Rumores de noviembre: «liquidación» de Díaz-Canel, debacle sanitaria, criminalidad desatada

Ilustración: Carmen Barruecos

Cuba va en picada y la primera cabeza en rodar podría ser la de Miguel Díaz-Canel. A medida que acaba, sin un solo éxito en su expediente, el que debió ser su “año mejor” –lo había prometido a finales de 2022–, los rumores recogidos en noviembre por 14ymedio y Yucabyte prevén una conspiración para “liquidar políticamente” al mandatario tras la muerte de su protector, Raúl Castro, que algunos ven muy cerca. 

Díaz-Canel se enfrenta, presienten varios usuarios en internet, a un inminente estallido social. El catalizador de su remoción del cargo, añaden, será la lucha de poderes que traerá consigo el fallecimiento de los últimos generales “históricos”. Las familias que integran la cúpula cambiarán las reglas del juego y el actual mandatario, sin nadie que lo proteja, tendrá que ceder los poderes que el régimen le ha ofrecido en favor de nuevos candidatos. 

Aunque los rumores no indican que esta “transición” será violenta, sí esperan una “represión a gran escala” si los cubanos salen a las calles a reclamar un cambio, como ocurrió durante las protestas del 11 de julio de 2021. Desde entonces, afirman algunos, el Gobierno ha tenido tiempo de preparar “salidas” a la crisis, que incluyen a Díaz-Canel como chivo expiatorio ante el descontento popular. 

Si no funciona lo que ya se conoce como “cambio fraude”, especulan, las autoridades han trazado un plan B: las brigadas paramilitares de respuesta rápida, compuestas por reclutas de las provincias orientales a quienes se ha ofrecido casa y trabajo en La Habana, a fin de garantizar su lealtad al régimen. 

La situación –coinciden todos los rumores– está peor que nunca, sobre todo en el aspecto sanitario y de la seguridad tanto del campo como de la ciudad. El contraste de condiciones que se ofrecen a los pacientes nacionales y los servicios “de lujo” que la Isla, presuntamente, presta a “invitados” extranjeros, es una de las situaciones más comentadas en noviembre. 

El rumor de que los médicos exigen a las embarazadas contar con una lista de insumos antes de ser admitidas en el hospital, o que se les entregan una manilla de identificación y documentos para que den a luz en sus casas, son elocuentes al respecto. Se llegó a compartir el video del parto de una mujer en una acera, supuestamente en Cuba, que no tardó en viralizarse. 

Mientras, la información de que un alto cargo del Movimiento Izquierda Unida, de República Dominicana, fue operado en la Isla, despertó un aluvión de críticas. Sobre todo porque, aseguran, el individuo regresó a su país alabando el “excelente estado” de las “bien equipadas clínicas cubanas”. 

A falta de información fidedigna sobre el negocio de la droga, los rumores indican que están en auge. Tras la grabación de un joven convulsionado supuestamente por una sobredosis de fentanilo o una droga similar, denominada “químico”, varios rumores señalaron a una de las personas que la “mueve” en la capital. Se trata de un individuo identificado como Yasmani El Moncada, que, según algunos comentaristas, trabaja como informante de la Policía. Su vínculo con el Ministerio del Interior ha permitido que este traficante sobreviva a numerosas redadas, detallan algunos usuarios, como ocurrió hace poco. El Moncada, detenido durante una operación este mes, fue liberado dos días después. Cada gramo del “químico”, calculan, cuesta entre 150 y 200 pesos. 

La violencia y la inseguridad en las calles del país siguen creciendo y dan pie a muchos rumores, que se alimentan incluso en los propios perfiles afines a la Policía cubana, pese a sus intentos para minimizar los hechos. Los incidentes señalados afectan sobre todo las zonas rurales, donde los ladrones campean por su respeto, mientras se reportan numerosos robos en almacenes estatales y asaltos a motoristas para robarles sus vehículos. 

Cada vez, sin que se llegue a confirmarlos, se mencionan más asaltos con armas de fuego y robos con violencia, que acaban, no pocas veces, en la muerte de la víctima. Además, los rumores describen con lujo de detalles varias “técnicas” de estafadores. Una de las más “pintorescas” es la del niño que finge estar abandonado en la carretera: quien se brinda a llevarlo a su casa descubrirá que en la dirección que le ofrecen no están los padres, sino una pandilla lista para asaltarlo.

Entradas creadas 325

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − trece =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba