Ernesto Burgos, el cubano detrás de versión viral de “Pepas”

Ilustración: Julio Llópiz-Casal.

Desde el pasado lunes 7 de diciembre un video se ha vuelto viral en las redes sociales del país. Se trata de una grabación de la Banda de Conciertos de Santiago de Cuba en la que esta interpreta una versión de la canción Pepas, del cantautor y rapero boricua Farruko. La curiosa interpretación ocurrió de noche en el Parque Céspedes, una de las zonas más céntricas de esta ciudad oriental.

Sobre el hecho, los internautas cubanos han tenido criterios encontrados. Mientras unos alegan que se trata de una versión muy atrevida e ingeniosa, otros plantean que no es correcto que artistas con formación en la música clásica promuevan géneros urbanos.

La idea de versionar el popular tema de Farruko fue de Ernesto Burgos Osorio, quien se desempeña como director de la Banda de Conciertos de Santiago de Cuba desde 2012. Este músico, aunque de formación clásica, ha incursionado desde hace tres décadas en distintos géneros y formatos (desde pequeñas agrupaciones hasta orquestas sinfónicas), por lo que ha ganado reconocimientos a nivel nacional e internacional.

Ernesto Burgos se ha desempeñado como profesor en varias academias de música en la Isla. Es director musical, arreglista, productor de discos y domina el piano, el saxofón y el clarinete. Ha intercambiado con proyectos artísticos foráneos, incluyendo el homenaje por el centenario del guitarrista flamenco Ricardo Ballardo, celebrado en Francia y transmitido por la cadena Art Concert. También en Francia participó en el encuentro “Rumbas du Monde”, dirigió espectáculos en la ciudad de Lyon, fue invitado a compartir experiencias con el claustro del Conservatorio de esa ciudad y realizó giras que incluyeron París. También participó en el Festival “Jazz de Vienne”, y ha trabajado como arreglista y director musical en espectáculos en Zaragoza y Huesca (España), en Viena (Austria), Torino y Milano (Italia) y en Cancún (México), en el Festival “Caribe-Maya”.

Este músico santiaguero fue fundador y director de la orquesta “Gloria Latina” y ha trabajado con otros grupos musicales cubanos de renombre como “Los Van Van”, “La Original de Manzanillo” y la “Orquesta Revé”. También trabajó en el CD Alma de Santiago, de la canadiense Jane Bunnet, el cual obtuvo en 2003 una nominación a los Grammy. Además, ha sido galardonado con la distinción “Nicolás Guillén” de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la Placa “José María Heredia” (a los artistas destacados de Santiago de Cuba) y en 1985 su trabajo fue reconocido con un premio de la disquera EGREM. Ernesto Burgos también ha hecho arreglos y dirigido música para espectáculos de cabaret.

Tras hacerse viral el video de la versión de Pepas, Samuel Burgos, hijo de Ernesto, defendió el hecho de que no existen barreras entre las mal llamadas “alta cultura” y la “cultura popular”.

“Música es una sola, no importa de dónde venga, si se hace con calidad”, escribió Samuel Burgos en su perfil de Facebook. Su padre le respondió en la publicación que lo único que había hecho era expandir “los sonidos de una computadora al mundo real de los instrumentistas”.

“Cualquier otra cosa interpretada por las ‘mentes’ es pura ficción”, añadió Ernesto Burgos.

samuel burgos

 

Samuel Burgos es también un joven y talentoso músico, que suele compartir con la banda Interactivo, de Roberto Carcasés. Además, participó en el disco Alma Cubana, de Leoni Torres, el cual fue nominado a la más reciente edición de los Latin Grammy.

samuel burgos 1

YucaByte pudo conversar con Ernesto Burgos a raíz de su controversial versión de una canción de género urbano. 

-¿Cómo y cuándo se le ocurrió versionar este tema nada más y nada menos que con una Banda de Conciertos?

Fue mientras regresaba de Francia, en agosto de este año. En el vuelo también regresaban deportistas cubanos del equipo de boxeo. Entre los temas que reproducían escuché este, que me llamó la atención por sus sonidos “sampleados” de trompetas y trombones. Pensé que podría hacer una buena instrumentación de eso. El tema, rítmicamente, es interesante pues, como se sabe, el reguetón ha ido evolucionando. Ya no es aquel ritmo interminable, incansable, sin “breaks” ni paradas. Su melodía es contagiosa. Y las exposiciones tímbricas de esa canción daban un contraste que hacían que yo me planteara eso mismo a la hora de hacer una orquestación. Fue un reto agradable. 

-¿Ha incursionado en este género en otras ocasiones?

Siempre he estado cerca de la música urbana, casi desde sus inicios. Ya más recientemente he versionado temas de Decemer Bueno, que se acerca a ese género. Es una música que le gusta a los jóvenes y no hay nada más aburrido que una Banda que no logre aproximarse a los jóvenes. 

-¿Y ha hecho al revés, o sea, tomar una canción de un género que ya tenga sus años y hacerle una versión más contemporánea?

Sí. Con esta misma Banda he logrado aproximaciones contemporáneas con temas de Son. Lo hicimos con “Pare Cochero”, de Marcelino Guerra, y mantuvimos al público parado a nuestro alrededor, cantando y batiendo las palmas. Lo hicimos también con “Flor de Venganza”, de Rafael Hernández, que la tocamos en versión Jazz en Vienne, Francia, en 2003, al lado de Buena Vista Social Social Club, juntos en un mismo escenario. Me llamaron al frente para reconocerme por aquel arreglo y eso es algo que no puedo olvidar.

-Su versión de “Pepas”, sin embargo, parece incomodar a algunos.

Yo solo quiero aclarar que teníamos un deseo de acercamiento a los jóvenes. Ese tema, “Pepas”, lo oímos diariamente en diferentes medios, incluso cerca del parque, cerca de la Catedral. Es muy, pero muy susceptible y suspicaz que algunos quieran relacionar eso con el ambiente de meditación que por dentro tienen las iglesias. Nuestra versión es instrumental. Yo no me fijé en la letra. Lo hice porque me gustó el tema, porque tengo alma de 20 años y así he de morir. Además, una  vez escucho algo que me gusta, lo instrumentalizo. Aún no he escuchado reproches de algún músico con prestigio sobre esto.

-Ernesto ¿cree usted que todavía deba hablarse de alta cultura y baja cultura o cultura popular vs cultura de élite?

Respecto a la música, cada cual tiene el derecho de escuchar lo que quiera y evocar la imagen con la que más se identifica. Antes de ser director de una Banda de Conciertos, fui director de agrupaciones populares. Tuve la suerte, gracias a Dios, de sentir eso que yo llamo “el rugido de la multitud”, o sea, de sentir a una multitud en un anfiteatro y que la gente baile y aplauda. En fin, lo que quiero decir es que la Música es una sola, como el Arte y la Cultura, desde lo más “bajo” hasta las “alturas”. Solo pensemos que a principios del siglo XX, el Son era valorado como “baja cultura”. El Son de aquellos tiempos no es el Son de ahora ni se le considera igual. Entonces ¿podríamos vaticinar que no pasará lo mismo con la música urbana actual, que no pasará lo mismo con el reggaetón?

Entradas creadas 289

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba