RevoluPay: entre el entusiasmo y las sospechas

Ilustración: Alejandro Cañer

Entre finales de febrero y principios de marzo del presente año una noticia despertó la curiosidad de la comunidad de cubanos residentes en el exterior y también la de algunos en la Isla. Se trataba del anuncio de que la empresa RevoluPay, a través de una app del mismo nombre, abría la posibilidad de una nueva manera de enviar remesas a Cuba sin que éstas pasasen por manos del Grupo de Administración Empresarial S.A (GAESA). RevoluPay, a su vez, resulta una subsidiaria de una empresa aún mayor llamada RevoluGroup, cuya sede principal se encuentra en Canadá. 

Según declaró en una conferencia de prensa Emilio Morales (vicepresidente de RevoluGroup USA Inc. y CEO de The Havana Consulting Group & Tech), la empresa ofrece varias maneras de enviar remesas mediante su app RevoluPay, de las cuales solo una pasa por la cúpula militar cubana. El propio Morales dijo al respecto lo siguiente: “Quien toma la decisión de darle esos dólares a GAESA es el cliente, no RevoluGroup”.

La opinión pública en torno a RevoluPay no tardó en dividirse entre quienes veían con buenos ojos la propuesta de la empresa y quienes sospechaban que su iniciativa podría esconder algo más, tal vez vínculos con el régimen.

-Al principio lo vi todo muy positivo. Incluso, dije que estaba bien y que debíamos dejar la paranoia.- declaró a YucaByte el economista, empresario y youtuber cubano Manuel Milanés.

Según Milanés, el proyecto de RevoluGroup no resulta novedoso, ya que el envío de dinero wallet to wallet se realiza desde hace algún tiempo con criptomonedas, así como la compra con tarjetas Visa en la Isla. En cualquier caso, aseguró, la empresa canadiense tiene el mérito de concentrar diversas maneras de mandar remesas en una misma plataforma.

-Luego de la conferencia de prensa me llegaron algunas investigaciones y hechos que me hicieron sospechar. Steve Marshall, la persona detrás de RevoluGroup, está explotando ese deseo patriótico de los cubanos, quienes no queremos que el dinero pase por manos del régimen; sin embargo, él ha hecho una fortuna justamente relacionándose con la dictadura. Creo que la solución que ofrecen es necesaria, urge. Pero también hay una cuestión ética que debería atender el señor Marshall. Yo no me puedo aventurar a decir que esos vínculos existen, pero algo me llama la atención: el régimen dijo que no tenía acuerdos con RevoluGroup, y más nada. No los ha ilegalizado, por ejemplo.- explicó Milanés.

Sobre esto último, Emilio Morales aseguró en la conferencia de prensa antes citada que el Gobierno cubano tendría que asumir graves consecuencias de obstaculizar las transferencias a Cuba realizadas desde RevoluPay o la compra de productos con tarjetas Visa.

“Si el régimen bloquea el uso de las tarjetas VISA se va a meter en un gran problema, igual si rechaza una transferencia. Si ellos, que son una dictadura, un régimen totalitario, van a negar que lleguen las remesas, nosotros vamos a tener todas las pruebas para presentarlas a SWIFT y a VISA y a MasterCard. Entonces pueden quitarle a Cuba el acceso a VISA, MasterCard y al sistema SWIFT. Y si eso sucediera, sería el fin del régimen cubano, que no duraría ni dos meses, porque no entraría dinero por ninguna parte y no irían turistas a Cuba. Yo no creo que vayan a cometer esa estupidez.”, dijo Morales.

La respuesta del Banco Central de Cuba (BCC) a la iniciativa de RevoluGroup fue una nota en la que aseguraba no tener contratos o relaciones formales con la empresa canadiense. El BCC, además, puso en duda la “formalidad y seguridad” de las transacciones que puedan realizarse mediante la app RevoluPay.

Respecto a las investigaciones y hechos que llegaron a manos de Milanés y le hicieron sospechar de los vínculos de Steve Marshall (empresario inglés) con el régimen cubano, vale decir que fueron realizadas por Alberto Fonseca, cubano residente en Canadá, que es el país que sirve de sede principal a RevoluGroup.

Alberto Fonseca es hermano del preso político Roberto Pérez Fonseca, manifestante del 11J condenado a 10 años de cárcel luego de que, durante las protestas, rompiera en plena calle un retrato de Fidel Castro. Alberto, además, es fundador del movimiento “Los Mambises” e impulsor de diversas campañas de boicot a los negocios del régimen cubano en el extranjero.

-Hay que insistir en lo del boicot, investigar más allá de los chismes, conocer cómo se mueve el dinero de la dictadura. El lema debe ser follow the money. RevoluGroup se vende como que quiere “ayudar a la familia cubana” sin pasar por la dictadura. Pero ¿es así? No creo, aunque se venden como la solución para los cubanos.- explicó Alberto Fonseca a YucaByte.

Este activista asegura que Steve Marshall mantiene vínculos con la dictadura desde hace muchos años y que, incluso, vivió en la Isla e hizo negocios con empresas controladas por la cúpula militar del país. También confirmó haber mantenido una conversación con Marshall, quien le dijo que sus tratos con el Estado cubano son cosas del pasado.

-Pensemos un momento en esto: un millonario que hizo negocios con Cuba durante más de una década y que vivió allá por 11 años… ¿y que no tenga vínculos con GAESA cuando en su momento hizo negocios con CIMEX, el Ministerio de Turismo (MINTUR) y el Ministerio de Comunicaciones (MINCOM)? ¿Cómo puede decir ahora el Banco Central de Cuba que no tiene relaciones con ese hombre, si se conocen desde la década de los 90?- dijo Alberto.

No todas han sido críticas negativas. De hecho, hay quien ve con buenos ojos que una empresa haya conseguido articular una manera de enviar dinero a los cubanos sin que GAESA meta sus manos.

Tal es el caso de Saily González Velázquez, activista villaclareña con experiencia en el mundo del emprendimiento en Cuba. A su parecer, hay cosas que pueden resultar dudosas a la hora de valorar a RevoluGroup, como el hecho de que su nombre aluda al término Revolución. Sin embargo, agregó, es necesario que los cubanos entiendan que esa palabra es un símbolo “robado por la dictadura”, cuyo significado original no remite a un régimen totalitario.

-Entiendo los cuestionamientos que hay alrededor de RevoluGroup, pero prefiero darles el beneficio de la duda. En lo que a mí respecta, parece honesto. Además, creo que debemos pensar en las personas que tienen que estar recibiendo remesas en estos momentos de manera no convencional, “triquimañosa” y muy cara para quienes envían. Hay que pensar en los cubanos que están en la Isla y también en los esfuerzos que realiza nuestro exilio trabajador para mandar remesas a sus familiares.- expresó González Velázquez en entrevista con YucaByte.

La activista villaclareña, además, se apegó al criterio de Emilio Morales sobre la responsabilidad de los cubanos, quienes deben “elegir” si entregar o no su dinero a la cúpula militar del país.

-A veces es inevitable entregar a GAESA una parte de ese dinero, porque hay cosas que solo pueden adquirirse en Moneda Libremente Convertible (MLC). Poco podemos hacer que no sea apelar a la responsabilidad de las personas que reciben las remesas y seguir insistiendo en el boicot económico, que es uno de los caminos más importantes para asfixiar a este régimen que nos tiene asfixiados.- señaló González Velázquez.

No obstante, la activista dijo que, de momento, prefiere mantenerse al tanto de las investigaciones que puedan realizarse sobre RevoluGroup y sus supuestos vínculos con el régimen cubano. 

-Quedo pendiente a futuras investigaciones sobre la plataforma RevoluGroup. No descarto que pueden haber mentido descaradamente, como estamos acostumbrados a que nos hagan.- declaró. 

YucaByte también pudo contactar con Emilio Morales, quien ofreció declaraciones sobre el surgimiento de RevoluGroup y las sospechas de los vínculos de Steve Marshall con el régimen cubano.

Morales reconoció que la experiencia de la consultoría The Havana Consulting Group & Tech (THCG) ha sido “muy estratégica y valiosa” a la hora de pensar cómo enviar remesas a Cuba sin que estas pasen por GAESA.

Nosotros llevamos más de 20 años estudiando las remesas a Cuba, conocemos al detalle todo lo que pasa en este tema y el contexto político que la rodea. El cual va desde la dependencia directa que tienen del forcejeo que ha existido por más de 60 años en las relaciones políticas entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, hasta la comprensión del mercado con sus diferentes actores: clientes, empresas, necesidades y usos que se les dan a las remesas. Creo que esto fue clave en lo que concierne la adaptación de la plataforma al mercado cubano, dada las características suigéneris y particulares que lo rodean, que incluyen también el tema de las leyes y las sanciones estadounidenses.- dijo a YucaByte.

Además, reconoció que su relación con Marshall comenzó en 2018, cuando este le comentó sobre su proyecto y le pidió que se uniera a él. Morales también negó “rotunda y tajantemente” que su superior mantenga vínculos con el régimen cubano, ya que estas relaciones no son necesarias ni de interés para RevoluGroup. Añadió que las operaciones de la empresa con Cuba suceden de igual manera que en los 115 países donde tramitan envíos de remesas.

El presidente de THCG defendió la transparencia de RevoluGroup. Dijo que toda la información respecto a la empresa es pública, incluidos sus contratos, contrapartes, su capital, estados financieros, equipo directivo, licencias y productos. Además, señaló que actualmente RevoluGroup cotiza en las bolsas de Toronto y Frankfurt.

Respecto a Steve Marshall, esto fue lo que declaró Emilio Morales:

Steve Marshall viajó a Cuba durante la presidencia de Bill Clinton, y allí vivió 11 años. En la Isla se asentó como empresario junto a otros amigos ingleses y de otras nacionalidades, gracias a la Ley de Inversión Extranjera implementada por el Gobierno cubano en 1995. Durante ese tiempo, Marshall conoció “cómo operaba el régimen cubano y sus mecanismos de control y explotación hacia el pueblo y los inversionistas”. El empresario abandonó la Isla “a tiempo”, según Morales, y nunca más ha regresado. Ello le sirvió para escapar de la suerte que corrieron otros inversionistas extranjeros, como el empresario y arquitecto británico Stephen Purvis, a quien el régimen mantuvo 16 meses en prisión, para luego confiscar todos sus negocios. Otros afectados por este tipo de medidas fueron Amado Fakhre (quien, junto a Purvis, era ejecutivo del fondo de inversiones Coral Capital Group) y los franceses Jean-Louis Autret y Michel Villand (creador de la cadena Pain de París). Años después, durante la política de “deshielo” desarrollada por Barack Obama, Marshall promovió el apoyo al emprendimiento en Cuba, incluso entre senadores estadounidenses. También, según Morales, “sembró internacionalmente la disponibilidad de la opción de las casas particulares y paladares para eventuales viajeros a la Isla.

-RevoluPay es nada más que una nueva reivindicación de Marshall por ayudar al pueblo cubano, evitando el control esclavo y las trampas del régimen cubano. Eso es todo lo que puedo decir al respecto.- declaró en exclusiva el CEO de THCG.

Entradas creadas 288

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba