La represión digital está atentando contra libertad de expresión en Cuba

De cara a la realización de la 76 Asamblea General de las Naciones Unidas, donde el tema de los derechos humanos fue un eje central en el debate entre los estados miembros, se llevó a cabo el encuentro online titulado Ancho de banda insuficiente: cómo la represión digital está atentando contra la libertad de expresión en Cuba. Dicho encuentro fue auspiciado por la ONG Freedom House (FH) y contó con la participación de representantes de YucaByte, del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), la ONG Access Now, el gobierno de Estados Unidos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los participantes reconocieron abiertamente la ejecución, por parte del gobierno cubano, de cortes de internet generalizados en el contexto de protestas masivas. También se reconoció la aplicación arbitraria del bloqueo al acceso a plataformas de redes sociales y servicios de mensajería online, como sucedió en los días posteriores a las manifestaciones pacíficas del pasado 11 de julio. Estos actos contra la libertad de expresión, concordaron los participantes, buscan evitar la divulgación de los actos represivos del régimen contra la población.

Por su parte, Marianne Díaz, abogada, activista venezolana y fundadora de Access Now, recordó que los primeros antecedentes de censura en internet en Cuba datan de antes de la llegada de los datos móviles a la isla, cuando ya eran bloqueados sitios webs, mayormente de blogs y medios digitales cubanos. La activista, además, recalcó que en Cuba la grave situación de los derechos digitales no pasa solo por la censura, sino también por los elevados precios de los servicios de internet.

El director de estrategia del OCDH, Yaxis Cires, junto a Díaz, llamaron la atención sobre el nuevo paquete normativo en materia de telecomunicaciones aprobado por el gobierno cubano. Estas normas, en especial el Decreto Ley 35, coincidieron, vienen a reforzar el estado de violación a la libertad de expresión en internet que ya garantizaba el Decreto Ley 370 desde 2019.

Cires, al igual que Norges Rodríguez, director de YucaByte, explicó que en la mayoría de los países la responsabilidad sobre la censura y los cortes de internet puede trasladarse a los proveedores de estos servicios, sin embargo, en Cuba el Estado es el único proveedor.

También ambos participantes advirtieron de la posibilidad de que el régimen cubano abra la entrada a un proveedor de internet extranjero. Las posibilidades más claras, dijo Cires, se encuentran en China, donde gobierna también un régimen autoritario que censura en internet y resulta un aliado político de La Habana. Rodríguez, por su parte, recalcó el hecho de que la compañía Google ya cuenta con presencia en la isla y ha firmado memorándums de acuerdos con el gobierno cubano, de los cuales no se han hecho público los detalles ni los resultados.

Los participantes reconocieron que en Cuba, como en otros países de la región, internet ha brindado espacios de organización y acción para la sociedad civil. Sin embargo, el régimen cubano ha intentado impedir que esto suceda, no solo a través de cortes generales de internet, sino también mediante cortes personalizados sobre activistas y periodistas independientes.

Otro de los temas puestos sobre la mesa fue el encontrar alternativas para burlar la censura del régimen. Los participantes coincidieron en la necesidad de lograr mayor apoyo de la comunidad internacional, tanto de gobiernos como de ONG y organizaciones como del sistema de las Naciones Unidas, hacia el activismo que se realiza en la isla. En este punto, Rodríguez recalcó la importancia de capacitar en materia de protección digital a periodistas y activistas cubanos, quienes son víctimas de constantes ataques cibernéticos orquestados por los órganos represivos del gobierno.

Por su parte, Emily Mendrala, subsecretaria adjunta de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, declaró que el gobierno de su país rechaza las medidas contra la libertad de expresión en internet tomadas por el régimen cubano y expresó que Estados Unidos continuará apoyando el libre acceso a internet para los cubanos.

El encuentro también contó con la participación de Pedro José Vaca Villarreal, Relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH. Su Relatoría emitió el pasado 22 de septiembre un comunicado que expresaba la preocupación de la CIDH respecto al Decreto Ley 35 y a la Resolución 135 del Ministerio de Comunicaciones de Cuba. En el comunicado, esta institución advirtió que las nuevas leyes cubanas permiten todavía más que se restrinja y criminalice la libertad de expresión en internet, violando así los derechos reconocidos y protegidos por el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Recientemente, FH catalogó a Cuba como un país “Sin Libertad” en internet, otorgándole 21 puntos de 100 posibles en su informe anual sobre el respeto y cumplimiento de los derechos digitales en el mundo. La organización destacó en dicho informe que el gobierno cubano mantiene serios obstáculos para el acceso a internet, así como la limitación de contenidos en línea y la violación de los derechos de los usuarios.

Entradas creadas 186

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba