Todo (o casi todo) del San Remo Music Award en Cuba

Ilustración: Alejandro Cañer

Aunque desde hacía tiempo los medios oficiales hablaban del tema, fue a inicios de 2022 que la sociedad civil cubana comenzó a cuestionar seriamente la realización en La Habana del San Remo Music Award (SRMA). Cubanos residentes dentro y fuera de la Isla desarrollaron una campaña de boicot contra este evento, lo cual parece haber molestado al Gobierno. Además, una serie de investigaciones periodísticas han revelado de a poco una turbia y enmarañada trama que se esconde tras el certamen y sus organizadores.

Pero ¿Qué es el SRMA? ¿Qué mentiras esconde dicho festival? ¿Quiénes son sus organizadores? ¿En qué consistió el boicot organizado por varios activistas cubanos? ¿Cuál fue la respuesta del régimen a dicho boicot? 

Estas son solo algunas de las preguntas que YucaByte pretende responder en la presente investigación. Para hacerlo, empecemos con aquellos datos más conocidos sobre la edición del SRMA en Cuba.

El San Remo Music Award entusiasma al régimen cubano

Después de haber sido cancelada la realización del SRMA entre los días 16 y 21 de noviembre de 2021, el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC), anunció el pasado 1 de febrero que el evento se realizaría del 5 al 10 de abril de 2022. Con la disminución de los contagios por Covid-19, las nuevas fechas parecían inamovibles. Para dar más seguridad al respecto, este medio confirmó la participación de artistas internacionales en el certamen artístico europeo, entre los que destacan el dúo Andy y Lucas (España), Carlos Torres (España), Alex Ubago (España) y Kalimba (México).

Apenas una semana después, en una conferencia de prensa, los organizadores del evento informaron que el SRMA en Cuba tenía todo tipo de respaldo legal y que resultaba “una franquicia” de un proyecto que ya había cosechado éxitos a nivel internacional. El SRMA, agregaron, no solo se concentraría en un concurso musical y en la realización de conciertos, sino que también incluía eventos de moda, de arte culinario y hasta una “mesa de hombres de negocios” en el Hotel Nacional.

En dicha conferencia, funcionarios cubanos y algunos organizadores declararon que los fondos para la realización del SRMA fueron brindados por “empresas y emprendedores” que participaron en la gestión y diseño del evento. También mencionaron que varias embajadas habían acompañado el proceso de preparación del SRMA, sin embargo, no especificaron cuáles. Para entonces, la sociedad civil cubana había puesto en marcha un boicot que ponía en peligro el SRMA.

Mientras tanto, los medios oficiales cubanos promovían el SRMA y su supuesto objetivo de “estrechar los lazos entre Cuba e Italia”. Aseguraron también que este concurso musical italiano contaba con un gran prestigio, pues había lanzado al estrellato a figuras como Laura Pausini y Eros Ramazzotti. La propaganda del régimen parecía orgullosa de que el SRMA hubiese escogido La Habana como su “primera sede en Iberoamérica”.

Travel Trade Caribbean, una empresa italiana -con corresponsalía en La Habana- que promueve el turismo en el Caribe, también aseguraba por entonces la realización del SRMA. Dicha empresa no solo confirmó la participación de los artistas antes mencionados, sino también la de otros como Tony Espósito, Ricardo Cocciante, Miele Pecora, Denise Faro, la banda Carboidrati (Italia) y, por la parte cubana, a Waldo Mendoza, Alain Pérez, David Blanco, Buena Fe, Ernesto Blanco, Jorgito Karamba, Adrián Berazaín, Raúl Paz y Telmary. 

El jurado del concurso musical del SRMA en Cuba estaba compuesto por Israel Rojas y Yoel Martínez (Buena Fe), Ernesto Blanco, Tania Pantoja, Leo Vera, Laritza Bacallao, Jessee Suárez, David Álvarez y Emilia Morales. También lo integraría el organizador del evento por la parte italiana, Nicola Convertino, de quién hablaremos más adelante. Como parte del comité organizador fueron presentados Heidy González (musicóloga), Mario Escalona (presidente del sello disquero EGREM) y la presentadora Edith Massola, quien se encargaría de coordinar los eventos del SRMA que se realizarían en el Hotel Nacional.  Además de esta sede, el SRMA se desarrollaría en el Club 500 (conocido como José Antonio Echeverría), en la barriada capitalina del Vedado.

Entre los organizadores por la parte cubana, quizás los más destacados -al menos desde los medios -sean Jorge Luis Robaina y Lis Cuesta Peraza.

Jorge Luis Robaina, conocido como Jorgito Karamba, es director y vocalista del grupo Karamba, además de gestor de festivales musicales en la Isla. Surgió como artista tras egresar de una escuela militar y hoy se dedica a dar conciertos y organizar el evento “Un puente hacia La Habana”, el cual fue creado por él mismo y cuenta ya con varias ediciones. 

Lis Cuesta Peraza, por su parte, es la esposa del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez y la coordinadora del Comité de Eventos del MINCULT. Ha sido de las figuras más mediáticas asociadas al SRMA 2022 y también una de sus principales defensoras. Ya en abril de 2021, Cuesta aseguraba que en noviembre de ese año el SRMA llegaría a la Isla, a pesar de que las estadísticas del crecimiento de contagios por Covid-19 auguraban lo contrario. “Cuba será un destino seguro porque habremos vacunado a toda nuestra población y por eso aspiramos a hacer un San Remo cara a cara”, expresó entonces la “primera dama”.

Del lado italiano, la organización del festival SRMA recae sobre Nicola Convertino (propietario de la marca San Remo Music Award) y su socio, Flavio Ferrari. Ambos, además de llevar el evento a Cuba, donaron en agosto de 2021 a la Isla un cargamento de cubrebocas, agujas desechables, jeringas y batas blancas, o eso informaron medios oficiales cubanos. Según el sitio web de Radio Habana Cuba, los italianos se comprometieron a realizar un concierto benéfico en 2021 en Europa, cuyos fondos serían destinados “a la compra de medicamentos y alimentos para el pueblo cubano”.

Convertino, además, prometió que para diciembre de 2021 estrenaría en Cuba, como parte de su festival, una línea de ropa llamada “Nicola Convertino Moda D’Autore”. Según el italiano, esta línea tiene presencia en Uzbekistán y China, países que han sido sede del SRMA. El sello discográfico EGREM sería el encargado de la distribución de los productos por más de 300 tiendas a lo largo de la Isla. Las prendas, según anunció Convertino, estarían adornadas con pinturas suyas.

Mientras la esposa de Díaz-Canel y los medios oficiales promovían el SRMA, mientras se prometía una recuperación del turismo tras el festival, mientras se hablaba de fiestas y eventos culinarios, y la propia página del SRMA en Cuba compartía la etiqueta del régimen #CubaVive, en la Isla eran juzgados a largas penas de cárcel cientos de manifestantes del 11J, incluidos menores de edad.

 

Algunos datos sobre Nicola Convertino

De aceptarse como cierta la extensa y prolífica carrera de Nicola Convertino, sería difícil entender que su nombre no aparezca en ninguno de los grandes medios italianos. En verdad, Convertino es solo visible desde numerosos blogs y medios prácticamente desconocidos, algunos de su propiedad. No obstante, este supuesto hombre de éxito gusta llamarse a sí mismo “Il Patrón”, en español: El Patrón. 

Según Stazione41, una pequeña radioemisora local italiana, Convertino (quien es parte del staff de dicha emisora) viene de una familia de artistas, y de joven estudió música, específicamente percusión, en la ciudad de Fermo, Italia. También se le presenta como un gran periodista musical que “rompe todos los cánones” y cuyas habilidades narrativas van “desde una escritura sumamente avanzada hasta la ambientación de los artículos”. La radioemisora agrega que el italiano creó en 2004 el Premio “Anna Convertino”, dedicado a su madre (quien fue artista plástica), que reconoce trabajos que mezclan la música con la pintura.

Esta semblanza le reconoce como creador del Insonnia Dance Festival, el cual convirtió en un “programa televisivo” de 13 episodios. Stazione41 afirma que este festival es “una referencia para todas las compañías discográficas independientes en Italia y en el extranjero”. Además, resalta que en 2018 Nicola Convertino fue galardonado con el Leon D’ Oro de Venecia por ser el “mejor artista del año”, y en 2019 con el premio de la Academia Cicerone.  Otro de sus supuestos lauros es el Colosseo D’ Oro de la cultura, en 2017.

Otros medios (prácticamente invisibles en el ecosistema mediático italiano), mencionan la faceta de escritor de Convertino, asegurando que el empresario se siente especialmente atraído por “las antiguas artes misteriosas”, así como por “la arqueología fantástica y el esoterismo”. Además, afirman que es también pintor y que fue creador, junto a un tal Flavio Ferrari, de un “exitoso” programa de televisión llamado Anime Latine, el cual “introdujo la cultura latina en Italia”.

En 2018, el blog Discovery Abruzzo Magazine catalogaba a Nicola Convertino como un “artista ecléctico”, capaz de desarrollarse en campos como la pintura, la escultura, la escenografía, la literatura, el periodismo, la música y el emprendimiento. En teoría, el italiano es todo un hombre renacentista con muy buenos contactos. De hecho, este blog alega que Convertino ha coordinado giras europeas de pesos pesados de la música a nivel internacional como Michael Bolton, Barry White y Ray Charles, así como una gira en Tailandia de la soprano Sarah Brightman.

Pero ¿qué hay de cierto en todo esto?

Vayamos por partes.

  1.   YucaByte no pudo encontrar textos periodísticos de Convertino en grandes medios italianos. No obstante, sí ha firmado varios en algunos medios (siempre los mismos) poco conocidos en Italia y en blogs albergados en la plataforma Altervista. Estos textos, la mayoría de las veces copias exactas unos de otros, son autorreferenciales y representan, en gran medida, todo cuanto del empresario puede encontrarse en Internet.
  2.     El Premio “Anna Convertino” existe. Sin embargo, no parece tener ningún prestigio dentro del mundo de la música ni las artes plásticas en Italia. De hecho, cuenta con una página en Facebook con solo 23 seguidores. Nicola, por su parte, puede que sea pintor, aunque YucaByte no pudo encontrar información sobre exposiciones en las que haya participado. Tan solo hay pistas en internet de cuadros que él mismo ha fotografiado y de los que se dice el autor.
  3.     Convertino es escritor, o al menos ha escrito una trilogía llamada Schegge di Pensiero. Los libros, en verdad, son autopublicados y pueden encontrarse en Amazon. Una reseña anónima señala que las obras abarcan temas como la brujería, la energía de las pirámides, la relación entre el rock y el satanismo, el karma, el gnosticismo y las gárgolas de la Catedral de Milán.
  4.     El Insonnia Dance Festival es real, sin embargo, no hay información -más allá de la brindada por las fuentes antes mencionadas- sobre su trascendencia en medios italianos. Según Convertino, fue transmitido por RAI 2, un canal de la televisión pública italiana. 
  5.   Anime Latino existió, sin embargo, no hay datos que confirmen la relevancia mediática que Covertino le adjudica. El programa terminó tras estar cerca de seis años en emisión en la televisión pública italiana. Según el propio Convertino, las causas del cierre fueron “la falta de dinero y de voluntad” de la televisora. Anime Latine reproducía música latinoamericana, específicamente caribeña. En una de sus emisiones es entrevistado el músico cubano José Luis Cortés (El Tosco), quien más tarde colaboraría en reiteradas ocasiones con los “proyectos” de Convertino.
  6.     El empresario italiano afirma haber ganado en 2018 el Leon D’ Oro al mejor artista del año. Sin embargo, la página oficial del Festival de Cine de Venecia y de la Bienal de Venecia, eventos que entregan este galardón, no tiene en su lista de premiados a Nicola Convertino en ninguna de sus ediciones. El premio al que realmente se refiere Convertino es al Gran Premio Internacional de Venecia, registrado por el empresario Sileno Canderalesi, el cual reconoce a figuras emergentes del arte, los medios y los emprendimientos. No hay mucha información sobre este premio excepto en blogs y en un medio llamado TV Numeri Uno, del propio Canderalesi. En la red social Linkedin, Canderalesi apenas ofrece información y cuenta con solo 62 contactos. En su perfil de Instagram hay imágenes que indican que una de las ediciones de su “Leon D’ Oro” fue realizada en China.
  7.     Fuera de los medios y blogs ya citados, además de Insonnia Report, propiedad de Convertino, no hay información sobre el premio Colosseo D’ Oro que recibiera el empresario italiano en 2017. El medio Mescalina (perteneciente a Insonnia Report), aclara que el Colosseo D’ Oro se entrega en memoria de Giulio Andreotti, quien fuera siete veces primer ministro de Italia. No obstante, vale aclarar que Andreotti (fallecido en 2013) es considerado como una de las figuras políticas más cuestionadas de Italia durante la segunda mitad del siglo XX debido a las acusaciones sobre sus vínculos con la mafia siciliana. De hecho, fue en quien se inspiró el cineasta Paolo Sorrentino para realizar su famosa película Il Divo.
  8.     Stazione41 y Mezcalina afirman que Nicola Convertino fue galardonado con el premio de la Academia Cicerone, la cual no es más que parte de un entramado de estafas realizadas por Stefan Černetić. ¿Quién es Černetić? Pues un sujeto que fue denunciado por la Policía italiana y sancionado por las autoridades de ese país al hacerse pasar por “príncipe heredero de la Casa Imperial y Real de Montenegro, Macedonia, Serbia y Voivodina”. Sin embargo, Montenegro no tiene monarquía desde el fin de la I Guerra Mundial. Muchos creyeron en las mentiras de Stefan Černetić, quien llegó a codearse con estrellas como el tenista Novak Djokovic o funcionarios eclesiales del Vaticano. El estafador, incluso, llegó a nombrar a la modelo y actriz Pamela Anderson como Condesa de los Lirios, título nobiliario que, por supuesto, no existe.
  9.   YucaByte no encontró ninguna fuente que confirmara los vínculos entre Nicola Convertino y las supuestas giras de Michael Bolton, Barry White y Ray Charles. Además, comprobó que el italiano tampoco tuvo participación en el concierto que ofreció en Bangkok la soprano y actriz británica Sarah Brightman.

Nicola Convertino sí pudiera ser llamado empresario, pues aparece como dueño de al menos dos empresas.

Una de ellas es Nicola Convertino Management LTD, que está detrás de la organización del SRMA, o eso decía en 2016. Esta empresa está registrada en Londres, Reino Unido, y tiene licencia para la edición de medios, actividades de grabación y edición musical, de programación y radiodifusión, así como para realizar actividades de agencias de noticias.

Convertino también cuenta con una agencia de espectáculos llamada Insonnia Agency. Esta, además de llevar varios blogs asociados a Insonnia Report, se dedica a la organización de eventos culturales. Sin embargo, llama la atención que en su historial solo cuente con la realización de eventos musicales que involucran a músicos cubanos y algunas agrupaciones italianas que nunca alcanzaron gran fama o que se encuentran en un momento de declive en sus carreras. Insonnia Agency di Nicola Convertino, nombre completo de la empresa, está registrada como “sociedad individual” en la ciudad de Fermo, donde reside Convertino.

 La página del SRMA da cuenta de varias personas encargadas de representar este festival en diversas partes del mundo, entre ellas China, Rumanía, Moldavia, Albania, Argentina, Malta y Rusia. Una de ellas es José L. Berriel, quien tiene a su cargo el SRMA en América Latina, específicamente desde Las Vegas (Estados Unidos) y México.

José L. Berriel reside en Estados Unidos, aunque nació en Cuba. De hecho, según su perfil en Facebook, su formación es como graduado del Instituto Superior de Ciencias Agropecuarias de La Habana. Fue CEO de una empresa llamada San Remo Music Award Latino América, Puerto Rico, Corp., la cual fue registrada en 2015 en Miami, Florida, aunque se encuentra declarada inactiva. Junto a Berriel, la dirige un sujeto de nombre Pablo Ortiz Denis.

Berriel y Ortiz dirigen otras empresas vinculadas al festival en cuestión. Una de ellas es San Remo Music Award Latino Inc., también creada en 2015 y registrada en Miami. Otra es San Remo Music Award Latino América LLC., creada en 2017 y registrada en Miami. Ambas se encuentran declaradas inactivas.

Ortiz, por su parte, declara en su perfil de Linkedin ser productor musical y mentor de los artistas Manny Pacheco y El General, además de haber trabajado con David Hasselhoff y Marc Anthony. Además, es vicepresidente de una empresa (actualmente inactiva) llamada State of Independence Entertainment Inc. y presidente de otra (activa y creada en 2017) llamada Pegasus Events, managementi & Entertainment Corp. Ambas se encuentran registradas en Miami, Florida.

 

“El Patrón”

Nicola Convertino, autodenominado “El Patrón”, se vende como un visionario del mundo del entretenimiento que supo introducir la “música latina” (en realidad, ritmos caribeños) en Italia. Una de las credenciales que usa para afirmar semejante cosa es el haber estado tras el European Latin Award 2018.

El European Latin Award fue un premio que se inventó el propio Convertino, y del cual solo se realizó una edición. La entrega del galardón fue realizada en el mes de julio, durante un espectáculo musical en el estadio Benito Stirpe de Frosinone. No obstante, en este evento, como casi todo en la vida profesional de Nicola Convertino, hay algo de engaño.

En un blog llamado In to the Music, se afirmaba que el European Latin Award sería, probablemente, “el evento más grande de 2018”, y que se premiaría a más de 30 artistas por estar en las listas de éxitos del viejo continente. Además, Convertino aseguraba que habría un gran concierto con la participación de Black Eyed Peas, Havana D’ Primera, Paulo FG, Yomil y el Dany, Los Van Van, Osmany García y José Luis Cortés. El European Latin Award, a decir del italiano, iba a ser transmitido por el canal MegaTV, en Estados Unidos, así como en otras televisoras de Puerto Rico, Chile “y otros países de la América del Sur”.

YucaByte no encontró información en grandes medios sobre el European Latin Award, ni siquiera en los que mencionó el empresario italiano. No obstante, el evento se realizó. Eso sí, con algunas diferencias respecto a lo prometido por Convertino.

La popular agrupación Black Eyed Peas no participó en el European Latin Award. No hay evidencia documental de su presentación en este evento ni mención alguna en medios prestigiosos. En cualquier caso, la agrupación participó en el MTV Europe Music Award (donde obtuvo premios), que sí resulta un galardón reconocido a nivel internacional.

Tampoco hay evidencia de la participación de todos los artistas cubanos que prometió Convertino, a excepción de Havana D’ Primera, Los Van Van, José Luis Cortés y Osmany García. Con este último, Nicola Convertino parece tener una relación más cercana. El italiano le produjo (mediante Innsonia Agency) el videoclip de la canción Gol. El audiovisual, además de su muy baja factura y la poca popularidad que alcanzó, dice ser una colaboración con el cantante cubanoamericano Pitbull. En r.ealidad, Convertino introdujo en su producto partes del videoclip y la canción de Pitbull Don’t Stop the Party, haciéndolo pasar como una colaboración con Osmany García.

Otras mentiras de Convertino que involucran a músicos cubanos están relacionadas con José Luis Cortés. En 2014, el italiano promocionó una presentación de El Tosco, a la que agregó las credenciales de “Insonnia Records”. Sin embargo, Nicola Convertino no tuvo absolutamente nada que ver con esa presentación del cubano, quien estuvo acompañado de otros músicos como Carlos Varela, Kelvis Ochoa y Osdalgia. El autodenominado “El Patrón”, quiso crear falsos vínculos entre él y un concierto del festival Red Hot + Cuba (2012), organizado por la cantante Cucú Diamante y realizado en el BAM Howard Gilman Opera House, en la Academia de Música de Brooklyn, Estados Unidos.

En los proyectos de “El Patrón”, casi siempre aparece el nombre de Flavio Ferrari. Este último figura como organizador del European Latin Award, así como “Director Artístico” del ya mencionado videoclip de Osmany García y de la presentación de José Luis Cortés en el BAM. Ferrari, también italiano, es junto a Convertino otro de los organizadores del SRMA, pero de esos hablaremos más adelante.

Flavio Massimiliano Ferrari, al igual que Convertino, se autodenomina como un gran conocedor en temas de música latina, aunque reconoce que su especialidad son los ritmos cubanos. De hecho, en una entrevista realizada en 2016 afirmó que hacía 25 años que “trabajaba con Cuba”, sin embargo, no especificó en qué.  

Junto a Nicola Convertino, es el creador de un evento llamado Latin Cuba, cuya primera edición se celebró en Italia, en diciembre de 2015. La promoción en Youtube de este evento tiene apenas cuatro reacciones.

En 2016 (la última edición del Latin Cuba de la que se tiene información), Ferrari y Convertino firmaron un artículo en Insonnia Report sobre el evento. Ambos lo catalogaron como “la organización europea más reconocida para la difusión de la salsa en Europa y especialmente en Italia”. Ese año, Latin Cuba auspició el 5to Sardegna Salsa Congress, un encuentro “teórico” sobre música cubana, que también contó con espectáculos en vivo y clases de salsa ofrecidas, mayormente, por cubanos residentes en Italia.

En el texto citado, ambos italianos prometieron que el Sardegna Salsa Congress (cuya sede fue un hotel en Cerdeña, Italia) sería televisado mediante la productora Nicola Convertino Management LTD. YucaByte no encontró información que confirme que dicha promesa se haya cumplido. No obstante, sí encontró los materiales audiovisuales de promoción del evento, cuya factura deja mucho que desear.

El boicot

A inicios de 2022 la situación de Cuba era crítica, no solo por la falta de medicamentos, transporte y medicinas, sino también por la represión política ejercida por el régimen, que entonces continuaba imponiendo largas condenas de cárcel a los manifestantes del 11J. Mientras tanto, la prensa oficial auguraba éxitos al SRMA que se celebraría en el mes de abril.

La sociedad civil cubana se planteó entonces la idea de un boicot, que se hizo cada vez más popular en redes sociales. Para el 31 de enero de 2022, el presentador Alex Otaola pedía, desde la plataforma Cubanos por el Mundo, que el boicot se convirtiera en una realidad y que fuese dirigido hacia “los artistas internacionales que le lavarán la cara al régimen”. En su programa Ola Otaola, expresó: “A los cubanos se les caen las casas encima, los cubanos no tienen ambulancias (…), pero a los turistas los llevarán a estos eventos en buses climatizados”.

Mientras, otros actores de la sociedad civil pedían que se multiplicaran los mensajes en redes sociales dirigidos a los músicos extranjeros invitados al SRMA, en los cuales se explicaría la realidad de Cuba. Las bases del boicot eran, principalmente, dos: visibilizar la crisis económica y política de la Isla y divulgar la situación real de los presos políticos del régimen.

En cuestión de una semana, la iniciativa comenzó a dar frutos.

El 2 de febrero, Alex Ubago anunció que no asistiría al SRMA. Ubago -conocido por temas como Sigo aquí, Sin miedo a nada, entre otras- aclaró que las razones de su decisión eran meramente éticas. El cantante español señaló que, hasta ese momento, él y su equipo desconocían el hecho de que eran las autoridades del régimen quienes organizaban el evento, pues en principio le habían informado que el SRMA estaba exclusivamente a cargo de productores musicales.

El dúo Andy y Lucas ofreció un mensaje similar al de Ubago en sus redes sociales. Además, se declararon en contra de las condenas sobre los presos políticos cubanos, incluyendo a los menores de edad que sufren largas penas por participar en las protestas del 11J. “A la más perfecta de las dictaduras, preferiré siempre una imperfecta democracia”, declaró el dúo en su cuenta oficial en Instagram.

Por su parte, el cantautor Carlos Torres, también de España, renunció a su participación en el SRMA. Aunque reconoció que le hubiese gustado ir a Cuba, dijo entender que “lo más sensato era no asistir al festival”, sobre todo al conocer que el régimen cubano estaba detrás de su organización.

Estos músicos habían visitado la Isla en años anteriores. Andy y Lucas, por ejemplo, participaron en la IX edición de “Un puente hacia La Habana” (2019), invitados por Jorge Luis Robaina, y ofrecieron conciertos en varias provincias del país. En 2020 también fueron invitados a la X edición de “Un puente hacia La Habana”, donde ofrecerían conciertos junto a Alex Ubago y Carlos Torres, sin embargo, la pandemia de Covid-19 obligó a suspender el evento, por lo que se realizó de manera virtual.

Tanto Alex Ubago como Andy y Lucas agradecieron a los usuarios cubanos por informarles de la realidad cubana. Aunque no participaron en el SRMA, sí asistieron a un concierto el 13 de febrero, celebrado en Miami, en celebración del “Día del Amor y la Amistad”.

“Mi sueño de cantar en la tierra de mi padre no es más grande que mi deseo de ver a mis hermanos cubanos vivir con derechos propios”, expresó Kalimba en su perfil de Instagram. El cantante mexicano, otro de los invitados especiales con los que contaban el régimen cubano y Nicola Convertino, anunció que no asistiría al SRMA en solidaridad con Cuba, un país al que se siente unido por lazos familiares.

La cantante y actriz italiana Denise Faro también decidió “bajarse” del SRMA, pues “no era el momento ni la forma correcta” de asistir a Cuba. Además, dijo que estaba muy desinformada sobre la situación del país, sin embargo, gracias a muchos usuarios en redes sociales, logró entender el sufrimiento de los cubanos. “Yo no voy a apoyar ninguna dictadura en ningún país. Todos debiéramos ser libres”, acotó.

El SRMA en Cuba se quedaba sin buena parte de sus “estrellas internacionales”, pero estas no serían las únicas bajas.

La rapera cubana Telmary Díaz anunció que tampoco asistiría al evento, ya que, hasta el momento, no sabía que era una de las invitadas. Según dijo, no se le informó previamente de su asistencia al SRMA, por lo cual acusó al diario oficial Granma de divulgar esta noticia sin su consentimiento. Telmary arremetió también a los usuarios que, desde las redes sociales, le criticaron que accediera a cantar en el SRMA. 

En verdad, Telmary mintió públicamente al decir que no sabía de su participación en el SRMA. Poco después de que ofreciera estas declaraciones, circuló en redes sociales un video del 6 de noviembre de 2021, en el cual la rapera, en el espacio televisivo 23 y M, anunció que cantaría en el SRMA, donde, además, presentaría una “línea de moda” basada en sus característicos turbantes.

Otros dos músicos cubanos declinaron a la invitación al SRMA: Arlenys Rodríguez y Raúl Paz. La primera, simplemente, aludió a “razones personales” para justificar su ausencia al evento. Raúl Paz, por su parte, dijo que no iría porque, al igual que expresó Telmary, no fue informado previamente de su participación. Al mismo tiempo, Paz rechazó un concierto en el Real Café de Miami por las “repercusiones negativas” que podría tener.

La respuesta de la prensa oficial al boicot no se hizo esperar.

El medio oficial Cubadebate y el espacio radial Chapeando Bajito, a través de la vocera del régimen Arleen Rodríguez Derivet, catalogaron al boicot como una “variante del bloqueo” estadounidense. Por su parte, la periodista Bárbara Betancourt acusó a los participantes del boicot de “amedrentar” a artistas e instituciones europeas, y comparó esta iniciativa de la sociedad civil cubana con otra similar emprendida contra la más reciente edición de la Bienal de La Habana, la cual se desarrolló mientras artistas como Luis Manuel Otero y Maykel Osorbo eran mantenidos injustamente en prisión.

En el programa Chapeando Bajito, de Radio Rebelde, Betancourt dijo que Alex Ubago y Andy y Lucas son artistas “de escaso público y menor popularidad”, así como “casi desconocidos hoy”. No obstante, la periodista no explicó por qué la prensa oficial, apenas unas semanas atrás, se vanagloriaba de la participación de estas “estrellas internacionales” en el SRMA.

Granma fue un poco más lejos y calificó al boicot como “terrorismo musical” y acusó a los activistas cubanos de “adoradores del mal y arquitectos de la manipulación”. El artículo, firmado por el periodista Oni Acosta, señaló que también “el mercado” presionó a los artistas para que se negaran a ir al SRMA, amenazándolos con cancelar sus giras.

También una comunidad pro régimen, congregada en un grupo en Facebook llamado “Jóvenes en Revolución”, divulgó un video contra Alex Ubago, Kalimba y Andy y Lucas, a veces desde ataques homofóbicos. La canción que acompaña al video se llama ¿No vienen al San Remo? Váyanse pa’l carajo y está firmada por un rapero que se hace llamar El Chalu. Este grupo de Facebook, integrado por más de 4300 usuarios, se dice una comunidad de “jóvenes dispuestos a darlo todo por la Revolución cubana, seguidores fieles de las ideas de Martí, Fidel, Raúl”, además de seguidores de Miguel Díaz-Canel.

El SRMA, finalmente, se realizó. Sin embargo, el Gobierno cubano tuvo que conformarse con un elenco de artistas internacionales aún más “desconocidos” que aquellos que cancelaron, además de algunos músicos fieles al régimen. De cualquier forma, esta fue, quizás, la edición del SRMA con más repercusión mediática –  aunque desde la politización y las críticas- en el historial de fracasos de Nicola Convertino y Flavio Ferrari. 

Entradas creadas 266

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba