Monedero de ETECSA: apuesta del régimen para controlar las remesas

El 21 de febrero de 2023, directivos de ETECSA, la única empresa de telecomunicaciones permitida en el país, dijeron a la prensa oficial que quedaban habilitadas nuevas formas de pago en moneda nacional y en dólares a través de la bolsa MiTransfer, una cuenta virtual asociada a un número de celular cubano, accesible a través de la aplicación Transfermóvil.

Las nuevas opciones serán posibles a través de un monedero digital, que permitirá hacer transacciones sin la necesidad de una tarjeta bancaria. “Se puede depositar dinero sin estar bancarizado (tener cuenta en el Banco Metropolitano, el Banco Popular de Ahorro o el Banco de Crédito y Comercio) y, de esta manera, pagar servicios online de telecomunicaciones”, dijo a Cubadebate Héctor Luis Mora Echeverría, director de servicios digitales de ETECSA. Para acceder al monedero será necesario tener en propiedad una línea de celular a su nombre.

Mora Echeverría explicó, además, que el pago solo podrá realizarse en la misma moneda en la que esté la cuenta. El monto máximo de las operaciones financieras será de 5000 dólares u 80 000 pesos cubanos. En un primer momento, solo podrá usarse este servicio en comercios electrónicos que utilicen Transfermóvil o como traspaso de saldo entre monederos, siempre que sea en la misma moneda.

Los fondos en USD, aseguran los directivos, “se reciben desde el exterior, a través de una institución financiera que se defina” y no a través de transferencias con las cuentas en MLC, la divisa virtual con la que el Gobierno cubano vende algunos servicios y productos de primera necesidad y en la que no paga a la gran mayoría de la ciudadanía.

Esto significa que algunas de las recargas en divisas procedentes del exterior serán gestionadas directamente por ETECSA, compañía que controla Transfermóvil y, por ende, la bolsa MiTransfer.

Tres resoluciones en menos de tres años

Pero, ¿cómo puede hacer esto ETECSA si es una empresa de telecomunicaciones y no un banco o una entidad financiera?

El monopolio dio a conocer el día 21 de febrero que el Banco Central de Cuba (BCC), mediante la Resolución 32/2023, había ampliado su licencia “para actuar en el territorio nacional como entidad no financiera”. De esta forma, ETECSA podría ejercer “como proveedor de servicios de pago a través de la operación y gestión de la plataforma Transfermóvil, permitiendo a los suscriptores de la red celular (…) interactuar con sus cuentas bancarias, pagar servicios públicos, gestionar servicios de telecomunicaciones y realizar pagos en el entorno del comercio electrónico en el país”.

En julio de 2020, el ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo, habló en el programa “Mesa Redonda” sobre la posibilidad de implementar monederos virtuales en Cuba. Perdomo no dio muchos detalles, pero adelantó que podría ser una de las vías que el Gobierno utilizaría para recaudar divisas.

Unos meses después, en diciembre de 2020, el BCC publicó la Resolución 157/2020, que otorgaba la capacidad a ETECSA de prestar apoyo a las entidades financieras en el territorio nacional. Ya en 2021, esta norma fue actualizada con la Resolución 116/2021, que sí mencionaba a los monederos virtuales.

Según este documento, fue ETECSA quien solicitó al BCC la modificación de la licencia de 2020, “a fin de incluir entre las actividades autorizadas a desarrollar, la habilitación de un monedero móvil como parte de la operatoria de la plataforma Transfermóvil”.

La resolución permitía, en la práctica, la conversión del saldo de los teléfonos móviles en dinero. Los usuarios que tuvieran un monedero virtual podrían utilizar las recargas de saldo móvil realizadas en el extranjero para comprar bienes. De esta forma, las recargas telefónicas serían una especie de remesa que sustituirían a los métodos de cambio de saldo por efectivo usados de manera informal.

Sin embargo, seis meses después de entrar en vigor, en septiembre de 2021, la Resolución 116/2021 fue derogada. Los motivos de esta decisión no fueron aclarados por ningún medio o canal de comunicación controlado por el Estado.

La entrada en vigor de la Resolución 32/2023 constituye el tercer cambio en menos de tres años de la licencia de ETECSA para operar financieramente sin ser un banco. Al respecto, surgen algunas dudas e interrogantes: ya que ETECSA está autorizada a gestionar recargas en divisas a través de Transfermóvil, ¿qué pasará con aquellos activistas y periodistas independientes a los cuales la compañía vulnera sus derechos digitales al interrumpirles su servicio de internet móvil?

Por otra parte, han sido constantes las denuncias de la sociedad civil de inhabilitación de líneas de telefonía móvil y de robo de saldo. ¿Estarán los nuevos monederos digitales a salvo de esto? ¿Qué garantías hay para ello?

El lento retorno de la Western Union

La historia del envío de remesas de manera electrónica desde Estados Unidos hacia Cuba tiene más de 20 años. Un reporte de 1999, publicado por el medio CubaNet, indica que exiliados cubanos podían enviar dinero al país —excepto mediante bancos estadounidenses— a través del portal Cubaweb, el primer sitio web oficial del Gobierno cubano en internet.

Cubaweb era dirigido por Aníbal Quevedo, un excombatiente en Angola graduado de Relaciones Internacionales. Quevedo es una de las personas que está detrás de la tienda online Supermarket 23, una empresa cuyos vínculos con instituciones militares han sido documentados por los medios independientes.

Entre julio y septiembre de 2020, el Departamento de Estado de Estados Unidos sancionó a la corporación multinacional de finanzas y seguros American International Services (AIS) y a la Western Union (WU). Estas compañías fueron penadas por gestionar remesas en divisas que pasaban por empresas militares del Gobierno cubano, como es el caso de FINCIMEX.

La sanción repercutió en la reducción de la entrada de divisas extranjeras a la Isla, las cuales la empresa estatal FINCIMEX recaudaba y luego entregaba a la ciudadanía en pesos cubanos o MLC.

En los últimos meses el Gobierno de Joe Biden ha tenido acercamientos con el régimen cubano. En noviembre de 2022, el ejecutivo demócrata hizo un cambio notable en la política de envío de remesas a la Isla.

El 16 de noviembre, el periodista Mario J. Pentón, de AméricaTeVe, anunció que el Gobierno estadounidense había aprobado a la agencia de viajes VaCuba, establecida en Miami, para operar con la empresa cubana Orbit S.A. en el envío de divisas. VaCuba cobraría siete dólares por cada 100 que se enviaran a la Isla para ser depositados en las tarjetas en MLC.

A pesar de haber sido fundada el 3 de febrero de 2020, hasta noviembre de 2022 Orbit S.A. tenía muy poca presencia pública, física o digital. Por eso, levantó sospechas que el BCC le diera capacidad para “gestionar y tramitar transferencias internacionales” y “prestar servicios de pago de bienes y servicios a través de su infraestructura”.

Orbit se convertía, entonces, en la tercera empresa cubana autorizada para tramitar remesas y en el potencial sustituto de FINCIMEX. Antes, solo Servicios de Pago Red S.A. (REDSA) y la propia FINCIMEX habían obtenido un permiso similar. Y ahora, a partir del 21 de febrero, ETECSA podrá hacer algo parecido.

“Hay algunas tarjetas a las que está prohibido el envío de remesas por parte de las autoridades estadounidenses. Nosotros cumpliremos con esas prohibiciones”, dijo Heder Martínez, mánager general de VaCuba, a AméricaTeVe.

Pero, según Radio y Televisión Martí, VaCuba realizó anteriormente transferencias hacia las tarjetas AIS, controladas por militares, lo que genera cuestionamientos con respecto a una posible vulneración de las leyes estadounidenses.

Aun así, la flexibilización y el envío de remesas hacia Cuba parece que va a incrementarse. En enero de 2023, WU anunció la ampliación de una fase de pruebas para el envío de dinero a la Isla.

Hasta el momento, WU no tiene disponible ese servicio de forma digital, aunque lo incorporó —y luego retiró— brevemente a su aplicación móvil a inicios de año.

Queda por ver, pues, cómo se desarrollará el envío de recargas en divisas a través de ETECSA. Con la justificación de “transformar digitalmente a la sociedad cubana”, instituciones cercanas al Gobierno han lanzado aplicaciones que presentan fallos o no funcionan correctamente, como es el caso de Transfermóvil.

El ingeniero informático Jorge Noris advirtió de esta posibilidad en 2021. “El problema más urgente tiene que ver con la concurrencia, es decir, con cuántos usuarios usen el monedero móvil y cómo se dará la comunicación entre ETECSA y el BCC”, explicó a YucaByte.

Según Noris, el uso del monedero virtual podría tener los mismos problemas que otras aplicaciones lanzadas por el Gobierno: los pagos podrían no realizarse debido a un colapso provocado por los problemas de comunicación entre la pasarela de pago y los servidores de los bancos.

Entradas creadas 33

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + trece =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba