La reexportación de petróleo refinado en Cuba fue el rumor más destacado en abril

Ilustración: Alejo Caner

La crisis de combustible, las protestas y apagones, las detenciones arbitrarias y la supuesta negociación sobre el envío de tropas cubanas para apoyar a Rusia en su guerra contra Ucrania dominaron el flujo de rumores en Cuba durante el mes de abril. Tras su habitual monitoreo, Yucabyte y 14ymedio informan de los principales temas que han circulado en las redes sociales. 

La posibilidad de que el régimen esté refinando y vendiendo el crudo que llega a la Isla desde países aliados como Venezuela y Rusia, como un medio para ingresar divisas fue uno de los rumores más frecuentes del mes. La negativa oficial al rumor no tardó en llegar: el director de la Unión Cuba Petróleo (Cupet) afirmó que el país “no exporta gasolina, pues el consumo nacional no está garantizado”. 

Aunque no se ha podido confirmar que el régimen revenda el combustible que recibe, el trasiego de barcos petroleros en los puertos cubanos ha sido irregular y el Gobierno ha ocultado, en varias ocasiones, el nombre y la procedencia de los buques. Los rumores han señalado, además, que son las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) quienes presuntamente se apropian de una parte del combustible recibido, para destinarlo a sus “reservas”. 

La escasez de combustible ha desencadenado comentarios sobre los apagones y varios reportes de cacerolazos, los más importantes en Trinidad y Sancti Spíritus, lo cual –afirman algunos usuarios– llevó a la militarización de ambas ciudades. 

Varios rumores denunciaron, asimismo, el cierre de las aulas como medida de ahorro de electricidad. En el mismo contexto, se ventiló el presunto delito de maltrato infantil de quienes obligan a los alumnos a asistir a las clases con las luces de la escuela apagadas. 

Por último, y a pesar de que el Gobierno anunció con bombo y platillo la celebración multitudinaria del desfile del Primero de Mayo, numerosos usuarios de Twitter previeron que el régimen estaría obligado a recalcular o suspender el encuentro, alegando como excusa la falta de combustible. En efecto, poco después Miguel Díaz-Canel indicó que el desfile sería mucho más modesto y que renunciaría a su sede habitual en la Plaza de la Revolución.  

Quienes sí se libraron de la escasez fueron, supuestamente, los agentes del régimen, a quienes varios usuarios captaron comprando combustible, alimentos y otros insumos con extrema facilidad. 

En un contexto tan crítico como el del mes de abril, también se produjeron comentarios relacionados con la represión que vive la Isla. No pasó desapercibida la detención arbitraria del periodista y escritor Jorge Fernández Era, en La Habana, que desató, según el propio intelectual, “una oleada de solidaridad en todo el país”, al tiempo que exponía “la torpeza de la Seguridad del Estado”. 

También causó inquietud en las redes la detención de la profesora Alina Bárbara López, quien exigió en Matanzas la liberación de Fernández Era. Aunque durante varias horas hubo incertidumbre sobre las distintas versiones de su encontronazo con la Policía, la académica contó en detalle –al igual que Fernández Era– su propio relato de los hechos. 

Sin embargo, nada más se ha sabido de la activista Marisol Cobas, que fue introducida en una patrulla de Policía junto a su hija de siete años. Varios periodistas independientes denunciaron que la propia niña había recibido una citación, por parte de las autoridades, para que asistiera a un interrogatorio que presuntamente le realizaría una psicóloga del Ministerio del Interior. La propia Cobas fue acusada en marzo, y posteriormente liberada, por supuestos “actos contrarios al normal desarrollo del menor”. 

Por su parte, también circuló como rumor la agresión que sufrió el preso político Amaury Leyva, que guarda prisión desde las protestas del 11 de julio de 2021. El joven, afirman algunos usuarios, fue golpeado por un recluso en el penal de máxima seguridad del Combinado del Este, en La Habana, donde cumple una condena de 16 años. 

Una cantidad importante de rumores registrados en abril apunta a la alianza, cada vez más cercana, entre La Habana y Moscú. Después de que el Estado ruso lanzara una invasión contra Ucrania el 24 de febrero de 2022, circularon en la Isla varios rumores sobre la posibilidad de que el régimen enviara tropas al frente de batalla. Estos rumores no fueron desmentidos por el Gobierno cubano, pero tampoco se envió, como afirmaban los comentarios, a los jóvenes reclutas del Servicio Militar Obligatorio. 

Un año después, el rumor del apoyo bélico a Rusia vuelve a internet, esta vez aludiendo al presunto cumplimiento de un acuerdo militar del que no se tiene noticia. Es probable que estos rumores hayan sido provocados por las recientes visitas a La Habana de altos cargos del Kremlin, entre ellos Viacheslav Volodin, presidente de la Duma, cámara baja del Parlamento ruso; Nikolai Patrushev, secretario del Consejo de Seguridad, y Serguéi Lavrov, canciller de Rusia. 

La visita de Lavrov, de gira por Latinoamérica, fue particularmente alarmante para algunos usuarios, que no tardaron en recordar que Cuba ha enviado antes sus soldados a conflictos en los que participaba alguno de sus aliados estratégicos. Es el caso de Argelia, durante los años 60, y de Angola, el Congo o Etiopía, en la década siguiente.

Entradas creadas 324

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba