Gobierno cubano busca inversión extranjera en las telecomunicaciones

Ilustración: Julio Llópiz-Casal

El 2 de diciembre de 2022, el Gobierno cubano aprobó nuevas oportunidades de inversión extranjera en varios sectores de la economía del país. Entre los ramos que podrían recibir inversiones están el turismo, la industria del petróleo, la construcción y las telecomunicaciones.

La actualización de la Cartera de Oportunidades para la inversión comprende un total de 708 proyectos. De esa cantidad solo ocho corresponden a la informática y las telecomunicaciones, apenas el 1,12 por ciento del total de los proyectos aprobados.

El sector con más representación es el de la producción de alimentos, con 197 posibilidades de negocios a las que el Consejo de Ministros de Cuba ha dado el visto bueno.

Las oportunidades de inversión relacionadas con las telecomunicaciones están casi todas bajo la supervisión del Ministerio de Comunicaciones (MINCOM), excepto una, que se encuentra supervisada por el Ministerio de Educación (MINED).

Esta última es un proyecto relacionado con la informática y los medios audiovisuales en la educación. El sitio web del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX) informa que el inversionista nacional de este proyecto es la empresa CINESOFT y que su costo asciende a 4 877 000 dólares.

Entre los proyectos amparados por el MINCOM hay varios relacionados con la medicina y la gestión de historias clínicas electrónicas; también hay otros que consisten en un centro de servicios de tecnologías de la información, en una plataforma para la gestión de proyectos de desarrollo sostenible y en un proveedor de infraestructura de redes de telecomunicaciones.

Esta oportunidad de inversión es descrita en la página web del MINCEX como: “Construcción de infraestructura de redes de telecomunicaciones para el desarrollo de la conectividad de banda ancha en Cuba que permita el desarrollo, ampliación y modernización de las redes de acceso de ETECSA y de otras entidades que participan decisivamente en el desarrollo del país”.

El inversionista nacional de este proyecto es la Sociedad Cubana para las Telecomunicaciones, CUBATEL S.A., y su costo, que asciende a los 7 100 000 dólares, es el más elevado de las ocho posibilidades de negocio aprobadas.

Recientemente, las autoridades del país han firmado acuerdos para mejorar la conectividad. ETECSA, la única empresa de telecomunicaciones permitida en la Isla, anunció que estaba trabajando con la compañía francesa Orange para instalar un cable de fibra óptica submarino.

Han sido varios los intentos para tender un cable subacuático de fibra que optimice la conectividad a internet de Cuba desde los años 90 del pasado siglo. En 2015, el Gobierno cubano rechazó propuestas estadounidenses para hacerlo, justificando que esto generaría “problemas de seguridad nacional”. Una excusa que las autoridades cubanas han utilizado en varios momentos a la hora de regular la inversión en el ramo de las telecomunicaciones.

Telecomunicaciones bajo el control del Estado

En noviembre de 2019, el MINCEX abrió la posibilidad de invertir en el sector de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones (TIC). Esa fue la primera vez desde que se aprobara la Ley No. 118 de la Inversión Extranjera en 2014 que se permitía algo así.

Al igual que sucede en 2022 con esta nueva Cartera de Oportunidades, en 2019 las Tecnologías de la Informática y las Comunicaciones (TIC) no fueron de los sectores más priorizados, a pesar de que el Gobierno, a través de la Agenda 2030, se comprometió a aumentar el acceso de la ciudadanía a internet, algo que pasa por mejorar algunos de los servicios de telecomunicaciones existentes.

Pero, ¿por qué la inversión extranjera en las telecomunicaciones no ha sido una prioridad para el Gobierno cubano?

Al aprobarse la Ley No. 118 en 2014, las TIC no se contemplaron como parte del proceso inversionista, porque, según el Gobierno, se trataba de un asunto de seguridad nacional. Así lo afirmó en el programa oficial “Mesa Redonda” Déborah Rivas, quien se desempeñaba entonces como directora general de Inversión Extranjera del MINCEX. “Nosotros estamos agredidos por el imperialismo, (…) y no podemos arriesgar nuestra seguridad”, recalcó.

En agosto de 2019, Lidia Hidalgo Rodríguez, en aquel entonces vicepresidenta de Integración de Redes de ETECSA, confirmó la narrativa de la “seguridad nacional” al ser cuestionada. “Los temas de telecomunicaciones tienen también que ver con la seguridad del país y la soberanía”, aseguró.

Actualmente, la Cartera de Oportunidades no incluye la posibilidad para empresas extranjeras de participar en el manejo de redes de telecomunicaciones. Esto respalda la posición ventajosa de ETECSA en ese sector. El monopolio tiene la autorización de la concesión administrativa para la prestación de servicios de telecomunicaciones hasta 2036. Luego, puede prorrogarla por otros dos períodos de 15 años cada uno. 

Lo cierto es que las normas que rigen las TIC en el país impiden la creación de empresas con capital 100 por ciento extranjero. Las únicas excepciones a esta regulación son los negocios de informática ubicados dentro de parques científico-tecnológicos controlados por el Estado.

Más allá del tema de las oportunidades existentes de inversión extranjera, en los últimos 15 años el propio Gobierno cubano ha invertido en infraestructura de telecomunicaciones solo la décima parte de lo recaudado por ese concepto. La poca inversión, según Daniel Sepúlveda, quien fuera subsecretario adjunto de Estado de Estados Unidos, no es por el embargo estadounidense, ni por la tecnología, ni por cuestiones de dinero: “es el resultado de una política pública”.

Entradas creadas 22

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba