En Cuba, los rumores son el contrarrelato de la versión oficial de los hechos

Ilustración: Alejandro Cañer

Desde finales de 2020 han aumentado los ataques a la libertad de expresión y se ha reducido el acceso a la información en el espacio online del país. El gobierno bloquea las redes sociales y los medios de comunicación independientes, interrumpe las conexiones de datos móviles y recurre a perfiles falsos en las redes sociales para sus campañas de desinformación, que consisten en alterar el debate público e introducir otros temas a través del envío masivo y agresivo de tuits y retuits. La propaganda en línea en el país se está convirtiendo cada vez más en una herramienta de control de la información para silenciar las voces independientes y difundir desinformación y/o información errónea. El control de las tecnologías y redes sociales proporciona al gobierno de la isla una poderosa herramienta para dar forma a los debates públicos y difundir información en línea, al tiempo que vigila, censura y restringe los espacios públicos digitales.

14ymedio y Yucabyte están trabajando en colaboración con el objetivo de recopilar y analizar la información y los rumores compartidos en línea por parte de la población y el gobierno de Cuba, para entender mejor el espacio online y como este se ve afectado por los distintos actores. La recopilación de información y rumores en línea no es exhaustiva, refleja solo una parte del espacio online cubano. Durante este tiempo de recolección, 14ymedio y Yucabyte han notado que muchas veces rumores compartidos en el espacio online terminan confirmándose por los medios independientes o por las mismas autoridades, pero que un inicio son solo eso: rumores. 

14ymedio y Yucabyte quieren poner estos análisis a disposición de los cubanos y de las organizaciones independientes para que puedan mejorar la capacidad de identificar, evaluar y contrarrestar la desinformación y/o información errónea en el espacio online. 

Los análisis estarán disponibles en las webs de estos dos medios y podrán cambiar de formato y extensión en función de los comentarios recibidos por los lectores.  

  • Análisis general de las tendencias y rumores más relevantes recolectados durante el mes de marzo de 2023: 

Las irregularidades durante las elecciones al Parlamento, el aumento drástico de la criminalidad y la situación precaria de las cárceles han dominado el flujo de rumores sobre Cuba en las redes sociales durante el mes de marzo. Sin embargo, a pesar de que se trata de datos fragmentarios y no siempre comprobables, conforman un tejido de preocupaciones “subterráneas” que a la larga –como demostró un reciente informe de 14ymedio y Yucabyte– tienden a convertirse en información real sobre la Isla. 

La tensión general durante las elecciones de candidatos a diputados en el Parlamento tuvo su correlato en el entorno digital. Muchos usuarios divulgaron no solo las “trampas” del Gobierno para atraer a los votantes u obligarlos a acudir a las urnas, sino las presuntas consecuencias que podía tener el hecho de abstenerse. 

Se llegó a afirmar que quien asistiera al colegio electoral tras haber solicitado una visa o parole en la Embajada de EE UU perdería automáticamente su derecho a acceder a este servicio. La propagación de este rumor fue tan alarmante que el propio Ministerio de Relaciones Exteriores alegó que se había comunicado con las autoridades migratorias estadounidenses para desmentir la información. 

Aunque no se permitió que ningún observador independiente constatara la transparencia de las votaciones, miles de usuarios dejaron su impresión en Twitter y Facebook. Muchos denunciaron lo que, jocosamente, fue llamado “Operación Tun-Tun”: las autoridades electorales no sólo obligaron a los niños a custodiar las urnas, sino que los enviaron casa por casa a realizar recordatorios para garantizar una amplia participación. A pesar de ello, los usuarios  comentaron en las redes que muchos habían eludido las urnas. Otros contaron que habían votado “a la cañona”, en representación fraudulenta de varios familiares, o que habían encontrado su firma falsificada en la lista de participantes. 

Al calor de las elecciones, un grupo clandestino comenzó a atribuirse la autoría de varios carteles contrarios al Gobierno. Estas pintadas, reportadas por la prensa independiente, contenían mensajes ofensivos al régimen como “Abajo la dictadura” y “No al Partido Comunista”, firmadas por la organización identificada como El Nuevo Directorio. 

En cuanto a la segunda fuente de rumores, los reportes de robos, asaltos, violaciones y pandillas de adolescentes en las periferias de la Isla ya son habituales en las redes sociales. Ante la inacción policial, la denuncia desde perfiles digitales es una de las pocas alternativas  en manos de la población para visibilizar la ola de criminalidad que se extiende por Cuba. 

Los estragos de una pandilla juvenil conocida como C39, que opera en Las Tunas presuntamente bajo el mando de una mujer adulta, ha mantenido en jaque a los campesinos. La Policía local, afirman, está de brazos cruzados y se comenta que, incluso, concede impunidad a los delincuentes. 

Sí llegaron a tiempo los agentes, aseguran varios usuarios, cuando dos hombres intentaron violar a un niño en Nuevitas, Camagüey. Sin embargo, también en este caso la acción de los habitantes del lugar, que comenzaron a actuar por su cuenta, fue determinante para detener el crimen. 

Desprotegidos se encontrarían también, de acuerdo con múltiples reportes, los residentes del capitalino barrio de Altahabana, quienes sufren frecuentes asaltos en sus propias casas. Bajo el disfraz de “mensajeros” que vienen a entregar un paquete, irrumpen en los hogares a robar amenazando a los inquilinos con armas blancas. 

Otros no corren con suerte y, tras el encontronazo con los criminales, acaban asesinados. Así ocurrió, afirma un usuario, con un campesino de San Juan de los Yeras, en Villa Clara, apuñalado tras el robo de su caballo. 

Aunque es poco frecuente que los medios oficiales o el Ministerio del Interior ofrezcan una versión oficial de los hechos, a menudo algunas instituciones exponen algunos detalles. Así ocurrió con la muerte de un bebé abandonado por su madre, estudiante de la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar de Villa Clara. Fueron los directivos del centro quienes, en un escueto comunicado de Facebook y durante una reunión, de la cual se filtraron grabaciones, comentaron la gravedad del suceso. 

Los rumores más difíciles de comprobar son aquellos que se refieren a los entornos más herméticos y vigilados por el régimen, como las prisiones. Las condiciones en las que habitan los presos habían sido, tradicionalmente, uno de los secretos mejor guardados por el Gobierno. Sin embargo, el aumento de la población penal en la Isla y la atención mediática que, desde las protestas del 11 de julio de 2021, hay sobre las cárceles cubanas, ha ayudado a esclarecer cómo viven los reclusos. 

Un preso común, identificado como Kevin, fue supuestamente golpeado hasta morir por su carcelero, nombrado Yulieski Montero, en la cárcel de Quivicán, en Mayabeque. Quienes compartieron el suceso denunciaron que otros reclusos a lo largo del país han sufrido maltrato a manos de los policías que los custodian o de otros presos a quienes orientan castigar a los “problemáticos”.

También se ha expuesto en redes sociales el acoso y la manipulación que sufren los familiares de los presos políticos, por parte de los carceleros o agentes de la Seguridad del Estado, cuando acuden a las visitas reglamentarias. Sin embargo, es poco frecuente que los familiares de presos comunes ventilen eventos como estos por miedo a las represalias y a las consecuencias que podría traer la denuncia para los propios reclusos. 

Plataformas más utilizadas y formato de contenido

Este tipo de situaciones trae como resultado que, si bien gran parte de los rumores recolectados se convierten, a la larga, en fuentes de información contrastada –o acaben por ser desmentidos–, existan otras informaciones que no pueden ser comprobadas. Este flujo “informal” de datos corre en paralelo a la prensa del régimen y se vuelve, a menudo, un contrarrelato de la versión oficial de los hechos. 

Sin embargo, también se da el caso de rumores que permanecen estáticos, sin poderse comprobar o desmentir, y que se han vuelto constantes en la recolección. Es el caso de la enfermedad y muerte de Raúl Castro –y también de otros dirigentes, como Ramiro Valdés–, un rumor repetido a lo largo de todo 2022 y que se ha registrado también en los primeros meses de 2023. O de los reportes sobre una “transición fraudulenta” o “cambio fraude”, que describen una suerte de conspiración de la cúpula del régimen para fingir un tránsito a la democracia desde el propio poder, sin comprometer los intereses de ciertos clanes militares vinculados históricamente a los Castro.

Entradas creadas 321

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba