Cuba: derechos digitales en crisis (1-28 de febrero de 2023)

Ilustración: Art Tonio

En febrero de 2023, la sociedad civil y los periodistas independientes registraron diversas violaciones a sus derechos digitales. En este período, además, se reportaron fallas en los servicios de telefonía y de datos móviles de ETECSA. Por otro lado, varias figuras del oficialismo lamentaron la eliminación masiva de cuentas y grupos de Facebook que replicaban la propaganda gubernamental.

El 1 de febrero de 2023, el activista Adel Bonne Gamboa reportó un intento de hackeo de su cuenta de Instagram. “Era un perfil que, cuando lo revisé, vi que tenía publicaciones de propaganda gubernamental. Por eso lo hice público”, dijo a YucaByte.

El 3 de febrero, Bonne Gamboa denunció en redes sociales que su madre estaba siendo hostigada por la Seguridad del Estado (SE), que esperaba que ella influyera en él y lo convenciera de abandonar el activismo.

Ante el acoso, Bonne Gamboa respondió que no iba a ceder a las amenazas de la SE y que se iba a mantener ayudando a los familiares de los presos políticos.

Unos días más tarde, el 8 de febrero, el joven publicó que ETECSA había cortado el servicio de internet móvil y de llamadas de su línea de celular principal.

El 1 de febrero, el rapero Eliécer Márquez Duany ―conocido artísticamente como El Funky―, uno de los intérpretes de la canción “Patria y Vida”, aseguró que su cuenta de WhatsApp había sido hackeada. Quienes lo hackearon les pidieron dinero a sus contactos,  haciéndose pasar por él.

“Están pidiendo dinero para [los] presos políticos. Te mandan un número de Zelle y por ahí estafan”, advirtió el rapero en una transmisión en vivo de Facebook.

El día 8, la líder de las Damas de Blanco Berta Soler Fernández dijo en redes sociales que, desde el 6 de enero, tanto ella como su esposo, el activista Ángel Moya, tenían limitado su servicio de internet móvil. “Solo podemos conectarnos por wifi”, aclaró la activista.

“En mi caso ―prosiguió en su denuncia― ETECSA me está robando el saldo que tengo. No es posible que sin servicio realice una compra para datos móviles el 1 de febrero y que ya no me queden megas”.

Soler Fernández comentó a YucaByte que le fue restablecida la conexión en una de sus dos líneas después de realizar la denuncia, pero que no pasó igual con la línea cuyo saldo había sido sustraído. Recalcó, además, que la inestabilidad de la conexión hacía muy difícil, para ella y su esposo, el acceso a internet.

El 9 de febrero, el reportero de Univisión Daniel Benítez anunció en su muro de Facebook que le habían hackeado su cuenta de WhatsApp. “De momento está recuperado [el WhatsApp], pero no tengo un solo mensaje. Utilizando este número y haciéndose pasar por alguien que me conoce han intentado el robo”, relató.

“Me percaté cuando empezaron a llegar notificaciones de intentos de acceso que yo no había realizado”, explicó a YucaByte. “Hice la denuncia y por espacio de varias horas estuve batallando para no perder la cuenta”.

El día 10, cerca de las 3:00 de la tarde, el periodista de Diario de Cuba Jorge Enrique Rodríguez informó a través en sus redes sociales que no tenía conexión desde la mañana.

“El otro día comprobé con mi hijo, él con sus datos móviles y yo con los míos, que no podía acceder ni siquiera a internet sin VPN; lo que significa que tengo el servicio de datos móviles restringido permanentemente”, dijo a YucaByte.

En el mes de febrero, varios activistas, medios y periodistas independientes amplificaron en sus perfiles personales la historia de la joven Sulmira Martínez, quien fue detenida por la SE el 10 de enero de 2023 por sus publicaciones en redes sociales.

“Sulmira tenía un perfil en Facebook —que se llama ‘Salem Cuba (Cállate Ya Asere)’— donde básicamente expresaba lo que quería, casi siempre en contra de la dictadura. Su última publicación ahí fue el mismo día que la detuvieron y dice: ‘Para los que dicen que el que empuja no se da golpes: Estoy planeando una manifestación es para la calle no detrás de una pantalla’”, posteó la periodista Mónica Baró.

“Sulmira no es famosa, tiene ahora mismo casi 3400 seguidores, y tampoco es artista ni intelectual. Insisto: tiene 21 años y lleva casi 40 días en Villa Marista, que además de ser el cuartel general de la Seguridad del Estado es un centro de torturas”, agregó Baró.

 


 

Norma Pérez, madre de Martínez, aseguró que la SE confiscó la computadora y los teléfonos de su hija. “Ella se manifestaba en las redes y un día vinieron a buscarla dos agentes del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI)”. Según Pérez, el delito por el que acusan a su hija es “propaganda contra el orden constitucional”.

El 16 de febrero, usuarios de telefonía móvil en Cuba sufrieron la falta de disponibilidad del servicio durante unas horas. La interrupción coincidió con la visita a Cuba del rapero estadounidense Tekashi 6ix9ine, inicialmente acusado de lanzar billetes de 100 dólares a una multitud reunida frente al hotel Iberostar Grand Packard, en La Habana. Poco después del incidente, el propio Tekashi aseguró en sus redes sociales que no estaba involucrado, sino alguien que lo estaría suplantando. Después de atacarlo en medios oficiales, las autoridades cubanas también negaron la participación del rapero en el incidente. No obstante, la información no ha podido ser comprobada por una tercera parte.

Ese día, el servicio de telefonía móvil falló después que los billetes fueran lanzados al aire. La interrupción fue reconocida por ETECSA, que afirmó que trabajaba en la identificación de la falla.

El 19, Zelandia Pérez Abreu, miembro de la Asociación Cubana por la Inclusión (ACI), escribió a YucaByte para denunciar que llevaba 72 horas sin conexión a internet y 48 horas sin poder hacer llamadas. “Me presenté ayer en ETECSA y según ellos mi línea no tiene problema alguno”, apuntó.

La dificultad para conectarse de Pérez Abreu se mantuvo durante el resto del mes. El día 27, aseguró, tuvo conexión durante dos horas, pero después no pudo acceder a internet el resto del día.

El día 20, Alberto Fonseca, hermano del preso político Roberto Pérez Fonseca, compartió en Twitter que la policía política estaba acosando a los miembros de Cuba de Luto, una iniciativa ciudadana centrada en pedir la libertad de los presos políticos en la Isla. “Ya comenzó el acoso, citaciones y cortes de internet. No nos van a callar”, escribió Fonseca.

“Cortaron el internet a casi todos”, dijo el activista a YucaByte. “El 26 de febrero, tanto Wilber Aguilar, como mi madre [Liset Fonseca] y Saily Núñez estuvieron sin internet. El fin de semana también lo cortan, previendo que salgan a marchar [para pedir la libertad de sus familiares]. Los cortes son de horas. Empezaron por interrupciones de dos horas, cuatro horas, pero últimamente han pasado de 12 horas, y mi madre me ha dicho incluso que pasa días sin conexión”.

El 21, el medio independiente CubaNet publicó las declaraciones de su reportero Osniel Carmona, quien fue detenido por las autoridades al tratar de tomar imágenes para un trabajo periodístico en el Parque Morro-Cabaña, sede de la Feria Internacional del Libro de La Habana. Las autoridades confiscaron los medios de trabajo de Carmona y borraron las imágenes que tomó.

El periodista relató a YucaByte que los agentes que lo detuvieron hicieron alusión a un trabajo suyo sobre la dificultades para solicitar el pasaporte, en el cual criticó la congestión en las oficinas de trámites del Ministerio del Interior. “También estaban notablemente molestos por un segundo trabajo que publiqué sobre la Feria del Libro, con varias entrevistas acerca de la calidad del evento”, precisó.

“Referente al internet ―añadió― ya desde hace algún tiempo vengo arrastrando esta situación de los cortes del servicio por horas o incluso durante días. Y no tiene nada que ver con las caídas del servicio habituales, pues siempre compruebo que el resto de las personas tengan acceso y llamo a ETECSA para preguntar si tengo alguna afectación. Algo parecido me ha pasado varias veces con el servicio telefónico, con cortes de hasta 48 horas”.

El 22 de febrero, Yoani Sánchez, directora del diario 14ymedio, dijo que las líneas telefónicas de la redacción del diario habían sido cortadas. “No podemos hacer llamadas ni conectarnos a internet”, comentó Sánchez en Twitter. “No conocemos la razón para esta vuelta de tuerca represiva de hoy”, sentenció.

La también filóloga afirmó que seguía sin acceso a internet el día 23.

Parte de la ciudadanía y varios activistas con presencia en Twitter reportaron el 22 de febrero inestabilidad con varios de los servicios ofrecidos por ETECSA, entre ellos internet, el envío de SMS y las llamadas telefónicas.

La respuesta del monopolio de las telecomunicaciones a varios usuarios fue la siguiente: “Buenas tardes, envíanos al privado tu número de servicio para revisar. Tenemos reportes similares y nuestros especialistas están revisando. ¿Solo percibes problemas para establecer la llamada o en algún otro servicio?”.

Más adelante, la empresa informó en una breve nota de prensa que había ejecutado“acciones correctivas” y que ya se registraban los valores habituales de tráfico, sin ofrecer ninguna otra explicación sobre el origen de la inestabilidad

Un día después, el 23 de febrero, la cuenta en Facebook de “Con Filo”, uno de los principales programas televisivos de propaganda del Gobierno cubano, publicó que había una “campaña” dedicada a decir “que el internet está muy malo, que la conexión está muy lenta”.

El activista Boris González Arenas aseguró a YucaByte que su servicio de internet móvil estuvo afectado los días 23 y 24. “Fueron los días del fallecimiento del preso político Orlando Zapata Tamayo, en 2010, y del derribo de la avioneta de Hermanos al Rescate, en 1996. Perdí los datos casi completamente. La conexión solo me servía para enviar mensajes de chat, pero no fotos ni audios. No me abría Facebook ni Google”, señaló

El 23, la activista Yordanka Battle Moré denunció que una persona había tomado su nombre y se había hecho pasar por ella. “No le conozco de nada, no sé qué busca. Tiene un número telefónico parecido al mío”, afirmó Battle Moré en Facebook.

Anteriormente, la activista había sido citada por la SE para ser interrogada el 14 de febrero.

También el día 23, la empresa Meta, cuyo mayor accionista es Mark Zuckerberg, publicó su Reporte de amenazas adversarias. Cuarto trimestre de 2022. En el informe se conoció de la remoción de una red de comportamiento inauténtico coordinado (CIB, por sus siglas en inglés) en Cuba, que estaba vinculada al Gobierno. Además de la red cubana, Meta eliminó redes similares en Serbia y Bolivia.

De acuerdo con el documento, la operación CIB en Cuba estaba dirigida a audiencias locales de ese país y a la diáspora cubana en el exterior. Específicamente, Meta borró 363 cuentas de Facebook, 270 páginas, 229 grupos y 72 cuentas de Instagram por violar las políticas contra el comportamiento inauténtico coordinado.

“Las personas detrás de esta actividad basaron su actividad en cuentas falsas [conocidas en la Isla como ciberclarias] que administraban páginas y grupos para publicar y amplificar contenido, comentar en las publicaciones de otras personas y llevar tráfico a sitios web fuera de la plataforma. Algunas de estas cuentas usaron fotos de perfil probablemente generadas con técnicas de inteligencia artificial”, indica el reporte.

El objetivo de esta red, aparentemente, era el de simular un apoyo masivo al Gobierno en internet. Según Meta, usaron las cuentas falsas para dar “me gusta” a contenido progobierno en redes y para criticar a opositores y pedir que los reportaran, sin éxito. Algunos de los memes creados por esta red se referían a opositores como “gusanos”, discurso de odio que popularizó Fidel Castro tras su llegada al poder.

Varias figuras cercanas al oficialismo lamentaron la remoción llevada a cabo por Meta. Bruno Rodríguez Parrilla, canciller del régimen, calificó las acciones de la compañía como “intentos” por censurar la voz de su gobierno.

Por su parte, Cubadebate, uno de los medios controlados por el Estado, argumentó que no se habían dado “explicaciones plausibles” para el borrado y vinculó a Zuckerberg y a Meta con la CIA.

Como antecedente a esta remoción, en el mes de octubre de 2022 varias redes sociales, incluidas Facebook y Twitter, penalizaron los contenidos propagandísticos del Gobierno en internet.

El 24 de febrero, la activista Marthadela Tamayo dijo a nuestro medio que tanto ella como Osvaldo Navarro Veloz, Manuel Cuesta Morúa, Juan Antonio Madrazo Luna, Luis Machado y Lázara Ayllon tenían el servicio restringido. “Al contactar a ETECSA la respuesta que se nos ha dado es que ‘hay congestión en las líneas’. Estamos pasando muchas dificultades para poder trabajar y hacer las actividades cotidianas”.

Tamayo recordó que ―aunque las últimas 48 horas habían sido las peores― la situación con la conexión para los miembros de Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), grupo al cual pertenece, se había mantenido pésima todo el mes.

El día 27, Tamayo también reportó que había empezado la semana sin acceso al servicio de datos.

El 24, la activista e historiadora del arte Yamilka Lafita, conocida en redes como Lara Crofs, denunció en Facebook que se encontraba sin servicio de internet móvil.

Yanaisi Curbelo, madre del manifestante del 11J Brandon David Becerra Curbelo, reportó estar en una situación similar entre los días 26 y 28 de febrero.

“Totalmente sin internet por días”, explicó a YucaByte. “Ni cobertura en la línea; ni el saldo puedo consultar. Me restringen todo. Ni siquiera puedo dar ‘me gusta’ [en Facebook]”.

Entradas creadas 322

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba