Luz Escobar: El teléfono móvil es una herramienta poderosa

Ilustración: Julio Llópiz-Casal

A Luzbely Escobar no le interesaba mucho el periodismo cuando era niña. Soñaba con ser bailarina o cosmonauta. Sus padres trabajaban en la revista Cuba Internacional, una revista destinada al público extranjero, encargada de mostrar una imagen paradisíaca del país. Allí su papá escribía y su mamá tomaba fotos. Podría decirse con seguridad que tenía muy cerca la profesión, pero no fue hasta muchos años más tarde que decidió aprender cómo ejercerla.

Lo que sí aprendió desde pequeña fue la forma de actuar de los agentes de la Seguridad del Estado, sus preguntas y métodos de intimidación. Su padre, Reinaldo Escobar, era considerado un periodista incómodo para el poder, que solía intentar colar alguna crítica al gobierno en sus textos.
Mientras crecía, Luzbely, o Luz, como es más conocida, vio cómo los agentes de la seguridad acosaban a su papá. Luz contó en una entrevista anterior a YucaByte que Reinaldo fue sincero con ella y le explicó, sin tratar de ocultarle muchas cosas, la represión que sufría. Luz guardó en su memoria esas historias y el 10 de diciembre de 2014, la primera vez que fue detenida por las autoridades, vio que se repetían con ella las mismas preguntas y los mismos gestos que su papá le había contado.
Ahora Luz tiene 44 años y dos hijas adolescentes que han vivido experiencias muy similares a las que ella vivió a su edad. Por su trabajo ha recibido el Premio Internacional de Periodismo de El Mundo, en 2022, y ha sido reconocida como mujer heroína del periodismo por la International Women’s Foundation, en 2019; también ha recibido represión y acoso. La reportera habló nuevamente con YucaByte sobre sus inicios en 14ymedio y sobre cómo el poder en Cuba viola sus derechos digitales y su derecho a la libertad de expresión.

“Los roces con la Seguridad del Estado llegan exactamente desde el primer momento en que 14ymedio sale al aire, nuestro diario está bloqueado desde el momento en que sale. Desde los servidores nacionales no se puede acceder” dice.
Un reporte publicado por la Unión Europea en abril de 2022 confirma esto de lo que habla Luz. 14ymedio es uno de los varios sitios de medios independientes que están bloqueados en la isla, es miembro fijo de una lista que cambia a conveniencia del estado cubano.
Pero volvamos a ese 10 de diciembre de 2014, el día de su primera detención. Luz iba saliendo del cine Yara. Había ido a ver una película del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano que ya no recuerda. A la salida, un grupo de Damas de Blanco, una organización de mujeres que ejercen la oposición pacífica en la isla, había hecho una manifestación. Estaban siendo arrestadas cuando Luz decide fotografiarlas.
Al ver lo que estaba haciendo, los agentes de la seguridad tratan de detenerla. Ella intenta escapar en un ómnibus, pero no sirve de nada. Los agentes no dejan que el ómnibus arranque. La bajan contra su voluntad, la meten en una patrulla y luego en otro vehículo más grande: la llevan a una estación para interrogarla.
“Ese interrogatorio fue largo y desgastante” recuerda. “Yo creo que ahí ellos sacaron la conclusión de que había que utilizar otra estrategia conmigo. (Aún así) insistieron mucho en eso. Durante años siguieron con interrogatorios tipo: eso que tú haces es ilegal, vas a ir presa”.
Antes de aquel primer encuentro, Luz llevaba solo 7 meses haciendo periodismo. Había empezado a trabajar en mayo en el diario digital 14ymedio, que dirige Yoani Sánchez y donde su padre Reinaldo es editor jefe. Luz afirma que hasta ese día la seguridad no veía en ella “un objetivo personal”, sino que la utilizaban para llegar a su papá y a Sánchez.
Por su trabajo, es sometida a una vigilancia constante. Una vigilancia que, dice, abarca todos los espacios de su vida, incluidos los que son virtuales, como internet y las redes sociales, campos donde Luz cree que la oposición le lleva ventaja al gobierno y que estos últimos lo saben bien. “La tecnología es una herramienta a favor de la sociedad civil cubana, entonces, por supuesto que allí ha llegado el brazo represivo de la Seguridad del Estado”, comenta.

Censura, acoso y cortes de internet: abusos del poder

La violación de derechos digitales más común que sufre, no ya solo Luz Escobar, sino gran parte de los activistas políticos, artistas y periodistas independientes en Cuba, es la interrupción del acceso a internet. Y esto es algo que el gobierno puede hacer fácilmente. ETECSA, la única empresa de telecomunicaciones permitida en la isla, tiene el monopolio del sector y un control total sobre las comunicaciones.
Luz cuenta que las vías para esquivar la censura son muchas. “Hay personas que tienen varias tarjetas SIM, otros tienen un amigo que les puede compartir internet y por eso muchas veces, a pesar de que no tenemos conexión en nuestras líneas, podemos subir a las redes nuestros contenidos”.

Una de las violencias ejercidas sobre quienes disienten es el envío de mensajes amenazantes. Según Luz este trabajo lo asumen las llamadas “ciberclarias”, es decir, troles asociados al gobierno encargados de difundir propaganda y de acosar a personas incómodas al poder. Y aunque dice no haber sufrido mucho este tipo de agresiones, Luz sí confirma que ese tipo de troles han compartido información sensible de su pareja, amigos y familia.
Explica, además, que “otra de las cosas que ellos hacen con mucha frecuencia es que cuando detienen a los periodistas o activistas les cogen los teléfonos”. Luz describe el posible destino del celular cuando eso sucede. Pueden clonarlo, reiniciarlo, manipularlo o romperlo: destruirlo físicamente, meterlo en agua.
“Ellos saben que el teléfono es una herramienta poderosa y por eso le tienen tanto miedo. Tratan de hacerte perder tiempo y dinero en ese sentido, porque saben lo difícil que es conseguir un móvil en Cuba”.

El 27N y el 11J: la necesidad de contar

El 27 de noviembre de 2020, cientos de personas se manifestaron durante todo el día frente a la sede del Ministerio de Cultura (Mincult). La noche anterior, agentes del gobierno habían desalojado violentamente a varios miembros del Movimiento San Isidro; algunos de ellos, Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo, estaban en huelga de hambre.
La protesta frente al Mincult empezó como un gesto de solidaridad hacia los artistas y activistas violentados. Allí también se pidieron libertades artísticas y de expresión. La mayoría de las personas presentes eran jóvenes. Luz estaba ahí ese día haciendo entrevistas.
“Desde que esos muchachos llegaron estuvieron transmitiendo imágenes. Fue impresionante como, a medida que pasaban las horas, iban llegando más y más personas. No fue solamente el hecho de que se había logrado que un grupo democráticamente se pusiera de acuerdo para un reclamo, sino que toda la gente que estaba allí cuando yo les preguntaba me decían: estoy aquí porque la indignación no me dejó quedarme en mi casa”.

Casi 8 meses después del 27N ocurrió otro hecho que Luz considera histórico: el 11 de julio de 2021. Miles de personas se lanzaron a las calles en las que fueron las mayores manifestaciones en mucho tiempo. Esa masividad, dice Luz, se debe a internet. La transmisión en Facebook que hizo Yoan de la Cruz, en San Antonio de los Baños, fue lo que inició todo.
“Nosotros estábamos en el periódico ese día. Teníamos la necesidad de escribir una nota sobre lo que estaba pasando en San Antonio. No habíamos terminado de hacer la nota cuando llegó el reporte de Palma Soriano y luego empezaron a llegar reportes de otras provincias. Nos dimos cuenta que era multitudinario y tuvimos que cambiar el enfoque”.
El gobierno, para disminuir la visibilidad de las protestas y dificultar la organización de la gente, decidió cortar el internet en toda la isla. La posibilidad de verificar hechos, comunicarse o transmitir por internet era imposible, lo que hizo más difícil el trabajo de reporteros independientes como Luz.

Pero ante ese obstáculo, ella defiende el seguir informando. “Cuando no existía internet teníamos el teléfono fijo o alguien que se movía de un lado a otro con la información” asegura. “No puede ser que uno se quede así sin herramientas. Está pasando algo trascendental en el país y hay que contarlo”.

Entradas creadas 10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba