Niurka Caballero

Niurka Caballero: “El 11 de Julio fue el único día que yo me sentí libre en mi país”

Ilustración: Alejandro Cañer

Es tarde en la noche, y mi amiga Yani Martin, actriz y creadora del proyecto infantil Para Bajitos, me llama porque está buscando una actriz cubana para una función especial de su obra La Muñeca Alina

Juntos repasamos la larga lista de actrices que han cruzado el charco en los últimos años. En otra época la lista hubiese sido mucho menos larga, pero en este momento histórico en que han llegado a Estados Unidos más de 135 mil cubanos solo en lo que va de 2023, tuvimos que dedicarle un mayor tiempo a nuestra tarea. 

Uno de los primeros nombres que surge en nuestra conversación es Niurka Caballero. Yani había trabajado con ella en el programa infantil Sopa de Palabras, y habían coincidido en otras varias ocasiones. Yo apenas la había conocido en el estreno de la película Plantadas en Miami, en donde ella tiene una pequeña participación, pero la realidad es que nos conocemos desde hace mucho tiempo atrás. 

La tarde del estreno de Plantadas durante el Festival de Cine de Miami, nos encontramos a la salida del teatro y cruzamos algunas palabras. Yo la felicito por su trabajo, ella me recuerda que somos amigos en Facebook. Hace mucho que no entro a Facebook y he perdido el hilo de lo que acontece en ese espacio virtual, así que me toma un tiempo recordar su perfil y alguna que otra interacción nuestra en el ciberespacio. Claro que sí la recuerdo. Somos amigos de Facebook desde hace mucho tiempo, tanto que ni recuerdo. Es lindo saber que una red social no es tan solo red, sino también puente. Sobre todo puente.

¿Quién es Niurka Caballero?

Niurka Caballero es una muchacha sensible, apasionada y amante de la libertad. 

¿Me pudieras contar algún recuerdo que atesores de tu infancia?

De mi infancia atesoro y voy a llevar conmigo siempre todos esos momentos que viví con mis abuelas y mi padre que tuve la suerte de tenerlos en mi infancia y que desgraciadamente ya no se encuentran en este plano terrenal.

Trabajaste en la Televisión Cubana en espacios como Tras la Huella, y el dramatizado infantil Sopa de Palabras, entre otros. ¿Cómo es la experiencia de hacer televisión en Cuba en estos tiempos?

Hacer televisión en Cuba en estos momentos es bastante complicado porque todos sabemos que la televisión lleva dinero, recursos, y al no invertirse en ellos pues no se obtiene el resultado esperado. Desde el punto de vista de mantenimiento de estudio, transportación, salario, alimentación. Es bastante complicado y es casi una proeza hacer televisión en Cuba en estos momentos.

 ¿En qué momento tomaste la decisión de salir de Cuba?

Yo tomé la decisión de salir de Cuba en un momento en el que vi que definitivamente ya yo no podía continuar viviendo allí. Ya yo no cabía allí. El 11 de Julio para mí fue un antes y un después. Yo salí a las protestas y después de ese día ya no fui la misma. Después de todo lo que pasó, de como ellos se comportaron, de toda la violencia… Yo no podía continuar viviendo en un lugar así. El 11 de Julio fue el único día que yo me sentí libre en mi país. Y yo sabía que después de eso yo no iba a poder continuar viviendo en un país donde no se me permitiera soñar y mucho menos cumplir mis sueños. 

¿Cómo llegaste a Miami?

Yo hice la travesía de Nicaragua hasta los Estados Unidos en un momento en el que yo dije: “O todo, o nada” porque ya estaba muriendo en vida en Cuba, y pensé que me iba a enfermar de los nervios de lo mal que me sentía. Entonces, llego a Kentucky que es donde está mi hermano, y luego bajo a Miami porque era donde realmente quería estar.

¿Qué fue lo que más te sorprendió al llegar a Miami? 

Miami me encantó desde la primera vez que vine. Es un lugar en el que me sentí inmediatamente como si estuviera en casa. Sentí que encajaba perfectamente aquí, que era mi pequeño espacio en el mundo donde podía sentar raíces, y donde la nostalgia podría pesar un poco menos, porque tengo muchísima gente del lado de acá, porque el clima es maravilloso como el de Cuba, porque definitivamente Miami es esa Cuba libre y próspera que todos los cubanos soñamos. Y que por lo menos aquí en Miami tenemos la posibilidad de vivirla. Miami es la prueba viviente de todo lo que puede hacer un cubano en libertad. 

En Miami, tuviste la oportunidad de participar en la película Plantadas de Lilo y Camilo Vilaplana. ¿Cómo llegaste a la película?

Yo estaba en Kentucky viviendo con mi hermano y me avisan de este casting presencial aquí en Miami. Entonces me permitieron hacer una audición online, y ese día me aprobaron el casting. Yo estaba súper feliz, te podrás imaginar. A menos de un mes de llegar a Estados Unidos, estar en un proyecto como este con Lilo Vilaplana, haciendo un personaje negativo, y sobre todo trabajar en una película que hacía una denuncia tan importante para mí. Entonces, vine a la lectura del guion de la película, regreso a Kentucky, y cuando me mandan el plan de rodaje, coincide con una cita importante a las que no podía faltar. Y no podía moverme de Kentucky en ese momento. El mundo se me vino abajo. Hablé con Irasema, le expliqué lo que me estaba pasando y lamentablemente no pude hacer ese personaje para el que me habían hecho casting originalmente, pero les agradezco infinitamente a Lilo e Irasema porque se las ingeniaron para darme otro personaje de carcelera, y por lo menos no quedarme fuera del proyecto. Yo estoy súper orgullosa de haber trabajado con ellos y con esa actrices maravillosas y talentosas, y ser parte de una una película que denuncia a esa dictadura cubana y resalta el trabajo que hicieron todas esas mujeres valientes que fueron las plantadas. 

Para el público infantil participaste en la obra La Muñeca Alina junto Yani Martin con su proyecto Para Bajitos. ¿Cómo fue esa experiencia?

Interpretar a la muñeca Alina es un regalo muy especial que me dio la vida y algo que voy a atesorar siempre. Imagínate que fue la primera vez que tuve la posibilidad de pisar un escenario aquí en Miami. Era la primera vez que me presentaba el público de Miami y especialmente ante niños; y además yo amo las tablas. Y de reencontrarme con Yani que es una maravillosa actriz y maravilloso ser humano, con la cual ya había tenido la posibilidad de trabajar en Cuba, fue maravilloso. Se trabaja muy cómodo con Yani, porque ella te deja crear, además de que es una excelente actriz y entonces puedes reaccionar perfectamente a ella en escena. Y realmente estoy muy feliz de haberle podido dar vida a ese personaje que me dio tantas alegrías. 

¿Qué es lo que más extrañas de Cuba? 

Lo que más extraño de Cuba es a mi mamá, a mis dos sobrinos, a mis tíos, mis primos, mi familia maravillosa, y los amigos tan especiales que dejé allí. 

¿Y lo que menos?

La falta de libertad. 

Una película: La vida es bella

Una canción: Yo viviré, de Celia Cruz

Un libro: El Principito

Una ciudad: Miami.

Un olor: el olor de mi madre.

Un sabor: Chocolate

Una persona: Mi madre. 

Una red social: Youtube

Un sueño: Que toda mi familia sea libre. 

Un mensaje para la gente que sigue en Cuba: No dejen que nadie se apodere de sus sueños.

Hansel Porras García (n. 1994) es un actor, escritor y cineasta queer cubano radicado en Miami. Sus obras exploran la multiculturalidad de la comunidad hispana de Miami, centrándose en la diáspora cubana y examinando temas como la inmigración, la familia y la identidad.
Entradas creadas 26

2 pensamientos en “Niurka Caballero: “El 11 de Julio fue el único día que yo me sentí libre en mi país”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba