Manos de personas en un culto y bandera cubana

El Decreto Ley 370 también limita la libertad religiosa en Cuba

(Foto: Facebook Fb Liga Evangélica de Cuba)

El Departamento de Estado de Estados Unidos publicó el pasado 12 de mayo su “Informe sobre Libertad Religiosa Internacional”, correspondiente al año 2020. Este documento recoge  denuncias y pronunciamientos de grupos religiosos de todos los países, así como de organismos religiosos internacionales, para realizar un balance sobre la situación de este derecho a nivel global.

Sobre Cuba, el Informe reconoce que la Constitución de 2019 establece el respeto a la libertad de culto y la no discriminación por motivos religiosos, sin embargo, señala también que existe un control político e ideológico de la vida religiosa en el país ejercido por la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y por el Ministerio de Justicia. Según el informe anual de la ONG Christian Solidarity Worlwide (CSW), citado por el Departamento de Estado de E.U.A, “el Gobierno [cubano] violó la libertad de religión o creencia de manera rutinaria y sistemática mediante detenciones arbitrarias, acusaciones falsas, amenazas y hostigamiento a líderes religiosos y defensores de la libertad religiosa”. 

 Parte de los instrumentos usados por el régimen cubano contra los líderes religiosos están relacionados con las telecomunicaciones, específicamente internet y las redes sociales. El Decreto Ley 370, conocido como “Ley Azote”, sirvió para amenazar o aplicar sanciones sobre aquellos religiosos que publicaron, a decir de las autoridades de la Isla, “contenido subversivo”. Uno de los amenazados por este Decreto Ley fue el pastor José Yván Rodriguez Yáñez Rodriguez, del Movimiento Apostólico, quien conversó con YucaByte al respecto.

Me amenazaron sin argumentos, por lo que todos saben. A ellos [el Gobierno] cuando algo les molesta y te inventan cualquier cosa. La amenaza fue a raíz de algunas directas que realicé manifestando públicamente la verdadera identidad del Consejo de Iglesias de Cuba, que es una ONG oficialista, y también por las críticas a algunos de los principales líderes religiosos cubanos por sus estándares de vida burgueses respaldados por la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del PCC. Ahí comenzó todo. Todavía hoy sufro cortes de Internet, sobre todo cuando participo online en algunos eventos internacionales donde se tratan temas incómodos en materia de libertad religiosa, como son los casos de Cuba y Corea del Norte. 

Finalmente, luego de ser amenazado con la aplicación del Decreto Ley 370, el Yáñez Rodríguez logró esquivar la sanción con la ayuda de organismos religiosos internacionales.

La organización internacional a la pertenezco reclamó a las instituciones correspondientes por este Decreto Ley violatorio del derecho que me corresponde para hacer uso de internet y ejercer la libertad de expresión. Las autoridades se retractaron, pero igual sigo sosteniendo que se trata de una arbitrariedad desmedida sobre las libertades fundamentales del ser humano.– declaró el pastor.

El “Informe sobre Libertad Religiosa Internacional” reseñó de la siguiente manera esta situación relacionada con los derechos digitales y religiosos: 

“Durante el año, el Gobierno utilizó cada vez más una ley de internet que restringe la libertad de expresión contra periodistas independientes, incluidos los que promueven la libertad de religió o creencias y otros derechos humanos (…) Esta ley [Decreto Ley 370], en vigor desde julio de 2019, restringe la libertad de expresión en internet para proteger contra ‘la difusión de información contraria al bien común, la moral, la decencia y la integridad a través de las redes públicas de transmisión de datos’. La sanción por violar la ley es de 3.000 pesos cubanos.”

Desde noviembre de 2020 varios líderes religiosos se han sumado a la exigencia de libertades políticas y económicas en la Isla. En el caso de varios sacerdotes católicos, por ejemplo, dichas exigencias se han divulgado a través de las redes sociales. Por internet también se publicaron pronunciamientos colectivos contra la represión y las fallidas políticas económicas del Gobierno, como fueron la Carta Abierta publicada durante los días de la huelga de noviembre de 2020 en San Isidro y la carta pública He visto la aflicción de mi pueblo, del 24 de enero de 2021. Con motivo de ejercer el derecho a la libre expresión, varios de los sacerdotes y fieles laicos que apoyaron estas publicaciones han sido amenazados en numerosas ocasiones por la Seguridad del Estado cubana.

 Esta situación provocó que el pasado 2 de diciembre de 2020, de conformidad con la Ley de Libertad Religiosa Internacional de 1998, el Secretario de Estado de E.U.A colocara nuevamente al Gobierno de Cuba en la “Lista de Vigilancia Especial” por haber participado o tolerado violaciones graves a la libertad religiosa.

Entradas creadas 186

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba