Aniversario del 11J: militarización y las «cibertropas» del régimen

 Ilustración: Alejandro Cañer

Una investigación realizada por la organización Cazadores de Fake News, demostró que la etiqueta #CubaPorLaPaz ha sido impulsada por cuentas que operan como cámaras de eco, que son bots o tienen un comportamiento similar al de un bot.

Esta etiqueta es utilizada por simpatizantes del gobierno cubano para invalidar a quienes tratan de visibilizar con #SOSCuba la crisis por la cual atraviesa el país.

Cazadores de Fake News utilizó la herramienta Hoaxy para comparar estas dos etiquetas que fueron tendencia en la isla. Y descubrieron que la oficialista #CubaPorLaPaz generó grandes cantidades de spam. Con otra herramienta, llamada BotAmp, comprobaron que la probable actividad bot en #SOSCuba es significativamente menor que en la contraparte empleada por cuentas asociadas al régimen cubano. También recomendaron el uso de estos instrumentos para estudiar cuando surgen etiquetas inorgánicas como respuesta a etiquetas orgánicas, como es el caso.

A pesar de las evidencias, varias de las cuentas que crean contenido propagandístico argumentaron que #SOSCuba estaba posicionada gracias a esas mismas técnicas que emplean los troles vinculados con el gobierno de Miguel Díaz Canel.

El posicionamiento de etiquetas inorgánicas ante reclamos de la ciudadanía no es nuevo. Ya en 2019, a tan solo 6 meses de la introducción de internet por datos móviles, el poder en Cuba trataba de posicionar #CubaInformatiza, una etiqueta impulsada en su mayoría por cuentas recién creadas, como respuesta ante #BajenLosPreciosDeInternet, un reclamo que salió de los clientes de ETECSA, la única empresa de telecomunicaciones permitida en el país.

Por otro lado, esta no es la primera vez que el régimen de la isla echa mano de las llamadas “ciberclarias” para dar la impresión de superioridad y apoyo en redes sociales. En agosto de 2020, Twitter suspendió permanentemente 526 cuentas falsas administradas por organizaciones del gobierno cubano, específicamente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

En aquella ocasión, a través de un comunicado oficial, la red social declaró que su medida respondía a una investigación que determinó que estas cuentas oficiales cubanas estaban asociadas con otras dedicadas a divulgar fake news desde perfiles falsos. La medida también afectó a cuentas de instituciones de Irán, Rusia y Arabia Saudí, que cometían igual violación de los términos y condiciones de Twitter.

Mientras tanto, la FEU dijo que la suspensión respondía a un intento de “acallarla”, sin mencionar en ningún momento las causas por las que se le aplicó la sanción.

Lo cierto es que este tipo de comportamiento virtual no solo es típico de “ciberclarias” anónimas. En mayo de 2020 fue baneada de Twitter la cuenta de Diosvany Acosta, en aquel tiempo primer secretario de la UJC. Con mejor suerte corrió el perfil de Mayra Arevich Marín, quien fuera presidenta de ETECSA y actualmente se desempeña como ministra de Comunicaciones. Una investigación de YucaByte encontró que Arevich Marín, desde sus tiempos a la cabeza de ETECSA, administraba un perfil falso. La ministra también ha sido señalada por incentivar el odio contra la periodista independiente Yoani Sánchez.

Pero hay más: el 16 de septiembre de 2021, Twitter suspendió temporalmente la cuenta del Ministerio de Justicia de la República de Cuba (Minjus), al haber “detectado actividad inusual”. Algo similar sucedió en 2019, cuando varias cuentas encargadas de difundir la propaganda gubernamental tuvieron igual destino.

Las reglas de Twitter impiden “amplificar o suprimir conversaciones de manera artificial a través del uso de múltiples cuentas”, “operar varias cuentas con casos de uso superpuestos, como personas idénticas o similares o contenido sustancialmente similar”, y “operar múltiples cuentas que interactúan entre sí para inflar o manipular la importancia de Tweets o cuentas específicas”.

Aniversario del 11J: represión, amenazas y silencio

Además de tratar de acallar los reclamos de parte de la ciudadanía cubana y del exilio, el poder desató una ola represiva contra activistas, periodistas y artistas antes y durante el primer aniversario de las históricas protestas del 11 de julio.

YucaByte hizo un levantamiento de algunas de las acciones represivas que han sido documentadas.

El 7 de julio, el activista por la democracia Yerly Luis Velázquez fue citado para ser interrogado y posteriormente encarcelado. Velázquez ya pasó unos días en prisión en noviembre, durante otra ola de represión en el contexto de la frustrada marcha por el cambio.

 

Luz Escobar, reportera del diario 14ymedio, denunció que desde el 10 de julio se mantiene sitiada en su casa. Desde su balcón tomó fotografías que demostraban el cerco policial a su vivienda para impedirle salir a la calle.

La periodista y escritora María Matienzo también confirmó que se encontraba sitiada en su hogar junto con Kirenia Núñez. Matienzo recordó que, tanto ella como Núñez, pasaron por una situación similar el año pasado, al punto de perder la cuenta de cuántos días estuvieron encerradas por la fuerza.

Por parte de la ciudadanía, el doctor Enrique Leyva Rodríguez, residente en Manzanillo, al oriente del país, escribió “Patria y Vida” en su bata de médico y salió a protestar en solitario y de forma pacífica por las calles de su ciudad. Reportes compartidos por redes sociales aseguran que el doctor Leyva Rodríguez fue detenido y golpeado.

Esto último fue confirmado por su hermano, Alejandro Leyva, quien reside en Tampa y por un colega de profesión, Alexander Jesús Figueredo Izaguirre. Hasta el momento no hay información actualizada sobre el estado en el que se encuentra el doctor Leyva.

El 11 de julio, Raúl Capote, opositor cristiano, quien fuera hace unos años líder juvenil de la Iglesia Bautista El Calvario, fue detenido y llevado a la fuerza de su propia casa. Su esposa, Liliana Moc, compartió los hechos en una publicación de Facebook. El día 12, la propia Moc informó de la liberación de su pareja.

El joven Diego Jesús Fernández Asin, de 22 años, grabó una transmisión en vivo donde daba sus razones para salir a protestar el 11 de julio. Fernández Asin, se filmó con su celular cuando salió a la calle en solitario.

La represión también alcanzó a personas que estuvieron encarceladas por salir a la calle el 11 de julio del año pasado y a sus familiares. El primer caso fue el de la adolescente Gabriela Zequeira, que era menor de edad cuando fue apresada hace un año. La plataforma Cubalex denuncia que en aquella ocasión Zequiera fue desnudada y amenazada sexualmente. Ahora, las autoridades la citaron, la intimidaron y le hicieron firmar un documento en el que se comprometía a no salir a manifestarse bajo pena de cárcel. El segundo caso fue el de Migdalia Padrón, madre de uno de los presos políticos de La Güinera. La revista Árbol Invertido afirmó que Padrón había sido detenida el 11 de julio y puesta en libertad unas horas después.

De igual forma, un veterano opositor como Guillermo “Coco” Fariñas fue detenido durante 73 horas, de acuerdo con su hija Haisa Fariñas. Haisa reportó el arresto de su padre el día 9 de julio. En aquel momento los agentes de la Seguridad del Estado no dieron detalles de por qué era detenido.

Al principio, la familia de Fariñas no sabía nada de su paradero. Luego supieron que se encontraba en la Unidad Provincial de Operaciones de la Seguridad del Estado. Mientras estaba en la unidad, le prohibieron a la abuela Haisa Fariñas verlo, hablar con él y llevarle provisiones.

Finalmente, tras rumores de una supuesta huelga de hambre desmentidos por su hija, Fariñas fue puesto en libertad en la tarde del 12 de julio.

Ángel Moya, esposo de Berta Soler, una de las más conocidas Damas de Blanco, contó en su perfil de Facebook que él y Soler fueron detenidos el 10 de julio; además fueron separados y llevados a estaciones de policía diferentes. Allí, cuenta Moya, ambos fueron multados y advertidos que no podían salir de su hogar hasta después del día 13 de julio.

 

Entradas creadas 280

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho + 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba