Desacato en Ecured (Wikipedia del régimen cubano)

Desacato: una iniciativa contra Ecured y a favor de Otero Alcantara

Un nuevo reto invade las redes sociales en solidaridad con el artista Luis Manuel Otero Alcántara y con los presos políticos que mantiene el régimen cubano. La iniciativa, impulsada por el escritor cubano Enrique Del Risco, llama a los cubanos incluidos en el portal web oficialista Ecured a cubrir sus entradas personales con la palabra “Desacato” y luego compartir la imagen en redes sociales.

Sobre esta iniciativa, YucaByte conversó con Del Risco.

– La idea es presionar al gobierno cubano para que libere a Luis Manuel Alcántara y el resto de los detenidos por razones políticas. Siguiendo la estela de la petición en estos días de un grupo de artistas de que se vele o retire sus obras del Museo de Bellas Artes, me pareció apropiado organizar una acción similar. Usar un espacio oficial con apariencia de enciclopedia digital pero creado para enaltecer o escarnecer a determinadas figuras de la vida cubana, manipular la información sobre otras y ningunear al resto, para hacer visible nuestra repulsa a lo que se está haciendo con Luis Manuel. Partimos de la base de que la represión a los más atrevidos de nuestros artistas y conciudadanos se hace a costa del silencio de todos los demás. Un silencio que se hace para conservar ciertos privilegios aunque sea el privilegio mínimo de no señalarse ante la mirada del poder. En ese sentido no es muy diferente al sentido de la antología que organicé años atrás titulada “El compañero que me atiende” y que tenía como objetivo hacer visible la vigilancia y represión que han sufrido por décadas los escritores cubanos a manos de la Seguridad del Estado. Recordarles a todos que el mismo Estado que reprime a Luis Manuel es el que reparte privilegios y castigos milimétricamente calculados al resto de los cubanos. En esta protesta hay de todo: aquellos a quienes Ecured ha tratado con guantes de seda para dar una imagen de tolerancia y hacer la información sobre su vida y obra lo más inocua posible y a quienes la entrada de la supuesta enciclopedia convierte en picota pública. Junto a la defensa de los que hoy están presos o secuestrados queremos denunciar a un aparato represivo que nos incluye a todos. Por eso usamos la palabra “desacato”, esa acusación imprecisa con la que se persigue a gente como Luis Manuel y sus compañeros. Intentamos romper esa inercia que quiere vender a Cuba como un país normal y habla de la cultura cubana como un espacio donde impera el respeto por los méritos creativos. No. Cuba es una tiranía donde no hay mérito más importante que el de la obediencia.-comentó Del Rico.

Varios artistas e intelectuales cubanos se han sumado a esta iniciativa. Algunos de ellos son el propio Del Risco, la actriz Kety de la Iglesia, el escritor y periodista Carlos Manuel Álvarez, la periodista y realizadora audiovisual Yaima Pardo, el dramaturgo y cineasta Joel Cano, el también cineasta Lilo Vilaplana, el poeta Manuel Díaz Martínez y los escritores Ángel Santiesteban y Ramón Fernández Larrea.

En medio de la desesperación por los atropellos que comete el régimen (violando su propia Constitución impunemente, como acostumbran en sus actos para acallar las voces discordantes), estamos buscando la visibilidad de aquellos intelectuales y artistas de Cuba, y en general del resto de los países, independiente de su nacionalidad y lugar en la geografía en que se encuentre, que tengan un compromiso con la verdad y puedan ir superando el miedo lógico de toda dictadura, en el caso de los que se encuentran dentro del archipiélago.– declaró Ángel Santiesteban a YucaByte.

En principio, EcuRed viola toda ética de respetar a sus artistas –continuó Santiesteban-, porque lo que menos pueden hacer es pedir permiso para publicar una biografía, máxime cuando está tergiversada, manipulada, y todo con el fin de rebajarnos el perfil en las redes. Esta ha sido una iniciativa de Enrique Del Risco, porque coincidimos muchos que cualquier iniciativa involucra, sensibiliza a muchos que hasta el momento, no se han decidido, porque lo único que la disidencia exige es que se respeten sus derechos individuales. Queremos con esta acción contra EcuRed, hacerles saber que «desacatamos» sus «leyes» absurdas, su represión que solo confirma ante el mundo que este proceso no es viable para negociar con ellos. Son un régimen totalitario que debe desaparecer de una vez.

 

Wikipedias totalitarias

Ecured no es el único intento de un sistema totalitario de crear su propia plataforma digital enciclopédica que tergiverse u omita información políticamente contraria a sus intereses. Aunque fue creada en diciembre de 2010, Ecured no es la primera de estas “Wikipedias totalitarias”, aunque sí de las más tempranas en aparecer.

La República Popular China, uno de los grandes socios políticos y económicos del régimen cubano, fue de los primeros países en crear su versión alternativa de Wikipedia. Para ello, lo primero que ordenó el Partido Comunista chino fue bloquear todas las páginas de Wikipedia en mandarín, de manera que solo quienes dominaran otros idiomas pudieran acceder a sus contenidos. De igual forma, bloqueó páginas de esta enciclopedia virtual que hablaban sobre los sucesos de la Plaza de Tiananmén así como sobre el Dalái Lama y la independencia del Tíbet. Desde 2006, China cuenta con una plataforma parecida a Wikipedia, aunque regida por la censura. Baidu Baike, que es el nombre de este sitio enciclopédico, es patrocinado por el motor de búsqueda en internet chino Baidu (“el Google de China”) y no permite la libre publicación de contenido, ya que cada artículo es revisado por un grupo de editores antes de ser colgado en la página. En 2018, China anunció la creación de una nueva enciclopedia virtual nacional, patrocinada por el Grupo de Edición Chino (una empresa estatal). En esta nueva enciclopedia, según South China Morning Post, trabajarían cerca de 20.000 personas. El proyecto es dirigido por Yang Muzhi, presidente de la Asociación de Distribución de Periódicos y Libros de China, quien dijo que esta Wikipedia sería “una Gran Muralla cultural” contra la injerencia extrajera.

En 2019, Rusia, con el apoyo del presidente Vladimir Putin, también anunció su propia “enciclopedia colaborativa”. La iniciativa partió de Serguei Kravest, director de la editorial Gran Enciclopedia Rusa, la cual vendría a sustituir a Wikipedia en ese país. Según informó el medio DW, este proyecto cuenta con una inversión equivalente a 31.500.000 dólares y saldrá a la luz en 2022.

Ecured, la Wikipedia política cubana

Según el medio oficial Cubadebate, para octubre de 2020 Ecured contaba con más de 250.000 visitas diarias, no solo desde Cuba, sino también de países como Colombia, Argentina, México y Perú. La enciclopedia colaborativa cubana, además, pensaba entonces convertirse en “el principal material de consulta para los estudiantes” del país. Según este portal informativo, Ecured se ha vuelto un sitio de referencia a nivel nacional e internacional para conocer de Cuba, sin embargo, en dicha nota se omite qué versión de Cuba y qué intereses políticos median en sus contenidos.

Ecured no pocas veces ha manipulado u omitido información respecto a varias figuras públicas cubanas que resultan incómodas al régimen. El pasado febrero, por ejemplo, el jurista Julio César Guanche denunció la manipulación de la información de su perfil en esta plataforma, enfocada en desacreditarle. De igual forma, el periodista Carlos Manuel Álvarez señaló que en su perfil, Ecured presentaba información manipulada sobre los sucesos acontecidos en noviembre de 2020 en la barriada de San Isidro, además de otros errores sobre su obra literaria y periodística.

La enciclopedia colaborativa cubana es un arma política más del régimen que basa su funcionamiento en la tergiversación de la información. No resulta fortuito que el propio Miguel Díaz-Canel haya enfatizado en la necesidad de continuar ampliando contenidos relacionados con la historia del país en la plataforma. Dichos contenidos, por supuesto, seguirían la línea narrativa trazada por la propaganda oficial del régimen.

En varias ocasiones los artículos de Ecured han sido criticados por sus “errores” históricos. Ante tales acusaciones, la prensa oficial se ha defendido aludiendo al hecho de que es una plataforma colaborativa en la que cualquiera puede subir contenido (a diferencia de Wikipedia, en Ecured es obligatorio registrarse con un perfil de usuario para editar) y también ha señalado a “los enemigos de la Revolución” como los responsables de dichas erratas.

La administración y mantenimiento de los servicios de Ecured son responsabilidad de los Joven Club de Computación, de donde sale también buena parte de los contenidos de esta plataforma, según la prensa oficial. También cuenta con el auspicio del Gobierno cubano, de la Oficina Nacional para la Informatización y del Instituto de Información Científica y Tecnológica. Tras esta Wikipedia cubana se encuentra también la figura de Iroel Sánchez, personaje de la oficialidad cubana que en varias ocasiones ha dirigido campañas de descrédito y difamación contra activistas políticos y medios independientes de la Isla.

Entradas creadas 116

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba