Todo (o casi todo) sobre Luis Alberto Rodríguez López-Calleja

Ilustración: Julio Llópiz-Casal

 

El pasado 1 de julio, los cubanos dentro y fuera del país se despertaron con la noticia de la muerte del General de División Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, de 62 años, debido a un paro cardiorrespiratorio.

Es probable que muchos en la isla hayan pasado de largo ante la noticia. Aunque en el último año López-Calleja comenzó a ser presentado con cierta regularidad en los medios oficiales como “asesor principal” de Miguel Díaz-Canel, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista (CCPCC) y delegado a la Asamblea Popular, la mayor del tiempo fue un hombre de perfil muy bajo. Para quien no haya seguido de cerca su ascenso en los últimos años, seguramente pareciera uno más dentro de la amplia casta de funcionarios estatales. 

Y, sin embargo, nada más lejos de la verdad. A la hora de su muerte, López-Calleja llevaba años dirigiendo el Grupo de Administración Empresarial (Gaesa), un conglomerado tan desconocido para el grueso de los cubanos como decisivo en su día a día. Era justamente su posición al frente del brazo económico de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) ―que controla desde la construcción de hoteles hasta las tiendas MLC― lo que, a pesar de su anonimato, dotaba a este hombre de un poder probablemente solo superado dentro de Cuba por el de su ex suegro, el General de Ejército Raúl Castro. 

A esperas de ver las implicaciones de su fallecimiento dentro del tablero político y económico cubano, te resumimos quién era realmente Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, cómo, a pesar de ser tan desconocido, llegó a ser llamado “el Zar de la economía cubana”; y por qué tanto él como Gaesa fueron sancionados hace un par de años por el gobierno de los Estados Unidos. 

Un hombre del castrismo

Nacido en 1960, López-Calleja fue un hombre estrechamente vinculado al castrismo desde la cuna ―y desde la sombra.  

Su padre, el General de División Guillermo Rodríguez del Pozo, fue durante décadas uno de los hombres más cercanos a Fidel y Raúl Castro. Combatiente del Movimiento 26 de Julio y jefe de los Servicios Médicos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) tras el triunfo revolucionario, en 1982 fue nombrado sustituto de Raúl como ministro de las FAR y Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, condición que mantuvo hasta el año 2000, cuando se retiró a la reserva.

Su madre, Cristina López-Calleja, es una especialista en matemática estadística considerada la mayor experta en temas migratorios cubanos. Según una investigación de Cubanet, sus informes sobre la diáspora fueron utilizados durante años por Fidel Castro para planear su acercamiento a distintos grupos de emigrados y convertirlos en una fuente segura de financiamiento para el régimen.  

Pero probablemente nada haya impulsado tanto la carrera de López-Calleja como su casamiento con Deborah Castro, la hija mayor del Raúl Castro, con quien tuvo dos hijos: el hoy Teniente Coronel Raúl Rodríguez Castro, conocido popularmente como El Cangrejo y  guardaespaldas personal de su abuelo; y Vilma Rodríguez Castro, que fue noticia en 2019 por administrar una mansión habanera de lujo en AirBnB a razón de 650 dólares la noche. 

Una vez dentro del círculo íntimo de Raúl Castro, López-Calleja fue elegido para ayudar a levantar y, posteriormente, administrar Gaesa, el brazo financiero de las FAR y, en la actualidad, el principal conglomerado de administración y gestión empresarial de la economía cubana. Un trabajo para el cual se apoyó en uno de sus hermanos, Guillermo Faustino Rodríguez López-Calleja, uno de los nombres clave detrás de la compleja red de compañías offshore (extraterritoriales) con que el régimen cubano y Gaesa han vadeado las sanciones del embargo estadounidense desde la década de 1980.  

El imperio del Zar

El ascenso de López-Calleja dentro de la cúpula castrista está profundamente ligado al crecimiento de Gaesa. 

López-Calleja llegó a Gaesa en 1996, cuando tenía 36 años. Para ese entonces, ya estaba casado con Deborah Castro Espín, había pasado por varios puestos del Minfar y cumplido misión internacionalista en Angola con la Contrainteligencia Militar. Inicialmente, trabajó a las órdenes del General de División Julio Casas Regueiro, quien diseñó Gaesa para  administrar y supervisar entidades de las Fuerzas Armadas que operaran en divisas. 

Mientras Fidel Castro dirigió el país, Gaesa fue una compañía más dentro del conglomerado empresarial estatal. Sin embargo, eso empezó a cambiar a partir de 2008, tras el ascenso de Raúl al poder. Para ese entonces, López-Calleja ya era uno de los integrantes de la Comisión Política Económica, una suerte de consejo creado por Raúl para trazar lo que luego se conocería como los Lineamientos de la Política Económica y Social del VI Congreso del PCC. 

Las reformas acometidas por el menor de los Castro y su Comisión Política Económica también se hicieron sentir en la estructura empresarial cubana. Los principales beneficiados fueron López-Calleja y Gaesa, cuyos dominios administrativos comenzaron a expandirse rápida y silenciosamente. 

En 2010, Gaesa absorbió Cimex, hasta entonces bajo el control de Fidel Castro. Esta corporación estatal, que comprendía cerca de un centenar de empresas dedicadas a las remesas, los negocios turísticos, inmobiliarios y de importación/exportación, fundamentalmente, hizo que Gaesa triplicara automáticamente su tamaño.

En 2011, mientras López-Calleja encabezaba la Comisión del Gobierno para la Atención a la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, Gaesa ―a través de su holding Almacenes Universales― fue la encargada de gestionar los mil millones de dólares concedidos por Odebrecht y el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil para ampliar y modernizar el Puerto del Mariel, cuyo tráfico controla desde entonces.

Durante los siguientes años, el conglomerado siguió alimentando su cartera con la incorporación de empresas estatales claves: Habaguanex, Fincimex, el Banco Financiero Internacional y parte de Etecsa, con lo que amplió sus instalaciones turísticas, el control de las divisas y su participación en el creciente rubro de las recargas telefónicas. 

Desde entonces, Gaesa no ha parado de apoderarse de los rubros y las empresas más rentables del país, consolidándose como el oligopolio de negocios más grande de la isla. Además de todo lo anterior, controla la industria militar, decenas de inmuebles turísticos en todo el país en convenio con cadenas internacionales la red nacional de Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) y una larga lista de compañías navieras, inmobiliarias, de construcción, de renta de automóviles y de comercio internacional, entre otras. 

Ello ha llevado a varios especialistas a estimar que Gaesa controla alrededor del 70 por ciento de la economía nacional. Sin embargo, no está sujeta al monitoreo de la Contraloría General de la República. A pesar de ser la encargada de administrar la mayor parte de los recursos del país, el hecho de formar parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias hace que su actividad sea considerada secreto de Estado. 

Si López-Calleja era llamado “el Zar de la economía cubana”, era justamente por el hecho de dirigir desde las sombras un imperio tan vasto y opaco como Gaesa. No en vano, ya en 2015 Bloomberg lo presentaba como el hombre que decidía cuáles inversores extranjeros conseguían las mejores ofertas de negocios en Cuba. 

¿Solo un “gran empresario”? 

Tras el nombramiento de Miguel Díaz-Canel como presidente de Cuba, fue usual que López-Calleja lo acompañara en sus viajes al exterior. 

En 2018 fue captado en la Iglesia Riverside de Nueva York, Estados Unidos, donde Díaz-Canel se reunió con emigrados cubanos después de participar en la 73ra Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU). 

En 2019, fue parte de la comitiva presidencial que visitó varios países de Europa, Asia y América Latina, entre ellos Irlanda, Bielorrusia y Azerbaiyán. También integró la delegación que representó a Cuba en la Cumbre del Movimiento de Países no Alineados. 

A pesar del silencio de los medios oficiales sobre su presencia en estos eventos, el gobierno mexicano lo presentó en 2019 como asesor principal de Díaz-Canel, cargo por el que, poco a poco, empezó a ganar cierta visibilidad dentro de Cuba. 

En abril de 2021, justo cuando Raúl Castro abandonó la dirección del PCC, López-Calleja fue ascendido al Buró Político de su Comité Central, el reducido grupo de burócratas y generales que controlan el destino del país. Seis meses después, en octubre, fue electo como diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular por el municipio villaclareño de Remedios. 

Aunque  siempre fue esquivo a los medios, varios analistas indicaron que estos últimos movimientos, más que asegurar la representación de la familia Castro en la dirigencia nominal del país, parecían señalar que López-Calleja tendría un papel cada vez más relevante en el entramado político del post-castrismo. 

La última vez que se le vio en actividades políticas fue en mayo de este año, cuando acompañó al Primer Ministro cubano, Manuel Marrero, a Venezuela, principal aliado del régimen cubano. El objetivo de la visita: «refundar” la cooperación entre ambos países para fortalecer las relaciones a la luz de “los nuevos tiempos”. 

Las sanciones de Estados Unidos

En septiembre de 2020, Estados Unidos sancionó a López-Calleja. El Departamento del Tesoro lo incluyó en la Lista de Nacionales Especialmente Designados y Personas Bloqueadas por utilizar los ingresos económicos generados por GAESA para “reprimir al pueblo cubano y financiar la dominación colonial y parasitaria de Venezuela”. 

Tres meses más tarde, en diciembre, fue el turno de GAESA. El Departamento de Estado la añadió a la lista de entidades cubanas restringidas al comercio con Estados Unidos por evadir las leyes del embargo a través de negocios establecidos en Panamá y por beneficiar desproporcionadamente al aparato militar a expensas del pueblo cubano. 

En efecto: parte del éxito de Gaesa se basa en la creación de un complejo entramado de instituciones ubicadas fuera de Cuba para evadir las sanciones de EEUU. También, en la utilización de las ganancias para financiar la represión contra la disidencia, la construcción de nuevos proyectos hoteleros y la compra de productos que luego vende a sobreprecio a la población en las tiendas en moneda libremente convertible (MLC).  

Es el caso de Fincimex, una empresa financiera de inversión y remesas propiedad de Gaesa también incluida en la lista de entidades cubanas restringidas al comercio con Estados Unidos por “subvertir las restricciones al comercio internacional” desde Panamá. 

Sin embargo, los tentáculos de Gaesa también incluyen una compleja red de empresas offshore, la mayoría ubicadas en paraísos fiscales y países europeos, creadas por el régimen desde la década de 1980. Según investigaciones de 2021 del Miami Herald y ADN Cuba, uno de los nombres clave detrás de dicha red es Guillermo Faustino Rodríguez López-Calleja, hermano del recientemente fallecido Zar de Gaesa.

Estas investigaciones, en conjunto con las filtraciones de los Panama Papers, revelaron que Guillermo Faustino está vinculado a al menos nueve compañías offshore creadas por el régimen cubano en Europa fundamentalmente desde la década de 1990. Dichas compañías manejan cerca de una veintena de barcos -generalmente con bandera panameña- con los que realizan actividades de importación y exportación eludiendo las sanciones comerciales de Estados Unidos. 

Sin embargo, Guillermo Faustino no es la única persona vinculada al régimen y a Gaesa que administra compañías de este tipo. La Coronel Ania Guillermina Lastres Morera, quien hasta el momento de la muerte de López-Calleja ocupaba la primera vicepresidencia del conglomerado ―hoy presidencia interina, presumiblemente―, también ha aparecido vinculada a empresas offshore en Panamá e Inglaterra. 

Según una investigación de 2021 de ADN Cuba, Lastres ―también miembro del CCPCC y diputada a la Asamblea Nacional―, aparece como secretaria o directora de al menos tres empresas comerciales inscritas en Panamá en la década de 1980 y una cuarta creada en Inglaterra en 2019.

¿Por qué el Departamento de Estado acusa a Gaesa y sus empresas asociadas de beneficiar desproporcionadamente al aparato militar? 

Porque buena parte de los miles de millones de dólares que el conglomerado ha facturado en los últimos años en concepto de remesas, recargas telefónicas, turismo y más, han sido reinvertidos desproporcionadamente en el sector inmobiliario.  

Según el economista cubano Pedro Monreal, solo durante el primer trimestre de 2021, en plena crisis de covid-19, alimentaria y turística, los servicios empresariales, inmobiliarios y de alquiler ocuparon casi 4.400 millones de pesos, el 50 por ciento de toda la inversión nacional. Durante esos meses, la cantidad de dinero utilizada por Gaesa en la construcción de hoteles y negocios similares fue 157 veces superior a la dedicada a la salud pública y 350 veces superior a la destinada a la educación. 

Por otra parte, las tiendas MLC, controladas por Gaesa, venden los productos a la población con al menos un 240 por ciento de sobreprecio, según el economista Emilio Morales. Parte de ese capital, asegura Morales, se reutiliza en la compra de los equipos e insumos necesarios para las actividades de las fuerzas represivas del régimen, que van desde la vigilancia física hasta la censura online.   

También vale la pena recordar que en junio de 2018, Roger Noriega, ex subsecretario de Estado para Asuntos Hemisféricos de Estados Unidos, aseguró a congresistas de ese país que López-Calleja era el encargado de coordinar al personal militar cubano asignado al tráfico de cocaína hacia Europa y África Occidental a través del puerto venezolano de La Guaira.

Un vacío inesperado

Aunque la muerte de López-Calleja no debe haber tomado desprevenido a nadie dentro del régimen, el grueso de los analistas coincide en que su partida trastoca grandemente los planes de Raúl Castro para el futuro del país. En lo adelante habrá que ver quién cuenta con la suficiente confianza por parte del General como para quedar al frente del imperio de Gaesa. 

Entradas creadas 14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 20 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba