ETECSA pierde ingresos y busca dólares del exilio cubano

Ilustración: Alejandro Cañer

Del 4 al 15 de noviembre de 2022, ETECSA, la única compañía de telecomunicaciones permitida en Cuba, ofreció una promoción para recarga internacional en la que era posible quintuplicar el saldo y disfrutar de internet ilimitado durante 30 días, de 12:00 de la noche a 7:00 de la mañana.

En los últimos meses, la empresa de telecomunicaciones ha lanzado otras promociones similares. Esas ofertas multiplican el saldo que recibe la persona en Cuba e incluyen minutos extra para llamadas de voz y acceso a internet.

Por ejemplo, una oferta del 7 de septiembre incluyó un bono de 5GB para conectarse a internet y un bono de 1000 pesos de saldo al recargar con un monto mínimo. 

El internet ilimitado es una vieja demanda de la ciudadanía al monopolio de las telecomunicaciones. Fue a finales de octubre de 2022 cuando ETECSA sacó por primera vez su plan de datos ilimitados por la madrugada: en aquella ocasión, si la persona en Cuba recibía —como mínimo— el equivalente a 1000 pesos, se duplicaría su saldo y recibiría la bonificación. 

No obstante, este servicio de internet ilimitado solo se puede comprar desde unas pocas páginas con las que ETECSA tiene acuerdos. A través de esas webs y con tarjetas bancarias internacionales, residentes en el exterior pueden pagar a la compañía por recargas para clientes en Cuba.

También en el mes de agosto de este año la compañía lanzó Nauta Plus, una opción que permite estar conectado a internet las 24 horas del día, con tarifas desde 15 dólares. ETECSA advierte que esta nueva modalidad, al igual que la de internet ilimitado en la telefonía móvil, no es recargable en pesos cubanos. Cuando termina el período del plan hay que adquirir uno nuevo a través de la Bolsa MiTransfer en USD. 

La Bolsa MiTransfer es una especie de monedero virtual asociado a un número de teléfono móvil cubano. Este monedero virtual tiene la posibilidad de tener dos cuentas, una en moneda nacional y otra en USD. Pero para el servicio específico del Nauta Plus, ETECSA solo acepta el pago en USD.

De acuerdo con la compañía de telecomunicaciones, la bolsa solo puede ser recargada a través de su propia página web y con tarjetas internacionales. “El pago puede ser en USD o euros y el beneficiario en Cuba recibe USD en su bolsa”, aclara ETECSA.

A pesar de los requerimientos de pagos en divisas y con tarjetas internacionales, la compañía no ha actualizado aún su tasa oficial, como sí lo hicieron las casas de cambio estatales, conocidas como Cadecas, desde agosto de 2022.

La empresa continúa con el cambio de un dólar por 24 pesos para las transacciones hechas desde el exterior, aun cuando el cambio oficial es un dólar por 120 y el cambio informal haya llegado a principios de octubre a uno por 200.

Esta situación ha conllevado a que, para muchos emigrados, sea más favorable enviar euros o dólares a sus familiares en Cuba para que compren ellos mismos la recarga, en lugar de pagar por el servicio desde el extranjero, como era común antes de la subida del dólar.           

Antes de 2021, 20 dólares eran equivalentes a 500 pesos cubanos. Con ese dinero se podía comprar un solo plan, que incluía 5,5GB de datos móviles para todas las redes y 300 megas para páginas nacionales.

Si tomamos el punto más alto de la inflación, cuando el dólar alcanzó los 200 pesos en el mercado informal, 20 dólares serían 4000 pesos cubanos. En 2022, con esa cantidad se podrían adquirir ocho paquetes de 8GB, a 500 pesos o cuatro paquetes de 16GB, a 950. Con la última opción sobraba dinero para comprar un paquete menor de 2,5GB a 200 pesos. 

Las ofertas de internet ilimitado y Nauta Plus parecen ser una estrategia comercial de la empresa de telecomunicaciones destinada a recuperar ingresos en divisas mediante las recargas enviadas por residentes en el exterior.                    

De acuerdo con datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Investigación (ONEI), en 2021 el Gobierno cubano ingresó 159 373 300 dólares por exportación de servicios de telecomunicaciones. Esto fue 5,06 veces menos dinero que lo ingresado en 2020, cuando el país generó 807 222 900 dólares por el mismo concepto.

Esta fue la primera vez desde 2018, el año en que comenzó el servicio de internet por datos móviles en Cuba, que disminuyeron los ingresos. En ese año y en el 2019 las ganancias del país, según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), fueron incluso más altas que las reportadas por la ONEI. En ambos casos, de acuerdo con la OCDE, se llegó a superar los 1600 millones de dólares.

Pero la situación cambió en 2021, año que empezó con la llamada “unificación monetaria”. Las políticas económicas del Gobierno cubano llevaron a una inflación en el país y a una devaluación de la moneda nacional.

El informático Jorge Noris explicó a YucaByte que antes de la inflación, la popularización de las criptomonedas y la aparición del MLC, el saldo del móvil era usado como una suerte de moneda digital.

Un reporte de 2018 del diario 14ymedio confirma la existencia de transacciones con saldo entre los cubanos para comprar bienes. La nota describe desde el pago por ropa o zapatos hasta la compensación por algún servicio.

“Esto es un factor decisivo en esta pérdida de ingresos de ETECSA”, opina Noris.“Mientras menos personas estén interesadas en recargarse la cuenta, ya sea con un familiar en el exterior o con un cuentapropista que brinda ese servicio aquí en la Isla, ETECSA recibe menos divisas”.

Con independencia de los potenciales beneficios que traería para el monopolio de las telecomunicaciones, estas nuevas ofertas ¿son realmente una opción viable para la ciudadanía?

El programador Josuán Cabrera dijo a YucaByte que puede resultar más económico comprar otros paquetes de datos con el dinero que cuesta la recarga de internet ilimitado. Y que, además, esos paquetes no estarían limitados al horario de 12:00 de la noche a 7:00 de la mañana.

“A las personas que descarguen contenido multimedia y juegos les puede resultar atractivo, pero igual hay que valorar la calidad de la conexión que se ofertará en el servicio para comparar si va a resultar rentable realmente”, explicó.

En los últimos meses varios usuarios han reportado en redes sociales inestabilidad y lentitud en la conexión. Los clientes piden explicaciones a la compañía, que suele guardar silencio ante los reclamos.

Por otro lado, Noris considera que las nuevas ofertas de la ETECSA no están pensadas para el cubano de a pie.

Según él, la nueva promoción de internet ilimitado está orientada a “aquellas personas que, o tienen familia en el exterior, que le es cómodo pagar 25 USD mensuales (y un poco más por el gravamen de la transferencia) para comunicarse con su familia; o a aquellas personas que tienen un negocio particular de alojamiento, o a un ingeniero informático que trabaje para una empresa extranjera o un cliente extranjero”.

Noris cree que ETECSA como empresa ha ido enmarcándose en ciertos nichos de clientes, en lugar de pensar su servicios para la mayor parte de la ciudadanía.

“Estas últimas ofertas están más pensadas para probar la plataforma que utilizan para estos servicios”. Según Noris, el internet por ADSL [siglas en inglés de Línea de Abonado Digital Asimétrica] en Cuba se tarifa por horas, a diferencia de como se hace en muchos lugares. “Es decir, que [en la Isla] no pueden utilizar la misma plataforma que usan en el mundo entero; cogen una plataforma china, la modifican según las necesidades del país y eso hay que probarlo”, señala el informático.

Que el nuevo paquete de internet ilimitado se esté probando de madrugada no es algo casual para el también bloguero. Es en ese horario cuando menos carga hay en la red de telecomunicaciones. “Si muchas personas quieren este paquete y lo usan durante el día, puede colapsar la red de datos móviles, que está en una situación crítica por las pocas inversiones”.

“Cuando se va la luz, las radiobases de ETECSA no tienen respaldo, no tienen un grupo electrógeno y se caen las comunicaciones en esas zonas. Han tenido que ir poco a poco reemplazando las baterías, poniendo donde sea necesario una planta eléctrica; y estos han sido gastos que ni ellos ni nadie se esperaban, amén de que deberían haber previsto esto desde un principio”.

Para Noris no hay dudas: con la inflación actual en Cuba es mucho más factible enviar el dinero que comprar una recarga internacional de ETECSA. “Si lo necesito para comunicarme, lo uso para comunicarme y si lo necesito para comprar comida o alguna otra cosa, lo hago”, sentenció.

Entradas creadas 17

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba