares de presos políticos. Fue detenido el 1 de marzo por agentes de la Seguridad del Estado (SE). Al arrestarlo, los agentes le decomisaron su celular.

El día 3, el medio Radio y TV Martí publicó una nota sobre la multa impuesta al opositor Yansy Cárdenas, residente en la Isla de la Juventud. La policía política sancionó a Cárdenas con 3000 pesos de multa en virtud del Decreto-Ley 370, por publicar una foto en sus redes donde denunciaba “el hambre” existente en el país. Los agentes de la SE también le decomisaron su teléfono celular.

El 4 de marzo, el periodista y escritor Abu Duyanah reportó una interrupción en su servicio de internet móvil. “ETECSA, en serio, a mí me puedes quitar el internet completo y pa’ siempre cuando quieras”, declaró. Duyanah no tiene internet en su línea original desde el 14 de abril de 2021.

Los cortes de internet continuaron en el mes para Duyanah. El 18 de marzo, el reportero publicó que no tenía conexión por tercer día consecutivo.

El 5, Alberto Fonseca, hermano del preso político Roberto Pérez Fonseca y fundador de Cuba de Luto, una iniciativa ciudadana por la libertad de los presos políticos, denunció que Norma Díaz se encontraba sin acceso a internet. “El monopolio de comunicación y arma de censura de la dictadura Cubana (ETECSA), tiene sin conexión a Norma Díaz solo por denunciar los atropellos que se cometen con su hijo, el preso político Luis Emilio Cabrera Díaz, que se declaró en huelga de hambre”, tuiteó.

El 16 de marzo, Fonseca reportó que esta vez era su madre, Liset Fonseca, quien estaba sin conexión. “Me dijo que la amenazaron con trasladar a mi hermano para Camagüey, por lo menos cambiaron de provincia porque antes era para Guantánamo. También los esbirros le dijeron que iban a buscar la forma de desacreditarme”, relató.

“Empezaron por interrupciones de dos horas, cuatro horas, pero últimamente han pasado más de 12 horas”, explicó Fonseca a YucaByte. “Mi madre me ha dicho incluso que pasa días sin conexión”.

El 9 de marzo, el activista Adel Bonne Gamboa informó que había recibido por la madrugada una llamada amenazante de un número desconocido. El joven publicó una captura de pantalla donde se ve la hora de la llamada (2:19 a.m.). La persona que lo contactó lo atacó por su posicionamiento político.

Bonne Gamboa dijo a YucaByte que recibió llamadas anónimas durante tres días consecutivos. Al tercer día, hastiado, hizo su publicación de denuncia.

El 14 de marzo, el activista indicó que alguien se había creado un perfil en una aplicación de citas haciéndose pasar por él. “Yo no uso nada de eso. Si me ven ahí, repórtenlo, que no soy yo”, aclaró.

El día 9, la youtuber Hilda Núñez Díaz, conocida como Hildina, fue detenida y llevada al centro de interrogaciones de la SE en Santiago de Cuba. De acuerdo con una publicación en las redes de la creadora digital en el operativo policial para su detención participaron más de 30 agentes.

El Observatorio de Género de la revista feminista Alas Tensas amplificó la denuncia y denunció que, en el registro realizado en casa de Núñez Díaz, agentes del Ministerio del Interior decomisaron el teléfono móvil y la computadora personal de la joven. “Graduada de Ingeniería Industrial, la joven ha ayudado a muchas familias en Santiago de Cuba con alimentos, ropas y medicinas, con dinero que le envían sus suscriptores del exterior, lo que le ha valido numerosas amenazas por parte de las autoridades cubanas”, publicó la revista. La policía política liberó a la youtuber en la tarde de ese mismo día.

Estando en La Habana, en febrero de 2023, la SE amenazó a la joven con apresarla si grababa en la calle.

El 16 de marzo, otra publicación compartida en las redes de Núñez Díaz, especificaba que ella aún se encontraba sin sus equipos digitales para crear contenidos. “Se encuentra en casa recuperándose de lo sucedido y está muy agradecida con todos por el apoyo que le han dado”, añadía la publicación.


El 11 de marzo, el periodista José Luis Tan Estrada denunció una “difamación” por parte de un trol vinculado al Gobierno cubano. “No está en Cuba y su único recurso es difamar, pero bueno, todos sabemos que ese es su argumento cuando no encuentran más nada”, opinó.

Tres días después, el 14 de marzo, Tan Estrada volvió a reportar acoso y amenazas. “Perfiles falsos me amenazaron con [denunciarme] al Ministerio del Interior [y me dijeron que] me quedaba poco”, alertó.

Tan Estrada dijo a YucaByte que el perfil continuó con las publicaciones dirigidas hacia él. “[Luego] me bloqueó y no pude ver más nada”, afirmó.

El 13, la SE detuvo e interrogó a la activista Nancy Quiñones, quien pertenece al Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR). Quiñones fue amenazada por sus publicaciones en redes sociales y por “reunirse con opositores”. En el transcurso del interrogatorio le confiscaron su teléfono móvil. El texto de Radio y TV Martí que reseñó esta vulneración de derechos no aclaró si el teléfono le había sido devuelto.

El mismo día 13, Radio y TV Martí informó sobre otra violación de derechos digitales. Las autoridades advirtieron a Irma Rabelo, esposa del preso político Yeremin Salsine, sobre sus publicaciones en redes sociales y su participación en el movimiento Cuba de Luto. Los oficiales le dijeron que esas actitudes no “eran convenientes” para su esposo.

El 16 de marzo, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) reportó que las autoridades estaban bloqueando las tarjetas telefónicas que utilizan los presos políticos para comunicarse con sus seres queridos. Así lo confirmó la madre de los presos Robert Michel y Roberto Jesús Marín Fernández.

El 17, la activista Marthadela Tamayo, del grupo Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), aseguró que tanto ella como varios activistas asociados al CIR no tenían servicio de internet móvil desde hacía dos días. Los activistas perjudicados eran: Juan Antonio Madrazo Luna, Osvaldo Navarro Veloz, Luis Oleidy Machado, Zelandia Pérez Abreu, María Mercedes Benítez Rodríguez, Lázara Ayllón y Manuel Cuesta Morúa.

Héctor Valdés Cocho, periodista independiente cubano residente en Miami, compartió el 18 de marzo una amenaza proveniente de un perfil llamado “Pedro Hernández”, presuntamente vinculado al régimen cubano. La persona detrás del perfil tomó fotos de Valdés Cocho sin su consentimiento mientras este sacaba la basura. Luego le envió las fotos con un mensaje violento: “No estás en Cuba, pero nosotros sí en Miami”.

Valdés Cocho respondió: “Como mismo dice esta persona en el mensaje que envió por Instagram: ¡No estamos en Cuba y este país tiene leyes estrictas para el acoso y las amenazas!”.

El 22 de marzo, Javier Díaz, periodista del canal Univisión 23, reportó que el Gobierno cubano había restringido su página en Facebook por 28 días. “Una prueba más de la censura a otro nivel”, declaró.

“Después que cubrí la protesta por el juego de pelota [entre las selecciones nacionales de Cuba y Estados Unidos], Facebook me sancionó”, dijo el reportero a nuestro medio. Según la red social, Díaz había publicado contenido que infringía las normas de la compañía. El periodista ha tratado de recuperar sus perfiles en redes, pero hasta ahora no ha tenido éxito.

El día 24, la activista Yoaxis Marcheco sufrió un intento de hackeo de su cuenta personal en Facebook. Yoe Suárez, colega de Marcheco, confirmó el hecho en redes sociales y aseguró que esa no era la primera vez que le sucedía a la también teóloga.

Marcheco reveló a YucaByte que habían intentado hackear su cuenta cinco veces entre los meses de febrero y marzo. “El más serio fue este último, porque al parecer llegaron a acceder a la cuenta, pero Facebook la bloqueó con rapidez. Costó algo de trabajo demostrar mi identidad, aunque finalmente lo logré”, recordó.

Marcheco resaltó la posible relación temporal entre estos intentos de hackeo y sus publicaciones a favor de la libertad de los presos políticos.

El 26, Mario J. Pentón, periodista del canal America TeVe, denunció que el régimen pretendía involucrarlo en la divulgación de noticias falsas sobre el programa de parole humanitario para cubanos, venezolanos, nicaragüenses y haitianos lanzado por la administración Biden en enero de 2023.

La noticia falsa de marras decía que los cubanos que ejercieran su derecho al voto en las elecciones generales, no podrían aplicar al programa humanitario.

El 28 de marzo, Pentón hizo público una amenaza que le había llegado en un mensaje directo. “Es curioso que un país que no produce nada y tiene a su pueblo en la más absoluta miseria tenga tantos recursos para malgastar amenazando a periodistas”, señaló.

Elecciones en Cuba 2023: represión, cortes de internet y abstencionismo

Entre represión a la ciudadanía, cortes de internet, un abstencionismo sin precedentes e indicios de fraude transcurrieron las elecciones generales celebradas en Cuba el domingo 26 de marzo de 2023.

Los resultados preliminares se dieron a conocer en la mañana del día siguiente. El Consejo Nacional Electoral (CEN) publicó un parte en el que anunciaba que el 75,92% del padrón acudió a las urnas. De acuerdo con Alina Balseiro, presidenta del CEN, el 90,28% de los votos fueron válidos, mientras que el 6,22% correspondía a votos en blanco y el 3,50% a anulados.

Durante la jornada, las autoridades del país impidieron a una parte de la sociedad civil y de los periodistas independientes ejercer sus derechos constitucionales. La plataforma web Cubalex registró algunas de las acciones represivas que acontecieron en esa jornada.

El 23 de marzo, tres días antes de las elecciones, Adel Bonne Gamboa dio a conocer que había sufrido un corte de internet en su línea principal. “Con línea o sin línea yo voy a seguir diciendo la verdad que es que en Cuba hay una dictadura criminal y que tiene más de 1000 presos políticos. Y si lo hacen por la serie de tuits que he estado haciendo referente al circo electoral del próximo domingo, quiero que sepan que #YoNoVoto y la mayoría de los cubanos dignos tampoco lo harán”.

Bonne Gamboa aseguró a YucaByte que después que le devolvieron la conexión a muchos de sus colegas activistas él se mantuvo con el servicio interrumpido por unas dos horas.

Entre los hechos documentados por Cubalex, se encuentran 12 violaciones de derechos digitales, específicamente cortes de internet móvil. Entre las personas que sufrieron estas interrupciones del servicio se encuentran las periodistas independientes Yunia Figueredo, de ADN Cuba e Inalkis Rodríguez Lora, Henry Constantín, Neife Rigau e Iris Mariño (los cuatro últimos reporteros del medio La Hora de Cuba); los activistas Yamilka Lafita, Marisol Peña, José Luis Acosta, Miryorly García, Diego Jesús Fernández, la familia Miranda Leyva y Diasniurka Salcedo; e Ismaray Martínez, hijastra de Iván Colón, preso político del 11J.

Organizaciones internacionales, como el Departamento de Estado de Estados Unidos y la Unión Europea, han denunciado anteriormente el uso de estos cortes selectivos durante días “especiales” para el Gobierno.

Una de las personas afectadas, la periodista Yunia Figueredo, residente en La Habana, dijo a YucaByte que desde hacía una semana no tenía acceso a datos móviles ni llamadas.

Figueredo tenía planificado salir el domingo y visitar los colegios cercanos a su hogar, pero en una llamada desde un número privado le aseguraron que, si lo hacía, la SE la detendría. Por eso se quedó en su casa hasta que pasaran las votaciones.

 

Entradas creadas 318

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba